Pocos días después de lograr un amplio triunfo en las PASO de San Juan, el gobernador Sergio Uñac analizó, en una entrevista con Infobae, el impacto del triunfo en la provincia cuyana, el rol que debería tener Cristina Kirchner en la discusión del peronismo y la candidatura de Roberto Lavagna. 

Después de asegurar que "no era un disparate ser candidato a vice de Lavagna", advirtió que es "poco probable" que esa candidatura ocurra. Además, dijo que ve lejana la posibilidad de ser candidato a presidente este año y resaltó que el camino que debe tomar el peronismo es el de construir la unidad en todo el país.

-¿Qué significado tiene el resultado de la elección en San Juan a nivel nacional?

-La incidencia directa es provincial. Repercute porque es la primera elección que gana el peronismo este año. En Neuquén, en definitiva, no le fue bien. Ganó un partido que nada tiene que ver con nosotros, con nuestra estructura partidaria. Eso ha puesto en valor que en San Juan hayamos obtenido este resultado y más de la manera que ha sido. Porque orillar 60 puntos con esta realidad económica es un desafío que hoy parece inalcanzable y nosotros lo hemos alcanzado.

-¿La victoria en San Juan es el triunfo de la unidad del peronismo?

-Sí. Unidad que no es uniformidad. Porque hay matices, hay distintas expresiones. Nosotros hemos logrado poner la provincia por encima de las expresiones del propio partido.

-¿Unidad pero con diferencias?

-Están las centrales sindicales. Está el justicialismo, que es la columna vertebral. Están partidos provinciales y los movimientos sociales. Está Unidad Ciudadana y el Frente Grande. También el bloquismo, que es un partido muy potente que ha tenido la provincia y que hoy está con nosotros. Son distintos matices de una expresión similar pero no uniforme. Sin embargo hemos logrado ponernos de acuerdo.

-¿Es el camino que debe replicar el peronismo en la escena nacional?

-No me caben dudas de que este es el camino. Con distintos roles. Habrá que ver. ¿A vos te parece que se puede todos juntos?, me preguntan. Si cada uno ocupa un rol podemos estar todos juntos.

Sergio Uñac junto a Miguel Lifchitz y Roberto Lavagna
Sergio Uñac junto a Miguel Lifchitz y Roberto Lavagna

-El concepto de unidad está apegado al kirchnerismo, el principal impulsor de la unidad. ¿Su postura está pegada a la del espacio que conduce Cristina Kirchner?

-No. Mi postura es más apegada a que armemos un proyecto para poder ganar las elecciones el año que viene. Y si no estamos todos juntos, va a ser difícil. Porque tampoco hay que desmerecer a Cambiemos. Tiene un núcleo duro, que será el 30%, que los va a votar. Esté como esté la economía y el país. Si no construimos un concepto de unidad va a ser muy difícil poder encontrar un triunfo.

-¿Pragmatismo?

-Mi postura es bien pragmática. Si no vamos todos juntos es muy probable que podamos perder el gobierno. No todos opinan lo mismo dentro del kirchnerismo o de Alternativa Federal. Ante todos esos matices debemos hacer algún esfuerzo. Es una buena señal lo que ha pasado en Córdoba.

-Hay gobernadores que marcan diferencias con el kirchnerismo. Uno de ellos es Schiaretti. También legisladores. Miguel Pichetto suele decir que Alternativa Federal expresa otra idea diferente a la de Unidad Ciudadana. ¿Cuál es su postura?

-Yo respeto otras posturas. Pichetto es una persona de larga trayectoria, que no tengo porque interpretar algo que no es lo que él expresa. Hasta él u otros van a priorizar ganar las elecciones y no ir sumamente fraccionados para que peligre el triunfo. En estos últimos meses va a haber muchas noticias sobre lo que puede pasar.

Es poco probable que sea candidato a vicepresidente de Roberto Lavagna

-¿Cree que el peronismo, como movimiento nacional, tiene que superar el ciclo del kirchnerismo?

-Eso lo va a decir la realidad en el día a día. Por ahora es una expresión existente. No se la puede desconocer. Pero habrá que ver cuál es el rol que le toca a cada uno. Ese sería el gran desafío que tiene que mirar el peronismo. Si no es unidad, es un gran acuerdo.

-¿Es un equilibrista en la interna del peronismo?

-(Se ríe) Puede ser. De verdad. Acá tiene que haber un solo objetivo. Y si ese objetivo está en duda, estamos complicados. Yo creo que no está en dudas. Cada uno con más o menos aciertos, quiere ganar. Cree que el camino es este u otro.Yo creo que nos vamos a poner de acuerdo. Soy optimista.

-¿En esta discusión nacional del peronismo que rol debe jugar Cristina Kirchner?

-Contribuir. Si lo que el Gobierno está esperando es que ella juegue, seríamos hasta inocentes si le diéramos esa posibilidad. La veo muy afín a lograr un gran acuerdo. Me parece que ella está muy permeable a lograrlo. Creería que hasta sin condicionamientos personales. Pero no lo puedo decir yo, lo tiene que decir ella. Es solo mi percepción.

El gobernador sanjuanino ganó las PASO con el 55% de los votos (Adrián Carrizo)
El gobernador sanjuanino ganó las PASO con el 55% de los votos (Adrián Carrizo)

-¿Se refiere a que podría correr su candidatura?

-Debería decirlo ella. Como yo defino mis cosas, ella debe resolver las de ella. Que de hecho lo hace. La veo muy afín a poder lograr un acuerdo con un solo objetivo que es recuperar el gobierno nacional.

-¿En lo que respecta su convicción personal y su forma de ver la política, usted considera que los presidentes tienen que tener dos mandatos y después no volver a competir por la presidencia?

-Esa es mi visión. Lo vengo diciendo hace mucho. Y no lo digo en referencia a una persona en particular. Yo lo digo en términos objetivos, imparciales, institucionales. Me parece que es un muy buen aporte a la institucionalidad del país que esto se logre algún día. Si no es por un acuerdo, que sea a través de una reforma constitucional. Como pasa en otros países. No estamos inventando nada. En todo caso, estamos copiando un sistema ha dado importantes resultados en algunos lugares.

-Tomó mucha repercusión su declaración acerca de que no sería un disparate ser el vicepresidente de Lavagna…

-La verdad es que yo he dicho eso. Es poco probable, pero no es un disparate. Porque si digo que es un disparate hablo mal de mi y de Roberto Lavagna, con el que tengo una excelente relación. Ahora, ¿Es posible? Hoy es poco probable. Hay que dejar que pase el tiempo. Yo soy candidato en mi provincia. Mi horizonte inmediato es San Juan. Me acaban de votar los sanjuaninos. Tengo un proyecto de gobierno para la provincia. Fíjesé cuál es mi situación actual como para yo variarla.

Si no vamos todos juntos es muy probable que podamos perder el gobierno

-¿Es tan poco probable ser candidato a vicepresidente de Lavagna?

-Sí. No imposible. Porque la política es el arte de lo posible. Pero lo veo lejano. Con escenarios que se contraponen. Voy a ser electo en la provincia. ¿En qué marco puedo ser candidato a vice? No tiene mucho sentido.

-¿Es incompatible ser candidato a gobernador en San Juan el 2 de junio y la posibilidad de ser un candidato a vice de Lavagna?

Si. En algún punto hay icompatibilidad

-¿Ve a Lavagna como candidato?

-Es un candidato viable. Potable. Una persona que tiene un claro contenido técnico. Tiene visión política. Tiene currículum para mostrar. No es un improvisado. Es una persona que cuando ha estado ha hecho bien las cosas. Tiene credibilidad. ¿Le falta conocimiento? Sí, es verdad. Pero eso se logra. Lo podemos construir. Le falta conocimiento en la gente. Que lo conozcan en distintos sectores. Que lo conozcan en San Juan, Santa Cruz, Jujuy, Formosa.

-¿Dentro de las opciones que tiene el peronismo, la de Lavagna es la que más le atrae?

-Es una opción que a mi me resulta interesante.

El mandatario recibió a Marcelo Tinelli en la casa de gobierno de San Juan
El mandatario recibió a Marcelo Tinelli en la casa de gobierno de San Juan

-¿Más allá de que no confirmó su candidatura, le interesa la posibilidad de acompañar este proyecto que puede encabezar el ex ministro de Economía?

-Es todo potencial porque él tampoco se ha expresado. Como tampoco se ha expresado Cristina. Estamos hablando sobre escenarios que se pueden dar o, en definitiva, puede no pasar nada. Pero si él decide ser, me parece que es una opción interesante. No será la única. El peronismo tiene un montón de candidatos a los que le gustaría ser y que están en todo su derecho. Cuanto más oferta tengamos, mejor va a ser para encontrar al mejor.

-Entorno a la posible candidatura de Lavagna se generó un debate sobre las PASO. El ex ministro no quiere competir. ¿Cuál es su postura? ¿Cómo debería definir el peronismo los candidatos?

PASO va a tener que haber porque es ley. Es obligatoria. Lo que Roberto está planteando es ir a las PASO pero con un proyecto de unidad. Y me parece que a eso hay que trabajarlo. Vamos a ver si se da pero, por lo menos, hay que hacer los esfuerzos para trabajarlo.

-¿En el concepto de unidad usted incluye al socialismo, el radicalismo, partidos provinciales?

-La columna vertebral debería ser el partido justicialista. Nuestro esquema de pensamiento. Lo que se ha construido durante tantos años dentro del partido. Rescatando lo mejor y mejorando lo peor. Luego, sumar todas las expresiones de partidos nacionales que quieran estar. El radicalismo, el socialismo, partidos provinciales, movimientos sociales y las gremios.

-Se lo pongo como ejemplo porque el socialismo y el radicalismo que están trabajando cerca del ex ministro han marcado sus diferencias con el kirchnerismo y un límite en la construcción política. ¿Cree que ese armado se puede dar?

-Entiendo que si. Hay que trabajar. De buenas a primera no saldrá tan fácil. Hay que trabajar. Además, hay que ver cuál es el rol de Unidad Ciudadana dentro de eso. Es como hablar en un escenario de muchas probabilidades pero pocas recetas.

Lavagna puede moderar todas las posiciones y hacernos confluir a todos en el mismo sector

-Hay una certeza. El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifchitz, lo ha reiterado. Considera que el kirchnerismo es un límite para construir una alternativa política.

-Lo dirá por el kirchnerismo como conductor del nuevo proyecto. Porque el kirchnerismo sumado me parece que no. Es respetable lo que dice Miguel. No voy a decir algo sobre lo que él ha expresado. No va a ser un esquema fácil. Vamos a tener que trabajar y mucho.

-¿Cambia si el kirchnerismo lidera el proceso?

-En cierta medida me parece que si. Me parece que sí. Supongamos que fuese Roberto Lavagna. Él puede moderar todas las posiciones. Es una persona que tiene plafón como para hacernos confluir a todos en el mismo sector.

-¿Puede ser el articulador de las diferencias?

-Si. Lo veo así

Estuvo con Marcelo Tinelli en San Juan. ¿Cree que puede ser candidato en estas elecciones?

Lo veo como un posible candidato. Lo que pasa es que el escenario temporal lo tiene que definir él. Me parece que es una persona de trayectoria, que tiene conocimiento de la realidad, que está muy preocupada por lo que le está pasando al país.

El gobernador de San Juan, Sergio Uñac, respaldó la candidatura de Lavagna
El gobernador de San Juan, Sergio Uñac, respaldó la candidatura de Lavagna

-¿Qué sensación le quedó después de la charla con él, con respecto a su desembarco en la política?

-De profunda preocupación. Y de que está mirando y analizando distintas situaciones y posibilidades que se van planteando. No sabría decir cuáles son sus expectativas. Si provinciales o nacionales. Porque no entramos en ese nivel de detalle.

-¿Teniendo en cuanta la situación que atraviesa el país, el contexto permite la incursión de un outsider en el escenario político?

-Hay ejemplos en la región de gente que no viene de la política y termina siendo votada. Yo creo que hay plafón para eso. No quiere decir que eso vaya en desmedro de quienes nos hemos dedicado siempre. Tampoco puede ser un espacio privativo para los que han hecho política siempre. Tiene que ser bien abierto, con la mayor participación.

-¿Después de la elección en San Juan se siente más parte de la discusión nacional del peronismo?

-Siento que el resultado ha tenido, en alguna medida, un impacto nacional y ha visibilizado un poco más la provincia. No es nada más que eso.

-En agosto del año pasado, en una entrevista con Infobae, aseguró que tenía intenciones de ser candidato a presidente. ¿Sigue pensando lo mismo?

-Si. Pero el problema es cuándo. Todo lo que estamos en esta actividad queremos ser. Primero es muy difícil. Segundo, hay que medir los tiempos y determinar cuando es el momento oportuno.

-¿Su año es el 2023?

-Si alguna vez hay una posibilidad respecto de eso, lo veo más hacia adelante que ahora.

 

-Defina al gobierno de Macri en un párrafo.

-Es un gobierno que la sociedad está viendo que no está cumpliendo con las expectativas que los argentinos tenían sobre él. No funcionó la economía y la economía está impactando fuertemente en lo social. Eso complica la imagen y las posibilidades del gobierno nacional.

-¿Es un gobierno que termina el 10 de diciembre?

-A la luz de los resultados de hoy, es un escenario que aparece cada vez como más posible.

Seguí leyendo: