El senado Federico Pinedo (NA)
El senado Federico Pinedo (NA)

Con una baja dosis de optimismo, y tras la derrota parlamentaria de la semana pasada en la que la oposición logró sanción definitiva de la ley de Emergencia Tarifaria -vetada a las pocas horas-, el oficialismo buscará hoy  en el Senado volver a poner en la agenda el desafuero de Cristina Kirchner, tras el pedido del juez Claudio Bonadio, de diciembre pasado.

Horas después de la extensa sesión por las tarifas de la semana pasada, cuya votación terminó en la madrugada del jueves, el oficialismo convocó para mañana al mediodía a una reunión de labor parlamentaria y a una sesión especial, para las 18. Aunque con pocas expectativas: el Gobierno ni siquiera tiene los 37 votos necesarios -llega a 26- requeridos para el quórum de esa eventual sesión.

Es que, más allá de que desde el entorno de la ex presidenta explicaron que "quieren callarla", la convocatoria por parte de Cambiemos está teñida por los plazos del pedido de Bonadio, que procesó y avanzó sobre Cristina Kirchner en la causa en la que se investiga el presunto encubrimiento del atentado a la AMIA el último 7 de diciembre. La ley de desafuero da cuenta de un plazo de 180 días para resolver el trámite judicial una vez ingresado al Congreso.

La incógnita que el macrismo buscará desentrañar en la reunión de hoy apunta a si el plazo es de 180 días corridos o hábiles. Si fuese lo primero, el pedido del juez vence mañana. En el otro caso, aún resta un mes por delante para que se expida la Comisión de Asuntos Constitucionales, que preside Dalmacio Mera, del PJ. El oficialismo tiene solo seis senadores de 19 en dicha comisión.

"La ex presidenta debe saber que, de nuestra parte, no hay ni habrá nunca persecución política, pero debemos garantizarle al pueblo argentino que las instituciones funcionan y que se va a analizar el pedido de un juez porque así corresponde", aseguró a Infobae Federico Pinedo.

Según fuentes parlamentarias, casi todos los bloques en la Cámara alta interpretarían por estas horas que corresponde tomar los días cómo hábiles, lo que le daría más tiempo al pedido de la Justicia. Pero más allá de la discusión legal, Cambiemos aprovecha el debate para volver a confrontar con la figura de Cristina Kirchner. Y para pegarla junto al PJ, que la semana pasada le propinó un duro golpe en el Senado.

En ese sentido, y ante las consultas de este medio, desde el bloque del PJ que conduce Miguel Ángel Pichetto volvieron a insistir con la línea que sostuvieron en los últimos días y que mantienen desde el año pasado. "Mientras no haya sentencia firme no puede haber desafuero", abundaron.

De esta manera, la Casa Rosada vuelve a tensar la relación con el PJ, después de los cortocircuitos de las últimas semanas que terminaron con la sanción definitiva de la ley que retrotraía los aumentos de tarifas a fines del año pasado, finalmente vetada por Mauricio Macri. Desde el bloque del PJ están convencidos de que la convocatoria de mañana no pasa por la discusión por los plazos del pedido de Bonadio. Si no que es una cuestión estrictamente política.

La semana pasada, la Cámara Federal confirmó que el fiscal Alberto Nisman fue asesinado días después de presentar su denuncia contra la ex mandataria y varios ex funcionarios de la anterior administración.