El crédito del FMI y las exportaciones refuerzan las reservas. (Adrián Escandar)
El crédito del FMI y las exportaciones refuerzan las reservas. (Adrián Escandar)

Si bien el dólar mayorista comenzó marzo con nuevos máximos anuales y aproximó la cotización a los 40 pesos por primera vez desde el cierre de septiembre, el balance del Banco Central está equilibrado por un nivel de reservas internacionales en récord histórico.

Las reservas ya cerraron febrero en USD 68.010 millones y en la rueda cambiaria del viernes concluyeron en USD 68.344 millones, un máximo sin precedentes, lo que ratifica la tendencia iniciada en enero por el crecimiento genuino de los activos de la entidad sin inyecciones de crédito internacional, pues el último aporte del Fondo Monetario Internacional (FMI) se realizó el 21 de diciembre.

De esta manera, febrero tuvo un balance provisorio favorable en USD 1.199 millones para las reservas, en tanto en los primeros dos meses del año el saldo positivo se elevó a USD 2.204 millones, de acuerdo con la información estadística suministrada por el Banco Central.

Por las compras de divisas en el mercado de cambios, cuando la cotización mayorista se ubicó debajo del piso de la zona de no intervención, la entidad que preside Guido Sandleris sumó USD 978 millones desde que empezó el año.

Un nuevo desembolso del FMI por USD 10.700 millones, que está previsto que se ejecutará este mes, incrementará las reservas a cerca de USD 80.000 millones por primera vez, casi 20% del actual PBI de la Argentina, debilitado por la devaluación de 51% del peso en 2018 (aumento del dólar de 102%).

El FMI analizará en una reunión el 26 de marzo próximo los detalles del nuevo desembolso, en el marco de un acuerdo por USD 57.100 millones hasta 2020.

Las reservas internacionales podrían acercarse al 20% del PBI con un nuevo desmbolso del FMI

Las reservas habían tenido en 2018 un incremento basado exclusivamente en la asistencia del FMI, el Banco Popular de China –a través del swap- y el Banco de Basilea, pues la salida de fondos invertidos en LEBAC significó el año pasado una contundente pérdida de divisas para el ente monetario.

Los dólares del Fondo, unos USD 28.020 millones que ya fueron girados hasta diciembre de 2018, solo pueden ser utilizados para el pago de deuda pública en moneda extranjera, por el acuerdo stand by con el organismo.

En el mismo sentido, el intercambio de monedas con China por 130.000 millones de yuanes equivale hoy a unos USD 19.400 millones e integra reservas (28,4% del total), pero en caso que el Gobierno argentino haga uso de esas divisas, deberá pagar tasa de interés por la tenencia como si se tratara de deuda externa.

Por ese motivo, podría decirse que dos terceras partes de los activos internacionales no son de libre disponibilidad, estatus que acota la fortaleza y el "poder de fuego" del Central ante una eventual volatilidad cambiaria.

El BCRA compró en enero y febrero cerca de USD 1.000 millones en el mercado de cambios

Sin embargo, una cosecha que aportará más de USD 6.000 millones extra a la contabilidad exportadora garantizará este año una mayor provisión de divisas a la economía en el año electoral.

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) señaló que las exportaciones del complejo agroexportador que comprende soja, maíz en grano, trigo, girasol, cebada, harinas, aceites y otros subproductos alcanzarían un total de USD 28.000 millones en 2019, unos USD 6.400 millones más que en 2018.

El informe de los economistas Julio Calzada y Federico Di Yenno concluyó que el saldo neto resulta de sumar USD 4.800 millones por el aumento de producción, tras la devastadora sequía de la campaña anterior, y unos USD 1.600 millones extra si se consideran las menores importaciones de soja este año para abastecer al complejo agroindustrial.

Seguí leyendo: