"¡Mauro, llegaste ocho años tarde al mundial!", se lee por ahí, perdido entre los comentarios que surgen de a cientos en cada posteo suyo en las redes sociales. La referencia, claro, tiene que ver con que Mauro Icardi se quedó afuera sobre el final de la lista de la Selección que disputará Copa del Mundo de Rusia.

Pero la broma además se vincula con Sudáfrica. Porque mientras Lionel Messi y los suyos hacen la puesta a punto en Barcelona, Icardi pasa sus vacaciones con Wanda Nara en el continente africano. Y sí, en el mismo país donde se disputó el mundial de 2010. Porque el ingenio popular siempre está al día…

El 9 del Inter y su esposa y a la vez representante (como tal, Wanda ha dejado entrever que la no convocatoria de Mauro excede lo futbolístico) llegaron a la tierra del inolvidable Nelson Mandela en un avión privado, tras haber hecho escala en Dubai.

Valentino, Benedicto y Constantino quedaron al cuidado de su papá, Maxi López.

¿Y las nenas, Francesca e Isabella? Con la mamá de Wanda. Porque el futbolista y la ex modelo quisieron tomarse unos días para ellos dos solos, sin la compañía de los pequeños.

Quizás siguiendo los consejos del guía de safari Jakob Von Plessen, marido de Zaira Nara, buscaron conectarse con los animales que viven en libertad, pero dentro de los límites de una reserva ecológica. Hasta ahí llegaron en una avioneta sin tanto lujo, es cierto, pero igual de exclusiva.

Entonces sí, ya con la vestimenta adecuada (aunque Icardi optó por unos mocasiones que parecen más adecuados para recorrer una ciudad europea), arrancaron con un safari, donde fotografiaron cebras, jirafas y también una peligrosa cobra que se cruzó por la carretera.

(Fotos y videos: Instagram)
(Fotos y videos: Instagram)

Allí, en la naturaleza más salvaje, permanecerán varios días. Luego será momento de volver a otras junglas. La de cemento, en Milán, y la del fútbol, en la cual -como ha contado Wanda más de una vez, narrando sus experiencias como empresaria- también es de temer.

SEGUÍ LEYENDO