Los graduados donaron el software a los bomberos
Los graduados donaron el software a los bomberos

Cursaban el último cuatrimestre de la carrera en Desarrollo de Software y se toparon con el trabajo final: debían ofrecer una solución a un cliente real. Era el objetivo para terminar la cursada y graduarse. En la búsqueda, uno de los integrantes del grupo levantó la voz. Dijo que podría ser una buena idea diseñar un programa para los bomberos de Pinamar. Su padre se había desempeñado en el cuartel durante muchos años.

Ana Martínez (21), Benjamín Ríos (21) y Facundo Connel (23), graduados de la sede Pinamar de la UADE, se contactaron con los bomberos de la ciudad. El primer paso fue reconocer sus necesidades. Se dieron cuenta de que necesitaban un programa que ayudara en el servicio de atención a emergencias. Un programa que les calculara la mejor ruta al siniestro y, al mismo tiempo, generara una base de datos para prevenir a base de estadísticas el foco de futuros incendios. Ese mismo fue el producto final que donaron a los Bomberos Voluntarios Pinamar.

"Desde el comienzo sabíamos que íbamos a donar el sistema. Lo consideramos como un pequeño agradecimiento por todo el sacrificio de los bomberos. Desde la primera reunión ellos se mostraron muy entusiasmados, dedicándonos al menos dos horas semanales para despejar nuestras dudas y dándonos todo el material necesario para desarrollar", le contó a Infobae Ana.

Ana Martínez durante la presentación del proyecto
Ana Martínez durante la presentación del proyecto

El trabajo comenzó en agosto de 2018. Durante las primeras semanas se focalizaron en entender cómo funcionaba el cuartel por dentro, explorar los procesos internos. Establecieron un ciclo de desarrollo de dos semanas. Es decir, cada dos semanas le agregaban al software una nueva función. El análisis de la información derivaba en el diseño y luego llegaba al desarrollo. Por último, testeaban la función y tomaban sus sugerencias para corregirla.

Los hasta ese momento estudiantes dividieron su tiempo en atención a emergencias y administración interna. Primero siguieron el proceso desde que llega el llamado reportando un incendio hasta que se asiste al siniestro: averiguaron qué información se podía recabar de ahí para luego sistematizarla.

Después pasaron a la estructura burocrática. Se detuvieron en las guardias, licencias y puntajes de los bomberos, que son calificados semanal, mensual y anualmente. En base a ese puntaje, determinado por asistencias a emergencias, reuniones y guardias, se dirime su permanencia o no en el cuerpo.

Una muestra del software
Una muestra del software

Necesitaron cuatro meses para terminar el software. El resultado final permite gestionar licencias y asistencias a guardias, calcula el puntaje de cada bombero y mejora la respuesta ante un incendio. "Sin duda lo más complejo del proceso de desarrollo fue familiarizarse con los procedimientos, documentos y terminología de un cuartel de bomberos, pero lo logramos gracias a la paciencia de Patricio Silva", dijo Ana.

Patricio Silva es el jefe de Bomberos Voluntarios Pinamar. Él se sorprendió cuando los chicos se acercaron y le plantearon el interés. "Es algo que nos ayudará al trabajo que no se ve, que hacemos todos los días y lleva tiempo. Los chicos realizaron este programa de forma totalmente gratuita. Eso tiene un valor muy grande", le dijo a Infobae.

Silva reconoce que recién le están "tomando la mano" al programa, pero que es intuitivo y les ahorra trabajo, sobre todo administrativo. "A la hora de realizar el puntaje del personal y sacar estadísticas de siniestros solo hay que proporcionar fechas y apretar un botón y listo. Hasta hoy se hacía todo a pulmón y eso lleva horas hombre. Necesitamos que esas horas se utilicen para realizar otra tarea o capacitación", agregó.

Hace ya un mes y medio, el software está instalado en el cuartel. La mayoría de los bomberos ya están registrados en el sistema y lo usan para el registro de emergencias, que les provee los mapas de los recorridos más convenientes. La idea de los chicos, sin embargo, es seguir puliéndolo. Después de corregir detalles, cada semana entregan actualizaciones. "Queremos que la labor diaria del bombero pueda ser más fácil", dicen.

Seguí leyendo: