(Télam)
(Télam)

Débora Pérez Volpin (50) construyó una importante carrera en el periodismo y trabajó durante casi 25 años en TN y El Trece. En 2017 había decidido dejar de ser comunicadora para lanzar su carrera política. De la mano del partido Evolución, se postuló como candidata a legisladora y ganó la banca.

El martes 6, se generó una gran conmoción cuando se conoció la noticia de la muerte de la ex conductora del noticiero Arriba Argentinos. Por un fuerte dolor abdominal, había ido al Sanatorio de La Trinidad de Palermo. Le realizaron una endoscopía digestiva alta y durante el procedimiento sufrió un paro cardiorrespiratorio.

(Damián Rodríguez)
(Damián Rodríguez)

Antes de estudiar periodismo, Débora quería ser médica, siguiendo los pasos de su padre, Aurelio Pérez Flores, un hombre que marcó su vida. Sin embargo, decidió no seguir el mandato familiar y estudiar la carrera de Comunicación en la UBA. No se equivocó, porque pudo desarrollar su profesión con éxito durante muchos años.

El año pasado, el fallecimiento del ex director del Hospital Fernández fue un golpe durísimo de sobrellevar, pero también la impulsó a cumplir con su profundo deseo de incursionar en la política. En diversas entrevistas, la legisladora reflexionó sobre la muerte y la pérdida de su querido padre.

"Cuando no esté, me gustaría que me recuerden como a una buena persona", dijo el año pasado la periodista en el programa Sobremesa, en radio Milenium. En esa misma nota, también había confesado que la muerte que más había llorado era la de su papá: "Fue hace poco, él sigue siendo mi ejemplo y la columna de la familia que tanto le costó construir".

"¿Le tenés miedo a la muerte?", le preguntaron en una entrevista con El Intransigente. "Ehmm… La tuve cerca este año con mi papá y la verdad es que he aprendido a conocerla de otro modo", contestó Débora.

"La partida de mi papá movilizó todo este cambio de vida", dijo en una charla con Perfil sobre su decisión de dejar el periodismo. "Yo lo cuidé mucho, y si esta propuesta hubiese llegado unos meses atrás, habría dicho que no. Estaba ocupándome de su salud, de su cuidado, ahora mi mamá sigue viviendo en la misma cuadra de mi casa. O sea que ellos me eligieron para que los cuide", agregó entre lágrimas.

Cuando le preguntaron qué hubiera pensado Aurelio sobre su cambio de carrera, contestó: "Con papá hablábamos mucho de política, a él le hubiera encantado saber que tomé esta decisión, y estoy segura de que se hubiese sentido orgulloso".

"Es una persona que me marcó un montón, y llegó esta propuesta, esta posibilidad de cambio, que coincide con cómo uno se siente cuando parte un ser tan especial. Me conmovió que todo sucediera en el mismo momento. Fue como si él me lo hubiera mandado", manifestó Pérez Volpin, tras dejar su trabajo en la televisión para comenzar su carrera política.

Débora asumió en diciembre de 2017 su cargo de legisladora porteña del partido Evolución. Llegó a participar de una sola sesión el pasado 22 de diciembre y debía retomar su actividad el 1 de marzo. Más allá del poco tiempo que pudo dedicarse a la política, cumplió con sus sueños y ambiciones, dejando una huella imborrable.

LEA MÁS: