Los retiros espirituales son marca registrada de Cambiemos. Tanto a nivel nacional como provincial, cada cierto tiempo se reúnen los máximos referentes para analizar la coyuntura política y los aciertos y errores de la gestión.

En esta ocasión, la gobernadora María Eugenia Vidal protagonizó un encuentro junto a su gabinete de ministros bonaerenses. Al igual que las veces anteriores, se realizó en la ciudad de Chapadmalal, a 35 kilómetros de Mar del Plata. La mandataria provincial y sus funcionarios analizaron logros y objetivos y debatieron sobre el escenario electoral. Sin embargo el dato político lo aportó una visita fuera de agenda del presidente Mauricio Macri.

No estaba pautado pero de todas formas el mandatario quiso ir y se sumó en la noche del viernes a cenar risotto junto a Vidal y sus ministros. Desde el entorno de Cambiemos revelaron que tuvieron una charla "muy buena, cálida y extensa", que duró alrededor de dos horas. Los funcionarios de la gobernadora le comentaron a Macri cómo ven la situación del país y qué le transmiten los vecinos.

El presidente se mostró atento a lo comentado por los ministros bonaerenses en torno a cómo encontraron la provincia y en qué situación se encuentra en la actualidad. Por su parte Macri respondió consultas sobre la política nacional y puso el foco en "cómo nos ven en el mundo".

"Anoche vino Mauricio Macri a comer con nosotros. Gracias presidente por dedicarnos tu tiempo y compartir el entusiasmo de una Argentina mejor para todos", publicó en sus redes sociales Federico Salvai, jefe de Gabinete de Vidal.

Fuentes de la organización del retiro espiritual informaron que en el encuentro, que se llevó a cabo bajo la modalidad "team building" (trabajo en equipo, en inglés), cada ministro expuso lo que se hizo en su determinada área y lo que falta por hacer evaluando la posibilidad de otros cuatro años de gestión en la provincia de Buenos Aires teniendo en cuenta los distintos escenarios electorales.

Los funcionarios acordaron que durante los próximos meses el foco deberá estar puesto en profundizar "la lucha contra las mafias" y "combatir el narcotráfico".

De esta forma concluye el tercer "retiro espiritual" de Vidal con su equipo que apunta a debatir los temas de gestión pero también a reforzar los lazos de los miembros del gabinete mediante actividades de recreación.