Martín Yeza, intendente de Pinamar: “Va a haber vacaciones pero no van a ser como las temporadas anteriores”

El jefe comunal se diferencia del ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, y confió en que su municipio va a poder recibir turistas este verano, aunque aclaró que deberán implementarse protocolos para evitar la propagación del coronavirus

Tras recuperarse de coronavirus, enfermedad que lo mantuvo un tiempo aislado, el intendente de Pinamar, Martín Yeza, aseguró que “va a haber vacaciones” este verano y que su municipio se preparará para recibir a los visitantes, aunque aclaró que “no va a ser” como en ocasiones anteriores, ya que se deberán implementar protocolos en el sector turístico para evitar la propagación de esta pandemia.

“Desde el vamos, sí nos imaginamos una temporada con propietarios no residentes. Después, en un segundo nivel también hay que pensar que entre el 15 de diciembre y el 15 de marzo pasan aproximadamente 4 millones de personas, con una estadía promedio de 5 noches y media. El desafío nuestro es pensar en estadías un poquito más extensas, de 15 días en adelante”, explicó el jefe comunal.

Durante una entrevista en el canal TN, Yeza sostuvo que los hoteles van a poder volver a funcionar dentro de unos meses, aunque con cuidados especiales como, por ejemplo, la obligatoriedad de que los huéspedes “desayunen en la habitación y no en lugares comunes” o “probablemente con un sistema de turnos para lo que son las piletas, que haya un uso por tiempo”.

En este sentido, destacó la importancia de que los alojamientos tengan “mecanismos de bioseguridad o de control en origen”, pero resaltó que “esto puede golpear a los establecimientos de dos o tres estrellas porque el costo de un hisopado compite con lo que sale una noche de hotel”.

Pinamar prepara medidas de seguridad para recibir a los turistas.
Pinamar prepara medidas de seguridad para recibir a los turistas.

No obstante, dejó abierta la posibilidad de que también se permitan estadías cortas: “Todo se puede trabajar. La inteligencia pública que vamos a poner va a hacer que encontremos un punto de equilibrio para las escapas de fin de semana, que generan un montón de empleo, pero va a estar atado a que mejore la velocidad y los costos de los testeos”, explicó.

El intendente de Pinamar reconoció que “la palabra protocolo asusta”, pero resaltó que “no es más que distanciamiento, desinfección y uso de barbijos” y algunas medidas “más específicas para que haya ventilación” en los comercios y alojamientos.

“Nosotros nos imaginamos una temporada con mucho espacio público para que la gente pueda desarrollar las mayorías de las actividades al aire libre, tratando de evitar el corto distanciamiento”, precisó.

De esta manera, el mandatario municipal se diferenció del ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, quien días atrás puso en duda la temporada de verano al considerar que “es inimaginable que si no tenemos vacuna vayan cientos de miles de porteños y bonaerenses a la Costa”.

“Va a haber vacaciones, esto lo digo con total seguridad, pero lo que sí vamos a tener que discutir es que no van a ser como las vacaciones anteriores. Para nosotros es inimaginable que no haya vacaciones, y más allá del contrapunto con el ministro Gollán, con quien estuve hablando en muy buenos términos, la realidad es que nosotros estamos hablando tanto con (el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías) Lammens como con (el ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica provincial, Augusto) Costa”, respondió Yeza.

Martín Yeza, intendente de Pinamar.
Martín Yeza, intendente de Pinamar.

Por otra parte, el intendente de Pinamar también contó cómo fue su experiencia con la enfermedad tras haberse recuperado de coronavirus y resaltó que, si bien en su “caso personal, no fue la cosa más grave” que le pasó en la vida, “uno tiene que ser empático y entender que si esto mismo le pasa a una persona con un problema del corazón o respiratorio, la verdad es que la puede pasar muy mal”.

“Yo tuve todos los síntomas, leves, pero los tuve. Arranqué como con un resfrío, que en principio no generaba ninguna preocupación, pero ahí ya me aislé por las dudas. Al día siguiente me estaba preparando el café y no sentí el olor; probé un limón, tampoco, ahí dije ‘es COVID’”, recordó.

Sobre las consecuencias, detalló que él se dio cuenta de que se agitaba “lavando los platos o haciendo cosas muy elementales de la casa”, a pesar de ser “una persona con hábitos saludables” y que entrena.

“Hace 11 días tuve coronavirus, ayer me dieron el alta y mañana me voy a ir incorporando a las tareas laborales, progresivamente, obvio. Es más, estuve leyendo un poco y los médicos te recomiendan ir paso a paso por las dudas, porque no se sabe mucho. Hay personas a las que les qued algunas secuelas, sobre todo en lo respiratorio, o algo de fatiga. Entonces, no pasar de 0 a 100 en 5 segundos”, precisó.

Seguí leyendo:

El Gobierno pondrá en marcha cuatro nuevos gabinetes para discutir la etapa post pandemia

Alberto Fernández recordó el femicidio de Micaela García en el aniversario de su cumpleaños



MAS NOTICIAS

Te Recomendamos