Así será la vuelta a las clases presenciales en la provincia de Buenos Aires a partir del miércoles

Las autoridades escolares, docentes y el personal auxiliar deberán acudir hoy a los establecimientos para realizar todos los preparativos. Las medidas que se implementarán para garantizar un retorno seguro a las aulas

Así será la vuelta a las clases presenciales en la provincia de Buenos Aires a partir del miércoles (Télam)
Así será la vuelta a las clases presenciales en la provincia de Buenos Aires a partir del miércoles (Télam)

Las clases presenciales en forma gradual y cuidada volverán a partir del miércoles en todos los niveles de enseñanza en las escuelas del conurbano bonaerense, según anunció el gobernador Axel Kicillof, quien explicó que la medida se debe a que la provincia dejó de ser zona de la “alarma epidemiológica” por el descenso de casos de coronavirus.

La medida se tomó en medio de una fuerte presión social, después de que el colectivo Padres Organizados lanzara una iniciativa con la consigna “el lunes hay clases. En las escuelas o en la carpa”, en alusión a una protesta con clases al aire libre que tenían prevista en caso de que no se anunciara el regreso escolar.

De acuerdo con el informe del Gobierno provincial, los nuevos parámetros epidemiológicos determinaron que el conglomerado de municipios del gran Buenos Aires registra 401 casos cada cien mil habitantes, lo que posibilita el retorno a la presencialidad escolar.

La Provincia anunció el regreso a las clases presenciales
La Provincia anunció el regreso a las clases presenciales

“Nosotros cumplimos a rajatabla el DNU que presentó el Presidente. No hacemos política con la pandemia, cumplimos la ley. La vuelta a clases tiene cero especulación política, remarcó este domingo el Jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, en FM Milenium.

Y agregó que “la Ciudad desacata la normativa nacional porque no tiene una incidencia menor a 500 casos cada 100 mil habitantes como dice el DNU”. Para Bianco, el gobierno porteño “toma como válido un fallo que ya caducó”.

Sin embargo, esa presencialidad se realizará de acuerdo con los protocolos que se habían establecido al inicio del ciclo escolar hasta que debió ser suspendido y pasar su totalidad a la modalidad virtual por la llegada de la segunda ola del coronavirus.

A pesar del levantamiento de esta restricción, Kicillof aclaró que “la pandemia no terminó” sino que solo mejoró la curva de contagios que había llegado a crecimientos exponenciales en meses anteriores.

El gobernador destacó que la vuelta a clases contará con la presencia de medidores de dióxido de carbono en 33 mil establecimientos educativos para medir si en el aire puede haber elementos de contagio y regular la ventilación de los ambientes, teniendo en cuenta que se trata de meses de bajas temperaturas que requieren calefacción. El monitoreo de CO2 permite regular el nivel de apertura de las puertas y ventanas necesario para una adecuada ventilación que mitigue el riesgo de contagio.

Además, anunció la implementación de un Plan de Vigilancia Epidemiológica en las Escuelas, a través de testeos aleatorios, que servirán como muestra de la situación epidemiológica en las instituciones educativas.

En cuanto al comienzo de clases, aclaró que si bien los alumnos regresarán a partir del miércoles a las escuelas, desde hoy lunes lo harán las autoridades, docentes y personal auxiliar para realizar todos los preparativos.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, junto al ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta (Télam)
El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, junto al ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta (Télam)

El protocolo establece que cada escuela, de acuerdo con la infraestructura y espacio de las aulas con las que cuenta, diseñe un sistema de rotación presencial semanal de sus alumnos.

El Plan Jurisdiccional para el Regreso Seguro a Clases Presenciales establece también pautas para la organización institucional de las escuelas para posibilitar el distanciamiento social, la adecuada circulación de aire, la limpieza y desinfección de los establecimientos y la higiene personal.

Entre las pautas generales de cuidado, se encuentran el uso obligatorio de tapabocas para estudiantes, docentes y auxiliares; la distancia social entre estudiantes y docentes, de al menos de un metro y medio entre estudiantes y de dos metros del docente en el aula, y de otros dos metros en espacios comunes.

También contempla la higiene frecuente de manos (al menos cada 90 minutos), el control de temperatura al ingreso del establecimiento (máximo 37,4º C), la ventilación de los ambientes (al menos cada 90 minutos) y el mantenimiento de las puertas y ventanas siempre abiertas.

La organización de los ingresos y egresos de las escuelas se realiza en horarios escalonados que eviten la concentración de personas, como pautar 15 minutos de diferencia entre los horarios de salida y entrada de los grupos de estudiantes.

Kicillof se refirió al regreso a las clases presenciales en la Provincia (Twitter)
Kicillof se refirió al regreso a las clases presenciales en la Provincia (Twitter)

“No obstante, será preciso continuar con el cumplimiento estricto de las medidas de cuidado tendientes a minimizar el contagio ya que, si en algunos distritos se dan nuevos rebrotes, se deberán adoptar nuevamente medidas de suspensión temporal y focalizada de la presencialidad escolar”, aclararon desde el gobierno bonerense en un comunicado.

Asimismo, destacaron que el retorno a la presencialidad cuidada “se da en el marco de la aceleración de la campaña de vacunación y gracias a la inconmensurable tarea de las y los trabajadores de la salud y, también al compromiso y la solidaridad de los sindicatos de docentes y auxiliares”.

Ayer por la tarde, Kicillof se reunió con los responsables de las carteras educativas de Nación, Nicolás Trotta, y de la provincia, Agustina Vila, para analizar las medidas con la intención de “seguir cuidando el entorno de las escuelas”.

Y este domingo, Trotta señaló en FM Milenium que la Provincia pudo avanzar con la presencialidad gracias a los indicadores epidemiológicos, a diferencia de lo que ocurre en CABA que por su número de casos no podría. “Lo que pasa es que la Ciudad tiene apatía para asumir decisiones que son difíciles y tienen un costo político”, aseveró el funcionario nacional.

Desde la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense se informó que se están dando nuevos turnos para de vacunación para docentes y auxiliares y en tal sentido se pide revisar los correos electrónicos, la app y la web de Buenos Aires Vacunate.

Por otro lado, se extenderá el Plan de vigilancia epidemiológica activa en las escuelas, con una inversión del estado provincial de $117,5 millones, a través del cual los equipos de salud realizarán testeos muestrales aleatorios a docentes y auxiliares para la detección de casos asintomáticos.

Desde la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense se informó que se están dando nuevos turnos para de vacunación para docentes y auxiliares
Desde la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense se informó que se están dando nuevos turnos para de vacunación para docentes y auxiliares

Además, “se continúa con el refuerzo de la inversión presupuestaria para la provisión permanente de insumos de limpieza, desinfección y elementos de protección personal, por el cual la provincia lleva invertidos $1.222 millones desde el inicio de la pandemia”.

A estas medidas de refuerzo se suma la continuidad de las obras de mejoramiento de la infraestructura desarrolladas por el programa “Escuelas a la obra”, que lleva comprometida una inversión de $6.570 millones y las acciones de fortalecimiento de los planteles docentes a través de la cobertura de 34.123 desempeños auxiliares y docentes dispensados, se destacó en el comunicado.

El anuncio del regreso a las aulas se produjo dos días después de que dos importantes funcionarios bonaerenses señalaran la importancia de continuar con las clases virtuales “tres o cuatro semanas más” hasta que bajen un poco más los casos.

“Yo creo que serían tres o cuatro semanas más de sostener este tipo de restricciones y ver si ya pasado ese tiempo tenemos una cantidad de inmunización suficiente para pensar una cosa distinta”, había reclamado el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak.

El jefe de Gabinete, Carlos Bianco, por su parte, tampoco se mostró optimista ante el retorno a las aulas y apuntó directamente a los opositores a los que les pidió que se “busquen un trabajo digno”.

Después de que se conociera la decisión sobre el regreso de las clases presenciales en la Provincia, Juntos por el Cambio emitió un comunicado en el que aseguró que el gobierno nacional está “usando criterios arbitrarios según la convivencia del partido gobernante, dejando de lado a algunos bonaerenses que ‘casualmente’ viven en municipios mayoritariamente gobernados por Juntos por el Cambio”.

“Axel Kicillof anunció la vuelta a las clases presenciales, a partir del miércoles 16, de todos los niveles educativos en los distritos del Conurbano, argumentos que estos han podido ‘salir del sistema de alarma epidemiológica en la que se encuentran’ y cambiar ‘de fase 2 a fase 3’. Mientras tanto, los distritos del Interior continuarán con restricciones más duras y la presencialidad seguirá suspendida. ¿No es curiosa esta decisión? ¿qué diferencia hay respecto del impacto emocional y pedagógico que genera la no posibilidad de ir a la escuela? Hay distritos del Conurbano que incluso tienen números más complejos”, argumentaron desde la oposición.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR