En plena investigación por lavado de dinero, el presidente de Ferro se desprende de sus bienes

Daniel Pandolfi, muy ligado al kirchnerismo, puso en venta un departamento de 4 ambientes en el barrio de Caballito. Y vendió una camioneta 4 x 4. La información acaba de ser aportada por la PROCELAC al fiscal que investiga el caso

npizzi@infobae.com
Pandolfi a la izquierda, con camisa a cuadros azules y blanca, junto a Máximo Kirchner y Pablo Echarri
Pandolfi a la izquierda, con camisa a cuadros azules y blanca, junto a Máximo Kirchner y Pablo Echarri

“IMPECABLE 4 AMBIENTES con doble cochera en PAVILLON Aranguren, edificio de categoría con piscina climatizada y SUM, master suite con vestidor y placards balcón, dos dormitorios con placards y amplio baño, toilette de recepción, gran living comedor con salida al balcón (con parrilla), cocina con comedor diario y lavadero separado, en impecable estado”, dice el aviso publicado por una inmobiliaria de Puerto Madero. El dueño de ese coqueto departamento, valuado en 440 mil dólares, es el actual presidente del club Ferro Carril Oeste, Carlos Daniel Pandolfi, un hombre muy ligado al kirchnerismo. La operación inmobiliaria quedó bajo la lupa de la Justicia, que ya lo investiga por lavado de dinero, tal como reveló Infobae.

La Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) acaba de alertar al fiscal de la causa, Jorge Dahl Rocha, sobre esa posible venta. También le informó, a partir de una denuncia anónima, sobre la venta de una camioneta 4 x 4. Ambos bienes están mencionados en la causa judicial que investiga el patrimonio de Pandolfi, su mujer y su hijo, entre otras personas.

infobae-image

Los bienes, especialmente autos y departamentos, habrían sido comprados con fondos públicos provenientes del INCAA.

Infobae reveló en 2018 que Pandolfi había logrado contratos millonarios dentro del INCAA a través de tres empresas: Century Green SA (responsable de la limpieza de los edificios), Arrivals Agency Travels SA (una empresa de viajes) y Urban Logistics Services SA.

La actual mujer del presidente de Ferro, Paula Delmoro, trabajaba en el sector de Compras de ese organismo, donde se manejan todas las contrataciones.

Tras la investigación publicada por este medio, la abogada Silvina Martínez junto a la entonces diputada Margarita Stolbizer presentaron una denuncia penal que recayó en el juzgado federal de María Servini. Llamativamente, en poco tiempo, la jueza archivó la causa.

El escándalo se diluyó hasta que la PROCELAC, a cargo de Mario Villar y María Laura Roteta, denunció a Pandolfi por el delito de lavado de dinero. La investigación ya corroboró, tal como había revelado Infobae, que Pandolfi es dueño de al menos seis inmuebles en el país. Todos a su nombre y comprados después de 2012, cuando arrancaron los contratos con el INCAA.

Uno de esos inmuebles, en Aranguren al 800, está a la venta. Según el aviso publicado por una inmobiliria de Puerto Madero, se trata de un departamento de 4 ambientes, con 115 m2 cubiertos y dos cocheras. Las imágenes que acompañan el aviso no dejan dudas: al lado de la parrilla luce el escudo de Ferro Carril Oeste.

infobae-image

La PROCELAC advirtió al fiscal de la causa, que ahora deberá evaluar si toma medidas para conservar el patrimonio de Pandolfi. Además del departamento ya se habría vendido una camioneta Baix X35, patentada en septiembre de 2018. El vehículo estaban a nombre de la mujer, pero Pandolfi tenía un permiso para circular.

Pese a la pandemia, en los últimos meses la Fiscalía a cargo de Dahl Rocha recibió decenas de informes de organismos públicos como ANSES, AFIP y el Registro de la Propiedad. También llegaron respuestas de bancos privados y públicos con los detalles de las cuentas a nombres de las personas investigadas y de las sociedades que utilizaron.

La Justicia puso la mira en dos sociedades radicadas en Brasil: Utopia-Viagens e Turismo Eireli y Utopía Comunicacao Brasil LTDA. En la primera, el presidente de Ferro figura como “director/titular”, en la segunda como “socio”. ¿Para qué eran esas sociedades? Es una de las preguntas que busca responder la Justicia.

Pandolfi era un pasajero frecuente a Brasil. Según registros migratorios, hizo 109 viajes a tres destinos: Brasil, Uruguay (por pocos días) y Panamá. Su pareja, también acumula 22 viajes a Brasil entre 2006 y 2018 y dos salidas a Panamá, un destino privilegiado para ciertos negocios.

Pandolfi es presidente de Ferro desde 2013. Como otros dirigentes, utilizó el poder de choque de la barra brava y se aferró a sus contactos políticos para comandar el club. Esos contactos incluían al ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina, que manejaba los fondos del Fútbol Para Todos, a Fernando “Chino” Navarro, y a Jorge “Topo” Devoto, el ex publicista de Néstor Kirchner.

De la mano de Devoto conoció a Néstor Kirchner, cuando todavía era intendente de Río Gallegos. Tras el fallecimiento del ex presidente, juntos produjeron el documental sobre su vida. El film se estrenó en noviembre de 2012 en el estadio Luna Park, y se transformó en un “reivindicación” de la militancia kirchnerista.

Devoto y Pandolfi se volvieron a unir con “Tierra arrasada”, el documental dirigido por Tristán Bauer, actual ministro de Cultura. La coordinación general estuvo a cargo de la hija de Pandolfi, María Paula, que acaba de se designada como Coordinadora Operativa y Logística en Tecnópolis.

Su padre va por más. Tras el cambio de gobierno, tendría intenciones de llegar a la AFA.


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos