La convicción de que era necesario "saltar la grieta" y armar una red surgió mientras se discutía la ley de paridad de género. Todas eran parlamentarias de diferentes espacios políticos -diputadas en funciones o con mandatos cumplidos- y tenían claras las dificultades que habían tenido y que tienen las mujeres, en general, para abrirse camino en la política.

Sin bien la ley de paridad electoral bonaerense, sancionada en 2016, exige que se intercalen personas de ambos sexos en las listas de candidatos a senadores y diputados provinciales y concejales, la primera premisa de la "Red de parlamentarias mentoras" fue no conformarse con la paridad numérica. En cambio, unirse para ir en busca de la "paridad sustantiva", es decir, que haya más mujeres en ámbitos de decisión.

"Con la ley de cupo (la anterior, que establecía que tenía que haber un 30% de representación femenina) estuvimos subrepresentadas en lugares de decisión. Por ejemplo, en las comisiones más importantes, donde se disputa poder, como la comisión de Presupuesto o de Asuntos Constitucionales", dice a Infobae María Alejandra Martínez, diputada provincial y presidenta del bloque del Frente Amplio Justicialista.

"Una comisión puede parecer insignificante pero, en definitiva, quien la preside determina qué proyectos se tratan y cuáles no", explica. Todas compartían un diagnóstico: el camino de las mujeres en la política, como sucede en muchos otros ámbitos, es "arduo".

"Un varón que dice que va a ser candidato encuentra una red rápidamente cuando busca recursos para su campaña. Son redes que ya están consolidadas porque hace muchísimos años que son los protagonistas. En cambio, cuando las mujeres queremos ocupar determinado lugar no nos miran de la misma manera: si no venís con el aval de un hombre no está bien visto, todavía se supone que estamos sólo para acompañar los proyectos de ellos", sigue Martínez, que es coordinadora de la Red.

Algunas de las diputadas, de distintos espacios políticos, que forman la Red de parlamentarias mentoras
Algunas de las diputadas, de distintos espacios políticos, que forman la Red de parlamentarias mentoras

Lo primero que hicieron fue dictar "talleres de fortalecimiento en habilidades de comunicación" para mentorear a otras candidatas, políticas y mujeres con cualquier tipo de militancia con el fin de que ocupen lugares de decisión. Capacitaron a mujeres de todos los espacios políticos y de distintos sectores gremiales, de la Justicia y de Ongs. También a ellas les pasaba lo mismo, ¿o acaso es frecuente ver una mujer al mando de un gremio?

"Todas nosotras atravesamos diferentes cargos electivos y sabemos el esfuerzo que significó ejercerlos porque la política es un club de varones. A través de esta Red hemos encontrado la forma de acompañar a más mujeres, más allá de su color político, porque más mujeres es más democracia y más justicia social", agregó Liliana Piani, diputada provincial con mandato cumplido del partido GEN.

Martínez sumó: "La idea es abrir camino a las que vienen. No importa de a qué espacio político pertenezcan, importa que haya más mujeres con perspectiva de género que puedan representarnos". Además de ellas, hay unas 35 parlamentarias y ex parlamentarias en la Red (pertenecen a la UCR, GEN, PRO, FR, y distintos sectores del peronismo).

Con ese espíritu ahora lanzaron "Veedoras", un programa de monitoreo que busca garantizar que la ley de paridad, que ya fue reglamentada, se cumpla en todas las listas de la provincia de Buenos Aires. El desafío tiene como fecha clave el plazo último de presentación de listas de todas las agrupaciones políticas de los 135 partidos para las PASO.

La decisión de monitorear que la ley de paridad se cumpla en las listas tiene un argumento de fondo: "Si bien la paridad se impuso por ley, todavía la real igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres es un gran desafío a futuro", explicó a Infobae Rosio Antinori, diputada provincial de Cambiemos y también integrante de la Red.

"Por eso es importante que podamos estar observando el cumplimiento de la ley. Los partidos políticos tienen que empezar a trabajar puertas adentro en esta construcción que significa empoderar a las mujeres, abrirles la puerta y sentarlas de igual a igual en la mesa de debate político", concluyó.

Para hacer un diagnóstico preciso de la paridad antes de las elecciones crearon un Observatorio de Paridad Parlamentaria. Así se encontraron con que hoy el 86% de los municipios no tiene paridad en la composición de sus concejos deliberantes. ¿Y qué pasa con la paridad sustantiva? Sólo 2 de cada 10 presidencias de los Concejos está en manos de mujeres.

En la legislatura provincial, "apenas de 32% en el Senado y del 35% en Diputados" son mujeres. El problema atraviesa todos los espacios políticos por eso, dicen en el informe "sobrepasa la grieta".

A fines de junio, cuando llegue el momento del cierre de las listas, habilitarán un espacio en su página web para que cualquiera que detecte que no hay paridad en las listas pueda denunciarlo. La idea también es que todas las mujeres que sean candidatas, no importa a qué ni de qué espacio, encuentren en la Red a otras aliadas.

Sucede que pondrán a disposición un equipo de abogadas para ayudarlas a hacer presentaciones frente a los partidos y la propia justicia electoral. La idea es llegar a todos los distritos de la provincia y ser al menos 2.000 "veedoras" (candidatas, militantes) monitoreando cada partido desde adentro.

"La idea de esta Red, como sucede en el interior del movimiento de mujeres, es respetar las diversidades. No pretender normar a la sociedad, que es lo ha hecho históricamente la sociedad machista", cierra Martínez. "Creo que nos estamos deconstruyendo para volver a construirnos en una sociedad con igualdad de oportunidades, porque donde hay representación igual de mujeres y varones hay una sociedad más democrática".