Tras el escándalo que desató la denuncia pública por acoso sexual de Calu Rivero contra Juan Darthés, Enrique Quique Estevanez, productor de Dulce amor, la ficción en la que habrían ocurrido los hechos, contó por primera vez lo que vivió durante las grabaciones.

"Calu me vino a ver sobre el final de la tira, ya que nosotros teníamos arreglado que se iba dos meses antes a estudiar inglés, y me dijo que estaba incómoda y que no iba a volver, no me dio explicaciones", reconociendo que la actriz no la estaba pasando bien en el set junto a Darthés.

En diálogo con Agarrate Catalina, Estevanez agregó que organizó una reunión entre las dos partes dado que Rivero le pidió no hablar del tema. "No hablé de ese tema con Darthés, Calu no quería hablar de eso. Yo le ofrecí juntarla con Darthés, pero no quería saber nada. Si a Juan me lo cruzo, hablo".

Quique manifestó que se ilusiona con un encuentro entre los actores para finalizar con la polémica. "Sería lindo que Darthés y Calu Rivero se reúnan y hablen. En definitiva, sería lindo que no pasen estas cosas".

Consultado por qué no está su hijo Sebastián en sus últimas producciones y si es cierto que quiere independizarse, el productor contó: "No es que se quiere independizar, él siempre fue independiente. Sebastián es socio de esta productora, opina y toma decisiones prácticamente a la par mía. No es cierto que estamos peleados, nos amamos y nuestra relación está intacta". 

SEGUÍ LEYENDO