El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, criticó en duros términos los episodios de violencia que se registraron tanto dentro como fuera del Congreso cuando se intentó aprobar la reforma previsional que impulsa el oficialismo pero aseguró que se trató de una "vergüenza predeterminada" que estuvo "armada" por los sectores que "quieren poner palos en la rueda".

"Hubo un intento de poner sobre la mesa que a los jubilados se les estaba sacando plata, eso es mentira", exclamó.

Lo hacemos porque es necesario. No hacemos nada en contra de los jubilados

El funcionario de Cambiemos planteó que si la oposición "hubieran pensado que no teníamos los votos no habrían armado todo este circo" y, en la misma línea, destacó que el kirchnerismo celebró que no se pudo debatir el tema. "Se festejó la violencia y el patoterismo, fue un día de luto para la democracia", dijo.

Frigerio criticó en duros términos a la oposición y planteó que "los que hoy plantean a los jubilados como excusa nunca los han defendido". Y agregó: "Son los que vetaron el 82% móvil y dejaron que se mueran 300 mil jubilados sin cobrar (los juicios) lo que les correspondía". Para el ministro, "hay sectores que están tratando de desestabilizar".

Por otro lado, ante la acusación de Felipe Solá de que el Gobierno busca ahorrarse $100 mil millones, Frigerio contestó que "no es verdad, no hay ahorro".

"Lo hacemos porque es necesario. No hacemos nada en contra de los jubilados. Ahora tienen una fórmula que no les garantiza ganarle a la inflación. La nueva fórmula garantiza que los jubilados le ganen siempre a la inflación", insistió.

El jueves pasado el oficialismo intentó aprobar en Diputados la reforma pero la tensión entre los manifestantes y la Gendarmería afuera del Congreso, sumado a la dificultad para alcanzar el quórum, hizo que se levantara la sesión. Los incidentes terminaron con grandes destrozos y más de 40 personas detenidas.