Mario Burman pudo reencontrarse con su hija Gabriela
Mario Burman pudo reencontrarse con su hija Gabriela

Final feliz para una historia de búsqueda, desconcierto y desesperación. Mario Burman, el hombre de 73 años que el viernes había desaparecido después de abandonar su casa de Villa Crespo, fue encontrado sano y salvo en un hotel de la zona del Abasto.

"Perdón, pero mi cuerpo no resiste más", había sido el mensaje que Burman había dejado en un mail a su familia. En esas horas, el pánico se había apoderado de su hija Gabriela, quien decidió reaccionar con rapidez, realizó la denuncia correspondiente y apeló a las redes sociales para contar el drama que estaba viviendo en ese momento.

Fue entonces que el caso cayó en manos de Mónica Cuñarro, representante de la Fiscalía Criminal de Instrucción Nº 7 y quien cumpliría un rol fundamental en el hallazgo. La tarea de la oficina pública fue determinante para rastrear un teléfono celular y para poder confirmar que el abuelo se encontraba recluido en una habitación de un hotel del Abasto.

Burman no sufría ninguna enfermedad neurodegenerativa, incluso todavía se encontraba activo laboralmente. Pero sí lo perseguía desde hace semanas una profunda depresión.

Durante su salida de casa, el hombre decidió llevarse el celular de su esposa y dejar el propio dentro del hogar. En un trabajo conjunto de la fiscalía con la División Búsquedas de la Policía Federal, se ordenó a una marca de telefonía rastrear el teléfono en cuestión. Así, se logró determinar en qué barrio se encontraba el hombre que estaba perdido.

El hombre de 73 años fue encontrado en un hotel de la zona del Abasto
El hombre de 73 años fue encontrado en un hotel de la zona del Abasto

Así, con la ayuda de una amiga, la hija Gabriela Burman comenzó un proceso de llamados a cada hotel de ese barrio porteño para corroborar si su padre se encontraba allí. Después de horas de llamados, lograron contactar a un hotel que confirmó la presencia de Burman, tanto por la descripción física como por el número de DNI que dejó el hombre a la hora de registrarse.

Según la especialista, se logró hallar con vida a Burman, ya que el hombre no tomó la decisión de intentar quitarse la vida de inmediato y se dio su tiempo para pensar los pasos a seguir. También se elogió a la familia por la velocidad con la que actuó.

Burman fue derivado al Sanatorio Otamendi, donde todavía se encuentra internado bajo estudios.

Por su parte, su hija Gabriela aprovechó para dedicar todo tipo de agradecimientos a la gente que estuvo a su lado en la búsqueda y en la contención.

"En el primer momento me contactaron con Jesed y Hatzala, e incluso acompañaron a mi mamá a hacer la denuncia. Un sostén único. Una institución que, además de excelente escuela, es un segundo hogar que mi hijo ama", explicó Burman, en referencia a la Fundación Jesed y la ONG Jevra Hatzalah Argentina.

El mensaje de agradecimiento de Gabriela Burman en las redes sociales
El mensaje de agradecimiento de Gabriela Burman en las redes sociales

"Gracias a todos!!!! mi papa esta bien!!! No me alcanzan las palabras de agradecimiento para todos los que ayudaron en la búsqueda, los que apoyaron emocional y espiritualmente. De a poco podre ir hablándole o escribiéndole a todos. Y no me quiero olvidar de nadie", escribió Gabriela Burman en las redes sociales.

SEGUÍ LEYENDO: