Los bonos soberanos argentinos cotizan en el exterior a precio de default (AP)
Los bonos soberanos argentinos cotizan en el exterior a precio de default (AP)

La semana pasada se cayó todo. La economía y las finanzas argentinas entraron en un tembladeral de devaluación y fuerte caída de bonos y acciones. El jueves y el viernes fueron días de cierta recuperación de algunas variables; en rigor, de recorte de las bajas. El riesgo país, por caso, que llegó a ubicarse muy cerca de los 2000 puntos básicos horas después de las PASO, bajó con el correr de los días a menos de 1700. Pero no se pudo sostener, incluso a pesar del feriado de hoy: este lunes volvió a subir a 1.875 puntos (13,4%), luego de rozar los 1900 al mediodía.

¿Qué pasó en una jornada sin mercados locales por el puente turístico? Atado al movimiento de los bonos y los mercados emergentes, el índice que mide JP Morgan reflejó el impacto de dos bajas de notas de la deuda local del viernes pasado por la tarde, de las calificadoras de riesgo Fitch y S&P, y de los dichos del candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, quien en distintos reportajes el fin de semana pasado sugirió la posibilidad de "sentarse a discutir uno por uno" con los acreedores de deuda.

Los bonos sintieron el golpe. Este fue el movimiento de los títulos locales en dólares emitidos bajo legislación americana.

El Discount 2033 con ley de Nueva York cayó 5,4% este lunes, con una tasa de 21,1 por ciento. El Bonar 2022, en tanto, bajó de 6%, a USD 50, y una tasa de retorno en el mercado secundario de 39,4% anual en dólares. El Bonar 2046 se desplomó 3,1% 8 (USD 49,44) con una tasa de retorno de 15,7 por ciento, y el Bonar 2027, –4,8% con una tasa de 21,4 por ciento. El famoso bono a 100 que emitió Luis Caputo, finalmente, tuvo una merma de 6,5%, a USD 45,54 y una tasa de 15,3% anual en dólares. 

La opinión de los analistas

"Lo de las calificadoras pegó mucho porque habla de perspectivas negativas y posible default. No creo que las dudas pesen por Lacunza, su figura no puede ser tan negativa como para genere todo esto", agregó a Infobae José Bano, de InvertirOnline.

Martín Vauthier, director del Estudio EcoGo, afirmó en Twitter que "Argentina no tiene un problema de solvencia ni un perfil de vencimientos impagable. Si tiene un problema de liquidez generado por falta de confianza, que debe encarar con urgencia". Vauthier consideró que "con responsabilidad y programas creíbles, Argentina puede bajar el riesgo país y aliviar perfiles" y explicó es "clave este punto", dado que "en 2001 Argentina era insolvente y la reestructuración era muy difícil de evitar. Hoy la yield (tasa de retronó de bonos) es alta no por la carga de vencimientos en 2020/2021 sino por falta de confianza. Una reestructuración no lo resuelve. Más bien al contrario", expresó.

Su socio Federico Furiase cree que el mercado pricea un escenario de reestructuración con Fernández, un candidato que además genera incertidumbre, en medio de un programa con el Fondo que queda mal parado con las nueva medidas que "le pegan fuerte al déficit fiscal". "En el mercado de Bonos hay una tormenta perfecta, está todo muy inestable. El origen del contexto financiero está en el mercado de bonos, riego país y prima de CDS, que genera presión en el dólar, las tasas de interés y las reservas del BCRA. Hacen falta definiciones políticas, coordinación con el respaldo del FMI para dar certidumbre de que no se quiere defaultear ni reestructurar, como aclaró Nielsen", asegura.

Argentina no tiene un problema de solvencia ni un perfil de vencimientos impagable. Si tiene un problema de liquidez generado por falta de confianza, que debe encarar con urgencia (Vauthier)

Los swaps de incumplimiento de crédito (Credit Default Swap o CDS) a cinco años de Argentina cotizaron hoy a 2.669 puntos básicos, unos 319 enteros por encima del viernes, según IHS Markit. Eso es igual a una probabilidad de un 77% de un incumplimiento soberano dentro de los próximos cinco años.

Miguel Ángel Boggiano, CEO de Carta Financiera, se enfocó en la incertidumbre política para explicar el contexto y advirtió en una nota en televisión que "el que crea que las recientes medidas anunciadas van a resolver los problemas, está equivocado. A mí me parece que no tienen ninguna herramienta para hacer mucho. La decisión debería venir de la política y Macri no tiene poder, aunque institucionalmente no creo que nadie quiera hacer el adelantamiento de las elecciones. Lo que queda de acá a diciembre es tiempo perdido en cuanto a poder hacer cosas nuevas".

Seguí leyendo: