Athina Onassis y Doda de Miranda.
Athina Onassis y Doda de Miranda.

Todo parecía indicar que Athina Onassis había roto el maleficio de su familia. La hija de Cristina Onassis y Thierry Russel, única heredera del imperio que construyó su abuelo Aristóteles, tenía una vida calma y feliz.
Dueña de una fortuna estimada en 2.700 millones de euros, Athina estaba dedicada a sus caballos y a su esposo, el brasileño Álvaro Doda de Miranda. La tragedia que signo a su familia durante las dos generaciones anteriores, había desaparecido… hasta ahora.

Su mamá Cristina Onassis falleció a los 37 años el 19 de noviembre de 1988. Athina tenía tres años. Durante una visita a su amiga Mariana Dodero a Buenos Aires, la hija del empresario naviero fue encontrada muerta en la bañera de la casa del Country Tortugas por una empleada. "Cristina no se suicidó. Bebía mucha gaseosas y, como después no podía dormir, tomaba somníferos para conciliar el sueño. Era dramático", relató Dodero sobre quien fuera su amiga desde la adolescencia cuando se conocieron en Punta del Este.

La muerte a manos de los somníferos de Cristina fue la culminación de una serie de tragedias. Su hermano Alexander murió en una accidente aéreo en Atenas en 1973. Un año después su madre Athina Livanos falleció por una sobredosis en París. Su padre se sumió en una profunda tristeza que lo llevó a enfermarse. Aristóteles Onassis dejó de existir el 15 de marzo de 1975 en Neuilly-sur-Seine, Francia. En menos de dos años Cristina había perdido a toda su familia.

Pero su única hija parecía haber roto el maleficio. Hasta mayo de 2016, Athina era la única de la dinastía Onassis que había encontrado la fórmula para mantener un matrimonio duradero. Su abuelo vivió un torrentoso romance con la cantante de ópera María Callas a quien abandonó abruptamente para casarse con Jacqueline Kennedy, viuda del presidente norteamericano John F. Kennedy.

Cristina al momento de su muerte se había casado cuatro veces. Su último marido fue el papá de Athena de quien se divorció cuando se enteró que había tenido otro hijo con su amante mientras estaban casados.

Athina llevaba 11 años de matrimonio con el brasileño y hasta ese momento el bajo perfil de la pareja no hacía sospechar lo que sucedía entre ellos. Aunque se especulaba que no iba a ser un divorcio sencillo trascendió que la pareja había firmado un acuerdo prenupcial: ella le debía dar un millón de dólares por cada año de casados y los caballos (que representan otra fortuna).

Doda empezó al mes de casarse con Athina una relación paralela con una bella y misteriosa mujer

Pero ahora salió a la luz una historia que pulveriza la idea que que Athina en algún momento encontró la felicidad junto a Doda. Según la prensa alemana y el abogado griego Alexis Mantheakis, el brasileño empezó al mes de casarse con Athina una relación paralela con una bella y misteriosa mujer belga.

El abogado contó en su cuenta de Facebook que la mujer se puso en contacto hace unos tres años con él y le relato su historia. Hace un año Mantheakis le entregó una serie de documentos a los abogados de Athina sobre los que se basará un libro que se conocerá con el título de Una muñeca de acero.

LEA MÁS: