"Lo haría con el mismo amor si estuviera octavo en las mediciones", dice Beto Casella, que desde hace años lidera las mañanas con Bien Levantado, el clásico radial que creó y acaba de mudar a la Rock & Pop. "Voy a una radio que ya tiene su público, por lo cual desembarco ahí con mucha gente que me sigue hace años, y con un público que está en esa radio que, por ahí, no quería que le cambien la programación… Ya me pasó en Mega, me pasó en Pop. Insólitamente siempre liderando".

Beto no le teme al desafio de levantar la mítica FM junto a su equipo: Lola Cordero, Alacrán, Fernanda Carbonell, Elio Rossi y Pipo Rossi. "Soy cero morfón. Hay mucho monologuista en radio que está 25 minutos hablando de Panamá Papers o del caso  Maldonado. Yo hago 'tun, tun, tun, tun', de deporte, de espectáculos, de actualidad, de lo que está pasando. Voy de Donald Trump a Shakira. No dejo afuera nada".

Además, Casella vuelve este lunes a Bendita TV en su decimotercera temporada, y confirma que al panel estable conformado por Any Ventura, Edith Hermida, Lola Cordero y Alejandra Maglietti se suman Mercedes Ninci y Carla Czudnowsky. Y descarta por completo los comentarios que indicaban que Maru Fernández fue desvinculada del ciclo por competir con él en horario radial.

"Cuando Mariela me cuenta que iba a ir a La 100  a las 9 de la mañana, yo estaba pensando que iba a volver a hacer las 6. Todos están haciendo otro laburo y en otras radios. Imaginate que todo el tiempo pasa. Por suerte tienen laburo", explica Beto, quien asegura no estar molesto con la conductora. "Si hoy alguien me dice: 'Che, tenemos ganas de armar algo', sin hipocresía a Mariela la pongo en la lista: 'Llamala a Mariela para conducir'. Es buena mina".

Beto Casella acaba de debutar con su clásico “Bien levantado” en Rock & Pop
Beto Casella acaba de debutar con su clásico “Bien levantado” en Rock & Pop

—¿La radio es el medio que no te puede faltar?

—Creo que no. Pensando en el futuro incluso: me veo hasta mis últimos días jodiendo, aunque sea en una radio chiquita.

—Estás pensando en el retiro con una radio.

—Sí. De hecho, para joder tengo mi propia radio web que es todo el día música. Se llama "Onda Beto". Muchísima gente se bajó la aplicación y la escucha. Pero bueno, presumo yo también que en tres, cuatro años las antenas van a ser una reliquia de museo que los chicos de la escuela primaria van a ir a visitar, y todas las radios serán online.

—Cuando dijiste "presumo que en tres o cuatro años…" pensé que me ibas a decir: "Me voy a ir de la tele". Y más de uno se iba infartando.

—Pero se terminará en algún momento, la gente se cansará. Por suerte no se cansan y es extraño: me parece desmesurado un éxito de permanencia. Y además de muchas marcas que auspicien; eso es importante para un canal de televisión. Siempre con un público persistente, tanto en la tele como en la radio. Me dicen: "Yo te escuchaba en la secundaria y ahora tengo dos pibes que fueron creciendo con vos". A mí me mortifica un poco no poder contestarle a todos. Contesto mucho, a veces me siento horitas, eh: "Gracias", "Gracias", "Gracias". Pero igual te mortifica no poder contestarles a todos porque es mucho amor. Después, por supuesto, en redes están los que te putean.

—La impunidad de las redes es muy impactante.

—Sí, hay una especie de pequeña madriguera donde se metió gente a pelear todo el día. Por ahí puede haber alguna chica que haya querido estar donde estás vos y que solo por eso te busque defectos y te diga barbaridades.

—La grieta política ha magnificado eso. En mi caso, según a quien entreviste, soy criticada de un lado u otro.

—A mí me pasa. En general me mandan más K que "gorila". Y eso que no he hecho grandes manifestaciones, ni estuve en actos.

Beto Casella vuelve mañana a Canal 9 en una nueva temporada de “Bendita TV”
Beto Casella vuelve mañana a Canal 9 en una nueva temporada de “Bendita TV”

—No estás en la foto con Cristina.

—Vino un día a mi programa. No era un logro periodístico. Cuando me la proponen, dije: "Esto es más para quilombo que para algún tipo de reconocimiento profesional". Es como si hoy entrevistás al presidente Macri, te van a pegar de todos lados, hasta algunos colegas. Nunca fui a un acto como para estar en una foto, pero tampoco juzgo al que lo hizo. Salvo algún piola que por ahí cobró mucha plata por hacer más películas que el resto. Yo respeto a los muchachos y a las chicas que abrazaron esa gestión por ideología, como ahora los chicos que militan en Cambiemos desde las redes, donde sea, que son muchísimos también. Y por eso también creo que los que comunicamos deberíamos ser respetuosos. Hay un discurso que si votaste a Scioli en el 2015 sos ladrón, si votaste a Macri o lo volviste a votar ahora en las legislativas sos gorila y estás con el neoliberalismo. Hay una bajada así desde los que comunican.

—¿Estamos pasados de corrección política?

—No creo. Está buena esta cosa caliente de empezar a repensar un poco todo. Como pasó con el divorcio en su momento y con el matrimonio gay, estamos un pasito adelantados respecto a otros países, por lo menos de la región. Estamos dando un pasito respecto de concientizar en un montón de cosas que tienen que ver con violencia de género, con abuso, con acoso, con maltrato, que se charle el tema sobre todo entre la gente que comunica. No sé si se está dando en otros países. Y me parece que habla bien de nosotros.

—¿Qué opinás de lo que pasó esta última semana con Roberto Pettinato?

Calu Rivero acusó a (Juan) Darthés de cierto abuso en el toqueteo; Darthés lo niega: "¿Qué opinas?". ¿Qué puede opinar alguien? En principio te voy a decir que apoyo absolutamente. "¿Cinco años después te acordás?". No, no se acordó cinco años después; cinco años después se animó. El otro día, Cecilia Roth, que no es una nena adolescente que podés decir que está en crisis con su identidad y demás, contó hace poquito una violación, nada menos. Mirá lo que se guardó. Hay que estar en el alma de esa mujer para ver por qué no lo contó. Incluso hay mujeres que te cuentan: "¿Vos sabés que yo me di cuenta diez años después que me abusaron o que me bancaba cosas horribles?". Si se dio cuenta ahora, ¿cuál es el problema?

—Hemos naturalizado demasiadas cosas las mujeres, y es muy importante que empecemos a hablar.

—Hablamos de las cosas jodidas. Algún tipo de abuso, algún tipo de acoso que te condiciona la vida de laburo de todos los días. Hay mucho pajero en éste medio. Como lo habrá en un banco, en una fábrica o en una oficina.

—¿Creés que van a aparecer más casos de los que venimos viendo?

—Es probable. Yo jamás fui ni siquiera de: "Ay, Tati, ¿vos no necesitás un masajito?". Lo cual, si es consensuado, vale. Si una chica está trabajando en una oficina y dice: "Ay che, estoy hecha pelota, ¿quién me hace…?". Perfecto. No estoy juzgando por ahí cosas que pasaban hace diez años y hoy se empiezan a mirar con otra lupa y me parece bien. (Josefina) Pouso contaba el otro día algo así como: "Yo sé que formé parte", pero también puedo entender a una chica que por ahí decía: "Si yo no me cruzo de piernas todos los días voy a quedar como: 'Ay, ahora la señorita quién se cree que es'". Entonces jugaba ese juego porque no le quedaba más remedio. Por otro lado, ahora se habla de que el piropo es una invasión. Ok, puede ser. Pero por ejemplo yo vi parado en un semáforo a una señora que venía caminando, y un señor que pasa algo le susurra y debe haber sido algo lindo porque yo le vi iluminarse la cara a esa mujer. Capaz que para ella fue lo más lindo que le pasó en el día. Hay que diferenciar algo lindo que te puedan decir al pasar, que no invada, que no agreda, que no sea genital ni asqueroso, del baboso, del tipo que ya avanza un poquito, que toca, que pone condiciones. Ni hablar del que además mezcla cierto toqueteo impropio con cierto maltrato.

—¿Sos feminista?

Desde los 18 años, sí. Yo a los 18 o 20 años decía: "No entiendo por qué se le da a la mujer el rol de ama de casa por obligación". Ya me parecía una locura que la mujer estuviera cuatro horas cocinando para que los tipos vengan en veinte minutos, coman, eructen, y después la mujer tuviera que ir a lavar durante una hora y media. Siempre me pareció una cosa de sometimiento. En nuestro momento, no de descontrol pero de tanto sexo ocasional, cuando éramos solteros, chicos y hacíamos de todo, aún en ese ámbito en Haedo había respeto reverencial por la mujer. No necesité llegar al 2018. Hay cosas que a mí me vienen escandalizando desde los 20 años, no me subo ahora a una cosa de moda.

—Tampoco te horrorizás con esto de las "feminazis".

—No. Te digo la verdad, me parece que está de más ir a tirar excremento a la Catedral o algunas pintadas, "La Iglesia es la dictadura". Me parece que desenfoca. Yo enfocaría más en los chicos, en la concientización.

Beto Casella y su gran pasión, la radio.
Beto Casella y su gran pasión, la radio.

—Te cambio de tema: ¿te separaste?

—Estoy en un impasse. Siempre me resultó rara esa palabra pero no está mal cuando no sabés qué va a pasar pero sabés de qué persona se trata, y que la querés muchísimo y que estuviste bastante tiempo, como es el caso de Carolina (Wyler). Últimamente armamos mesas de separados porque hubo dos o tres separaciones en mi entorno, un poquito más concluyentes, uno de los dos dijo: "No quiero", pero hasta lo bloqueó de todo. No es estrictamente mi caso. No podría decirte: "No vuelvo ni loco porque…".

—Ni es en malos términos.

—No, para nada. Mirá, es una bendición en este caso Carolina. Con Patricia, la mamá de mis hijos, somos no te digo que socios pero yo estoy atento a sus negocios, porque por suerte le va bien, y sabe que lo que necesite 24 horas "0800-Beto", estoy.

—Eso me cuentan de vos: que sos un tipo muy atento, muy pendiente de tu gente en general.

—A veces me genera alguna reprimenda de gente que me quiere, tipo: "¿Quién te nombró mártir?". Nadie, me surge el auxilio. Si sé que Tatiana no puede pagar el alquiler, me surge el auxilio. Hablo de mi entorno, de mis productores, de la gente que labura conmigo.

Solidario y comprometido, Beto Casella formo “La cooperativa” con la que todos los meses ayuda a 40 colaboradores que lo acompañan en radio y TV.
Solidario y comprometido, Beto Casella formo “La cooperativa” con la que todos los meses ayuda a 40 colaboradores que lo acompañan en radio y TV.

—Ese comentario me llegó también: que sos muy generoso y protector de la gente que trabaja con vos.

—Por supuesto. Primero lo que haga falta. Y cuando eso se traduce también en un mango para pagar el alquiler, mi entorno sabe que estoy. Tenemos un fondo que llamamos "La Cooperativa", donde hay cuarenta personas que todos los meses tienen una retribución extra. ¿Sabes por qué lo digo, Tatiana? Porque me parece que los conductores que están en mi nivel de ingreso y de laburo, de cierta prosperidad temporaria deberían, si tienen un pibe ganando cuatro mil mangos, agregarle unos pesos.

—¿Vos a tu gente la ayudás un poco más todos los meses, por afuera de su sueldo? ¿Hay un monto para cada uno, más allá de que tengan o no algún problema personal?

—Sí, todos los meses. Aunque no tenga ningún problema personal a mí me parece natural que tengan un plus porque más o menos sé lo que ganan. Y en algunos casos están lejos de lo que gana uno. Y la verdad que si hacés radio de 6 a 9, si el conductor se levanta a las 5, el productor está levantado desde las 4. Y si vos sabés lo que gana y a vos te va más o menos bien… Yo sé que alguno que está viendo le va a sonar: "Es el campeón de los demagogos", pero lo llevo a la práctica hace años y los que laburan conmigo lo saben. Y también yo soy raro con la guita porque me desprendo. Pero que te digan por ahí a fin de año "Betito, cambié el autito por la que me das", o "Pude irme a Europa por 'La cooperativa'", listo.

—¿Hay unas 35, 40 personas que reciben?

—Sí, entre la radio y la tele.

—Es un montón de gente.

—Sí. Si hay tres conductores que dicen "Vamos a hacer algo parecido", valió la pena. ¿No queremos un país justo y equitativo? "Bueno, ¿vos qué hacés, capo, por la equidad en tu entorno, en tu ámbito? Porque te veo con una camioneta de cien mil dólares, divina, te la ganaste, está bien, ¿pero vos repartís una cosita? Tu operador, ¿cómo está?". Por supuesto que no alcanza, nunca, nunca alcanza. Pero mientras dure, porque mañana me pegan una patada en el "tujes" de la tele y la radio, y se acabará.

—Pero mientras dure, está buenísimo.

—Mientras dure sí. Pero no concibo otra cosa. Cuando ya estás en el prime time de la radio y de la tele, ya tenés una guitita que te lo permite. Yo vivo en un departamento austero, tengo un auto también medio pelo. Tengo la teoría de que hay mucha camioneta enorme que no entra en los garajes de una persona que hace todos los días el trayecto de Belgrano hasta Puerto Madero, que para mí la verdad que es un pene eso que vos querés mostrar.

—El país, ¿cómo lo estás viendo?

—Peleándola. Me parece que hubo en 2015 un voto emocional fuerte que está intacto, a favor de Cambiemos y de Macri. Si (el ministro Juan José) Aranguren te pega un tarifazo cada dos meses y por ahí las paritarias no están equiparando, incluso hay gente que por ahí ya vio en su bolsillo que muy bien no está pero que banca este proyecto que va hacia otro lugar, si querés por ahí de más transparencia. El emblema Pata Medina, Lázaro (Báez), la bolsa, generó mucho asco y un voto anti tal cosa que hoy se sostiene. Debería hacer muy mal las cosas para que se dé vuelta eso. Esa cosa emocional que se expresó en el 2015 persiste. Creo que si hay elecciones, hoy Macri gana otra vez.

—¿Al peronismo cómo lo ves?

—Y… ahí. Como cuando pierde. No me gusta el peronismo antisistema. Los peronistas, o por ahí algunos muchachos de izquierda que están rezando todos los días que a Macri le pase algo muy malo como para que se lo destituya y que disfrutan.

—Hoy, ¿vos dónde te encontrás?

—Tratando de ver qué cosas buenas ofrece esta gestión. Hay cosas de la gestión anterior que reivindico, por eso también algunos me ponen K, pero a mí hay cosas inclusivas, se me podrá decir: "Y sí, bueno, pero se llevaron…". Por supuesto que eso jamás lo vas a justificar. Yo sé que hay gente contra los planes sociales, pero son necesarios, hay gente que está totalmente afuera del sistema, mamás que están solitas en la vida con tres pibes. ¿Qué hacés con ellas? Holanda ofrece esos planes sociales, Alemania, países del primer mundo. Este gobierno mantiene casi la misma cantidad de planes del gobierno anterior. Ahora está retocando en la política. Esto lo pondría como a favor de esta gestión. Un montón de asistencia social, con la que mucha gente que ahora está viendo no acuerda porque te dice: "No quiero mantener vagos". No son todos vagos, hay mucha gente que la vida la puso en un lugar complicado y no tiene las mismas oportunidades que los que nos están viendo ahora.

—Beto, para terminar, si salís de acá y te enterás que te quedan 10 minutos de vida, ¿qué hacés?

—Los llamo a Franco y a Juampi, mis dos hijos, los abrazo bien fuerte y trato de darles los 10 consejos que me faltaron, aunque ya están medio grandecitos, pero siempre uno le puede sumar alguno más, como para que sean buenos tipos y que sirvan al prójimo el día de mañana. Les daría eso. Y me quedo bien abrazaditos. Medio de película, ¿no? Pero eso se me cruzó.

MIRÁ LA ENTREVISTA COMPLETA