La víctima fatal, identificada como Zahir Aguirre González de 6 años, había estado los últimos dos días en coma
La víctima fatal, identificada como Zahir Aguirre González de 6 años, había estado los últimos dos días en coma

Un nene de 6 años falleció y otras tres personas resultaron heridas luego de ser embestidas por un caballo de carreras descontrolado que se despistó y terminó sobre una de las tribunas del hipódromo donde estaba el público.

El hecho sucedió el domingo por la tarde en el Club Social y Deportivo Santa Rosa Eventos Hípicos, hasta adonde había llegado la familia del niño fallecido para disfrutar de un festival.

Si bien el menor fue llevado de urgencia al Hospital Pediátrico Humberto Notti, de Mendoza, murió este martes por la mañana debido a un traumatismo de cráneo y otras severas heridas que le causó el caballo. La víctima, identificada como Zahir Aguirre González, había estado los últimos dos días en coma.

Testigos de lo ocurrido indicaron en un momento de la carrera uno de los equinos se alocó y arremetió contra la gente que estaba presenciando el evento.

“El caballo traspasó la meta, se desvió y arremetió contra el público que se encontraba en un lugar vallado y permitido”, declaró uno de ellos. Y dijo que “el caballo estaba desbocado”. El jockey, que tampoco pudo controlarlo, se tuvo que tirar a la pista y también resultó lesionado.

Luego de lo sucedido, el caballo continuó corriendo y recién pudo ser capturado bastante tiempo después, en medio del campo.

“La competencia no era clandestina, ya que hemos incorporado al expediente la autorización de Juegos y Casinos de Mendoza, de SENASA e inspecciones de la Municipalidad, además de que estaban contratados los seguros y personal de seguridad”, indicó en declaraciones a Diario Uno, el fiscal de instrucción Héctor Gustavo Rosas, que tiene jurisdicción en el departamento mendocino de Santa Rosa.

Entre todas las diligencias investigativas ordenadas por el fiscal Rosas, está la que ordena practicarle algunos estudios veterinarios al caballo, especialmente para intentar determinar si hay vestigios de algún fármaco que pudiera haber exaltado al animal.

Seguí leyendo: