La diabetes es una epidemia mundial (Getty)
La diabetes es una epidemia mundial (Getty)

La diabetes es una enfermedad crónica que se caracteriza por presentar niveles aumentados de azúcar en sangre (glucemia). Una enfermedad crónica es aquella que no se cura, pero con un seguimiento y tratamiento adecuado la persona con diabetes puede prevenir complicaciones y llevar una vida normal.

Ocurre cuando el cuerpo humano no logra reducir los valores de "azúcar" (glucosa) en sangre, ya sea por ausencia de una hormona, la insulina, (diabetes tipo I) o bien por defectos en el funcionamiento de la misma (diabetes tipo II). De las dos, la más frecuente con más del 90% de los casos es la diabetes tipo II.

La problemática es considerada una epidemia a nivel mundial, con más de 350 millones de casos (3 millones en la Argentina), y se estima que superaría los 500 millones para el año 2030, con consecuencias negativas para la salud pública y la economía. Pero es más grave aún: se calcula que la mitad de los pacientes no tienen diagnosticada la enfermedad porque por varios años permanece silenciosa y sin dar ningún síntoma.

Casi siempre que hablamos de diabetes, por lo general mencionamos la diabetes tipo 2, que afecta al 90% de los casos, principalmente en adultos. Pero la diabetes tipo 1 que padece el 10% restante también es muy importante, porque afecta principalmente a los más chicos.

"La diabetes tipo 1 se caracteriza por la falta de producción de insulina y, en consecuencia, por un aumento de la glucosa o azúcar en sangre. Los niños tienen más riesgo de desarrollar este tipo de diabetes que cualquier otra enfermedad crónica asociada con la niñez, y su incidencia ha aumentado en los últimos años, en especial entre los niños menores de 5 años", precisó a Infobae la doctora Liliana Trifone, médica pediatra y jefa de Nutrición y Diabetes del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez.

Según la experta, un niño con diabetes puede ser diagnosticado a muy temprana edad (muchos de ellos a los pocos meses de vida).

"A partir del momento del diagnóstico, los chicos necesitan controlarse la glucemia a través de pinchazos en los deditos… 5, 6, 7, 8 o más veces por día, todos los días de sus vidas. Necesitan aplicarse insulina para poder vivir, y lo hacen 3, 4, 5 o más veces por día, todos los días de su vida (y la insulina es inyectable). Deben equilibrar cuidadosamente la dosis de insulina con la alimentación y la actividad física para evitar bajas o altas de azúcar en sangre. Contabilizan hidratos y controlan literalmente cada bocado de alimento que ingieren", explicó.

Y agregó: "Estos cuidados permiten minimizar las severas complicaciones que la diabetes podría producir en la vida de los niños. Hasta ahora no se conoce la cura para esta enfermedad, pero en control, se puede llevar adelante una vida completamente normal".

Una enfermedad que avanza en los más chicos

Según el último informe de la Organización Panamericana de Salud (OPS), uno de cada dos nacidos a partir de 2030 desarrollará diabetes a lo largo de su vida en México, y la tendencia es igual en los países de Latinoamérica, dijo un representante de la Organización Panamericana de Salud (OPS).

"Es un problema regional. Hablamos de México, porque es el país más representativo, pero en todos los países de Latinoamérica las estadísticas son las mismas y, si no se toman medidas de prevención urgentes, esto seguirá siendo un problema de salud pública", señaló el doctor Miguel Malo.

Esto, dijo, es preocupante, pues de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO), las escuelas pueden ser un escenario idóneo para promover buenos hábitos alimentarios de la niñez "pero no lo son, incluso son promotores de alimentos ultraprocesados", lamentó Malo.

Como ejemplo explicó que pese a que en México hace cuatro años se prohibió la venta de bebidas azucaradas y comida chatarra en escuelas, todavía el 63% de las bebidas que se ofrecen en los recintos educativos son azucaradas, y un 51% de los alimentos son ultraprocesados.

¿Cuáles son las causas de la diabetes?

La glucosa es un azúcar que proviene de la digestión de los alimentos que comemos, circula por la sangre y es utilizada por el organismo como fuente de energía. La causa de la diabetes es una alteración en la producción o el funcionamiento de la insulina, hormona fabricada por el páncreas, que funciona como una llave facilitando el pasaje de la glucosa desde la sangre a los órganos y tejidos. Existen varios tipos de diabetes.

En la diabetes tipo 1 no hay producción de insulina, por lo tanto el organismo no cuenta con la llave que permita abrir la puerta de entrada de los azúcares a los tejidos. Comienza generalmente antes de los 30 años y su tratamiento requiere seguir un plan de alimentación adecuado y la aplicación de inyecciones de insulina.

La diabetes tipo 2 es la forma más común. Si bien suele comenzar después de los 40 años, la enfermedad se observa en forma cada vez más frecuente en jóvenes y adolescentes. Este tipo de diabetes suele ser consecuencia del sobrepeso, la obesidad, la mala alimentación y el sedentarismo.

Si bien existe producción de insulina, esta hormona actúa de forma inadecuada. La llave no encaja en la cerradura, de modo que el pasaje de la glucosa a los tejidos se ve dificultado. En consecuencia, a través de cualquiera de los dos mecanismos, la glucosa se acumula en la sangre y los órganos se quedan sin combustible para su funcionamiento.

El aumento del azúcar en sangre por encima de valores normales se denomina hiperglucemia. Y su acumulación sostenida y sin tratamiento puede dar lugar a complicaciones en diferentes órganos, como los ojos, riñones, corazón, arterias y pies, entre otras.

La llave llamada insulina

"La insulina es muy buena y necesaria para nuestro cuerpo cuando está en dosis normales, pero es muy mala cuando está baja o alta. Cuando está baja, se desencadena la diabetes insulinodependiente o tipo 1; esta patología tiene una frecuencia moderada. Pero la insulina alta por encima de sus límites normales es una epidemia en el mundo", explicó a Infobae la doctora María Alejandra Rodríguez Zía, médica endocrinóloga.

"Una de las principales razones por las cuales la insulina alta llega a ser epidémica se debe a la ingesta exacerbada de azúcar refinado. Obviamente que las personas que comen grandes cantidades de azúcar, en sus diferentes formas, serán obesas o tendrán sobrepeso. Lo que no saben es que la mediadora para que esto ocurra es la insulina alta", agregó la experta.

Según Rodríguez Zía, uno de los secretos pocos conocidos en torno al azúcar es que la insulina alta al producir el aumento de la síntesis de proteínas y también de grasa, se relaciona con la facilidad con la que una célula puede crecer y multiplicarse. Esto es debido a que cuando comemos mucha azúcar, la insulina alta estimula directamente una sustancia llamada m-TOR, que es la responsable de la multiplicación celular.

"Normalmente, todo este sistema produce aumento de las masas musculares en personas que hacen ejercicios (fisicoculturistas), pero en las personas que comen azúcares y no hacen ejercicios, puede desencadenar la proliferación celular anómala y con los años podría llegar a la producción de un cáncer", concluyó.

Doctor hand measuring glucose level blood test from diabetes patient child baby feet using glucometer and small drop of blood
Doctor hand measuring glucose level blood test from diabetes patient child baby feet using glucometer and small drop of blood

¿Cómo se detecta la diabetes?

El diagnóstico de diabetes se realiza mediante la determinación de glucemia en ayunas en sangre venosa. La determinación en sangre capilar (punción en la yema del dedo) es útil para la supervisión del tratamiento en las personas que reciben insulina, pero no se recomienda como método diagnóstico.

Hasta ahora las pruebas se hacen a base de una muestra de sangre que se toma de la yema de los dedos
Hasta ahora las pruebas se hacen a base de una muestra de sangre que se toma de la yema de los dedos

La diabetes puede presentarse por varios años de manera silenciosa. Esto significa que a veces no presenta síntomas, pero con el tiempo pueden aparecer:

-Tendencia a infecciones en la piel
-Aumento de la sed
-Pérdida de peso
-Aumento del apetito
-Aumento de la producción de orina
-Sequedad de boca

Una iniciativa para los más chicos

La Asociación para el Cuidado de la Diabetes en Argentina – CUI.D.AR es una asociación civil sin fines de lucro que pretende visibilizar y crear conciencia social sobre la diabetes tipo 1, una condición de vida para muchos niños, jóvenes y también adultos, que la mayoría de las veces es desconocida por la población.

"La Sociedad tampoco conoce la seriedad de esta enfermedad, y aun las personas que algo saben, desconocen el compromiso y el desafío que supone día a día su tratamiento. Esta falta de claridad en la información transforma a la diabetes tipo 1 en una enfermedad temida pero que nadie comprende ni conoce realmente, y muchas veces los miedos, las dudas y las confusiones generan exclusión y discriminación y los primeros afectados son las personas con diabetes tipo 1, la mayoría de ellos niños y adolescentes", aseguró Liliana Tieri, de CUI.D.AR.

Chicos de la Asociación CUIDAR
Chicos de la Asociación CUIDAR

Teniendo en cuenta esta situación y el actual nivel de información con el que cuenta la sociedad, CUI.D.AR impulsa una campaña en redes sociales que pretende atraer la mirada de la sociedad hacia todas aquellas personas que viven con diabetes y acciones presenciales en vía pública y de alto tránsito.

El miércoles 14 de noviembre entre las 10 y las 19 horas, CUI.D.AR realizará una acción de concientización en el hall de la estación Retiro del Tren Mitre en el marco de la Campaña #VivirConDiabetesNoImpideSoñar, invitando a todos los usuarios que por allí transiten, ¡¡más de 80.000!!, a sumarse a la campaña a través de una encuesta y votación para conocer el nivel de conocimiento, y también invitarlos a construir información sobre diabetes tipo 1 entre todos, para que puedan difundir y compartir en las redes sociales.

SEGUÍ LEYENDO: