Las claves del comunicado de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del G20

La presidencia argentina del foro logró su primer comunicado oficial luego de dos días de debate. El texto no habla de guerra comercial ni de medidas proteccionistas, y alerta sobre los riesgos de los criptoactivos. Es una hoja de ruta de cara a la cumbre de líderes de Estado del 30 de noviembre y 1 de diciembre

Los ministros de Finanzas y los presidentes de de Bancos Centrales del foro económico que este año preside la Argentina llegaron a su primer consenso: el "Communiqué". En los 12 puntos acordados, los funcionario evitaron hablar de guerra comercial, de proteccionismo y advirtieron los riesgos de los criptoactivos.

"El comercio internacional y la inversión son motores importantes del crecimiento, la productividad, la creación de empleo y el desarrollo. Reconocemos la necesidad de un mayor diálogo y acción. Estamos trabajando para fortalecer la contribución del comercio a nuestras economías", dicen los ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del foro, que este año preside la Argentina. Este es el párrafo dedicado al comercio, el tema más espinoso de la reunión.

El ministro de finanzas Nicolas Dujovne y el presidente del Banco Central de la Republica Argentina Federico Sturzenegger dialogan con la prensa en el cierre del G20 en Buenos Aires. Martes 20 de marzo de 2018. Capital Federal, Buenos Aires, Argentina. (Adrián Escandar)
El ministro de finanzas Nicolas Dujovne y el presidente del Banco Central de la Republica Argentina Federico Sturzenegger dialogan con la prensa en el cierre del G20 en Buenos Aires. Martes 20 de marzo de 2018. Capital Federal, Buenos Aires, Argentina. (Adrián Escandar)

Sin embargo, en todo el documento no se explicita si "reconocimiento de necesidad de más diálogo" tiene que ver con los aranceles al aluminio y al acero impuestos por Trump que amenazan con una guerra comercial.

El G20 asegura que las perspectivas económicas globales "han mejorado" desde la última reunión en octubre de 2017, "con el aumento sincronizado de crecimiento más amplio desde 2010 y un repunte en la inversión y el comercio". Sin embargo, reconocen "la necesidad de un mayor diálogo y acción" y aseguran: "Estamos trabajando para fortalecer la contribución del comercio a nuestras economías".

Además, afirman que se discutieron los principales riesgos para las perspectivas económicas, "incluidas las vulnerabilidades financieras, que podrían materializarse con un endurecimiento de las condiciones financieras más rápido de lo esperado, y un aumento de las tensiones económicas y geopolíticas".

Sobre una de las prioridades argentinas, el futuro del trabajo, el documento augura que las nuevas tecnologías traigan oportunidades económicas "inmensas", que pueden generar un mayor crecimiento del PBI y mejoras en los estándares de vida. Pero admite que esa transición crea desafíos: "Por lo tanto, son necesarias respuestas políticas y la cooperación internacional para garantizar y asegurar que los beneficios sean compartidos por todos. Acordamos desarrollar un abanico de opciones de políticas públicas para evaluar en nuestra reunión en julio".

El otro gran tema de la presidencia argentina, la brecha en infraestructura, también está en el texto, que revela que se aprobó la Hoja de Ruta propuesta por Argentina hacia la Infraestructura como una Clase de Activo: se creará un grupo de asesoramiento privado que proveerá asesoría técnica en la agenda de infraestructura.

Además, los miembros del G20 se comprometen a perseguir un sistema financiero global "abierto, resiliente, apoyando el crecimiento y basado en estándares internacionales acordados".

El documento afirma que se "progresado sustancialmente en materia de transparencia tributaria". Y adelanta que durante este año se avanzará "en la implementación de los estándares y requerimientos relativos a la transparencia e intercambio de información con fines tributarios".
Finalmente, los países del G20 se comprometieron a intensificar la lucha contra el financiamiento del terrorismo, el lavado de activos y el financiamiento de la proliferación.

Seguí leyendo:

TE PUEDE INTERESAR