"¡¿Ese es Cabito?!", se preguntaron los fotógrafos al verlo llegar al Teatro Astros para el estreno de Mentiras Inteligentes. Y sí, era Eduardo Massa Alcántara, más conocido por todos como Cabito, solo que por su nueva figura está literalmente irreconocible.

Cabito (Foto: Verónica Guerman / Teleshow)
Cabito (Foto: Verónica Guerman / Teleshow)

Hace un año y medio el coconductor de Basta de todo (Metro 95.1) decidió dar un gran paso cuando aceptó someterse a un by pass gástrico. Antes de operarse pesaba 180 kilos y su salud estaba seriamente comprometida por el sobrepeso. Así que le hizo frente a sus miedos y pasó por el quirófano. Desde entonces su vida cambió por completo.

"Operarme me salvó la vida", le había dicho Cabito hace unos meses a Teleshow cuando los resultados de la cirugía bariátrica que se había practicado empezaron a evidenciarse en su cuerpo. El comediante y guionista había explicado que su problema de obesidad tenía que ver con el hecho de ser insulinodependiente, lo que le hacía fijar las grasas. Y que por eso no le había quedado otra alternativa que la intervención quirúrgica para reducir su peso.

"Te achican el estómago y te lo dejan como a un nene de tres años, chiquitito. Y te hacen lo mismo con parte del intestino. Se resetea el páncreas. Como yo era diabético, a partir de eso no me apliqué más insulina", explicó Cabito, que ya logró bajar 85 kilos. Y agregó: "Me alargó la vida. Calculo que ahora me voy a morir de cualquier cosa menos de gordo o por ser diabético".

Cabito antes de la operación
Cabito antes de la operación
Cabito, antes de la operación, con su pareja
Cabito, antes de la operación, con su pareja

Tras disfrutar de la obra que protagonizan Arnaldo André, Betiana Blum, Mariano Martínez y Florencia Torrente, Cabito posó para los fotógrafos en el hall del teatro. Y más allá de los cambios estéticos que saltan a la vista, ya que hace rato se ubica debajo de la barrera de los 100 kilos, dejó en claro que los cambios en su calidad de vida, que van desde el momento de tener que comprase ropa hasta cuando debe subir a un avión, hicieron que su decisión de operarse bien haya valido la pena.

Sin embargo, Cabito aclaro que para llegar a los 95 kilos que pesa actualmente debió empezar una rutina de actividad física, además de cambiar sus hábitos de alimentación. "Ahora entreno cinco veces por semana: tres con un personal trainer y dos haciendo boxeo, porque tengo que recuperar músculo. Así que estoy con todo", dijo, feliz con un cambio notable a simple vista.

(Fotos: Instagram)
(Fotos: Instagram)

SEGUÍ LEYENDO