Pandolfi (con camisa azul y blanca) junto a Máximo Kirchner, Pablo Echarri, y barras de Ferro (Infobae)
Pandolfi (con camisa azul y blanca) junto a Máximo Kirchner, Pablo Echarri, y barras de Ferro (Infobae)

El presidente de Ferro Carril Oeste, Daniel Pandolfi, se acercó a Néstor Kirchner desde la primera hora. En 1987 ya colaboraba en las campañas políticas junto a Jorge "Topo" Devoto, con quien terminaría produciendo el documental sobre la vida del ex presidente. Su relación con el kirchnerismo y con La Cámpora (ver foto con Máximo Kirchner) le abrió la puerta de varios negocios. La Justicia investiga los contratos millonarios que tenían sus empresas con el INCAA, donde su pareja y otros allegados controlaban el área de compras. El caso, revelado por Infobae, también está bajo la órbita de la Oficina Anticorrupción.

La jueza federal María Servini pidió en las últimas horas que la Inspección General de Justicia (IGJ) remita toda la documentación vinculada con las firmas Century Green SA (responsable hasta agosto pasado de la limpieza de los edificios del INCAA), Arrivals Agency Travels SA y Urban Logistics Services SA. Eso incluye registros de bienes inmuebles y designación de autoridades.

Century Green, donde figura como director el hijo de Pandolfi, ingresó al INCAA en 2009 luego de ganar una licitación y hasta agosto estaba contratada bajo la modalidad de legítimo abono. Prestaba servicios en tres edificios de oficinas: en la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (Enerc) y en la Sala Gaumont.

Hasta 2013, cuando mudó su sede social a Caballito, la empresa de limpieza declaraba domicilio en Hipólito Irigoyen 440, piso 2, donde funcionan otras dos empresas del presidente de Ferro: Agrojade SA, vinculada al negocio agropecuario, y Meresis SA, donde se asoció junto al "Topo" Devoto.

Arrivals Agency Travel SA es una agencia de viajes que fue contratada por el INCAA entre 2013 y 2016. Según los registros oficiales a los que accedió Infobae, el Instituto de cine pagó al menos 22 facturas de esa sociedad de los ejercicios 2013, 2015 y 2016. Las facturas, en su enorme mayoría, fueron entregadas en 2017. En esa sociedad nuevamente aparece el hijo de Pandolfi y la mujer, Paula Delmoro, firmaba cheques.

Pandolfi y Delmoro compraron varias propiedades en los últimos años
Pandolfi y Delmoro compraron varias propiedades en los últimos años

Otro rubro al que habían ingresado es el de la mensajería. En los últimos dos años, el INCAA pagó al menos 42 facturas por servicios de remises, motos y fletes de "Urban Logistics Services SRL", donde figura la ex cuñada de Delmoro, Viviana Balog. En muchos casos, los viajes no se hacían. "En el área de compras hacían figurar viajes que nunca se hacían o viajes inflados para tener un vuelto económico. Los arreglos se hacían en las confiterías de la zona (en los alrededores del INCAA)", dice la denuncia interna que desencadenó el escándalo.

Tras la denuncia penal impulsada por Margarita Stolbizer y su abogada Silvina Martínez, la jueza Servini también le pidió a la ANSES que aporte información y documentación de Daniel Pandolfi, su mujer Paula Silvina Delmoro, y las tres firmas sospechadas. En tanto, el INCAA deberá entregar
el legajo personal y los sumarios internos contra Delmoro y las empresas.

Pandolfi (camisa azul) y el resto de la comisión directiva del club
Pandolfi (camisa azul) y el resto de la comisión directiva del club

Hasta ahora, la investigación dejó afuera al ex gerente de administración del organismo y actual directivo de Ferro Carril Oeste Raúl Seguí. Pese a las acusaciones en su contra, bajo investigación en otras causas judiciales, todavía es empleado del INCAA y se desempeña en comisión ante el Senado de la Nación.

Las investigaciones contra Pandolfi y sus allegados impactaron de lleno en la vida interna de su club. Sus detractores piden que se investigue la sospechosa salida del tesorero, Pablo Trucco, allegado al presidente. Lo más llamativo es que se ordenó una auditoría "externa" de su gestión, pero luego se descubrió que la persona encargada de evaluar su desempeño era un empleado del club en la sombras. Los opositores también quieren evaluar la gestión de Seguí, mano derecha de Pandolfi, en el Club Social y Cultural Alvear, en Parque Avellaneda, con instalaciones del primer mundo.