El Gobierno recalculó la recuperación de la economía este año y estimó que el PBI repuntará 9%

En 2020 el Producto Bruto se había desplomado casi 10%, por lo que el rebote no alcanza a recuperar lo perdido. Según el equipo económico, hacia fin de año también crecerán las actividades que fueron más impactadas por la pandemia como el turismo y la gastronomía

Según el equipo económico, hacia fin de año también crecerán las actividades que fueron más impactadas por la pandemia. EFE/ Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
Según el equipo económico, hacia fin de año también crecerán las actividades que fueron más impactadas por la pandemia. EFE/ Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

El Gobierno volvió a recalcular la proyección de crecimiento de la economía de este año y ahora estima que el Producto Bruto Interno (PBI) terminará el 2021 con una recuperación de 9%, un punto porcentual más de lo que había calculado el Poder Ejecutivo en el presupuesto presentado al Congreso hace un mes y medio.

Así lo dejó saber el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien indicó este martes que la expansión de la economía argentina será más alta de la que se esperaba, luego de conocerse hace algunos días el dato de actividad económica de agosto.

El Gobierno ahora estima que el Producto Bruto Interno (PBI) terminará el 2021 con una recuperación de 9%, un punto porcentual más de lo que había calculado el Poder Ejecutivo en el Presupuesto

“El crecimiento económico se calcula en un 9%. Estamos cerrando un año de mucha recuperación y tiene que ver, sobre todo al final del año, con el impulso de los sectores de servicios”, aseguró Kulfas desde Glasgow, donde participó de la Cumbre sobre el Cambio Climático. En ese sentido, el Ministro señaló que los sectores que inicialmente “pujaban a principios y mediados de año eran básicamente la industria, la construcción y la economía del conocimiento, y después se sumó el tema energético”.

Respecto de lo último, el titular de Desarrollo Productivo destacó el récord de producción de gas no convencional en Vaca Muerta, que en agosto alcanzó un máximo histórico de 68 millones de metros cúbicos diarios. “Después de finalizada la segunda ola, el turismo y la gastronomía están con una evolución muy importante, con lo cual al final del año están todos los sectores productivos ya creciendo y creciendo mucho”, declaró el funcionario.

Según estimaciones privadas, la construcción mejoró en los últimos meses por una ejecución mayor de obra pública. EFE/Juan Ignacio Roncoroni
Según estimaciones privadas, la construcción mejoró en los últimos meses por una ejecución mayor de obra pública. EFE/Juan Ignacio Roncoroni

El nuevo horizonte de repunte en el PBI para 2021 tuvo así una modificación respecto a lo que esperaba el Ministerio de Economía en el proyecto de Presupuesto 2022 que presentó en el Congreso a mediados de septiembre, que hablaba de un repunte que rondaría el 8 por ciento. De todas formas, los últimos datos oficiales publicados por el Indec de agosto y las cifras preliminares entusiasmaron al equipo económica y arriesgaron una meta más ambiciosa. De todas formas, no alcanzaría para compensar el desplome de casi 10% que había tenido la economía en 2022 como consecuencia del impacto de la pandemia y las medidas de cuarentena.

Según el Indec, la actividad económica creció 1,1% en agosto frente a julio y 12,8% frente al mismo período del año anterior. Esa suba intermensual incluso tuvo lugar cuando los datos de la construcción y la industria manufacturera habían mostrado en agosto retrocesos en sus niveles de actividad a pesar del relajamiento de restricciones por la pandemia.

Entre los consultores la expectativa de recuperación económica no es tan alta como la que ahora prevé el Poder Ejecutivo. Para Ricardo Delgado, director de Analytica, los últimos datos hacen pensar en un repunte de 8,5%, mientras anteriormente esperaba un 8 por ciento.

“Después de finalizada la segunda ola, el turismo y la gastronomía están con una evolución muy importante, con lo cual al final del año están todos los sectores productivos ya creciendo y creciendo mucho” (Kulfas)

“Vemos una mayor recuperación en actividades vinculadas a la industria, construcción y el consumo repunta más de lo que estabamos previendo. Si termina el último trimestre con una variación más positiva, vas a tener un arrastre para 2022, por lo que estamos recalculado algo más para el año, en que teníamos un 2 por ciento, pero está muy sujeto a lo que suceda post elecciones y con el rumbo que el Gobierno decida para los dos últimos años de gestión”, mencionó en diálogo con Infobae.

En ese sentido, Delgado explicó que el 8,5% que calcula tiene que ver con que “los datos de septiembre fueron más alto de lo previsto. Los salarios reales en agosto y septiembre crecieron y le ganaron a la inflación, principalmente en el sector registrado y el promedio probablemente también. También vimos un punto no menor que tiene que ver con la construcción, que tuvo un ritmo mayor de ejecución. Además en estos tiempos de cepo e incentivos a dolarizarse, muchas empresas produjeron más para sacarle los dólares escasos al Central y aumentaron los niveles de producción”, concluyó.

Por su parte, Camilo Tiscornia, director ded C&T Asesores Económicos, mencionó que “el último dato de PBI es el de agosto, si ese dato se repitiera hasta fin de año mes a mes, te daría un crecimiento como cierre del año arriba de 8%”, consideró ante este medio.

Matías Kulfas estimó que el PBI terminará el año con un repunte de 9 por ciento
Matías Kulfas estimó que el PBI terminará el año con un repunte de 9 por ciento

“Con lo cual sería un dato muy elevado. Qué va a pasar en la secuencia de estos meses no lo sabemos, septiembre probablemente haya sido bastante bueno. Octubre no sabemos, pero creo que con el lío con el dólar y las trabas a las importaciones la actividad económica puede haberse resentido un poco. Ya noviembre y diciembre nadie lo sabe porque tiene que ver con la parte política. Por ahora la expectativa para el año que viene no es muy buena tampoco”, cerró Tiscornia.

Un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) estimó que de mantenerse el nivel de actividad de agosto durante el resto del año, la economía crecería 8,4% en 2021, dejando un arrastre estadístico del 1,3% para 2022, según Nadin Argañaraz, quien aclaró que el “valor de agosto se encuentra 0,1% debajo de igual mes de 2019 y 12,8% arriba de 2020″.

“Septiembre probablemente haya sido un mes bastante bueno. Octubre no sabemos, pero con el dólar y las trabas a las importaciones la actividad económica puede haberse resentido un poco. Ya noviembre y diciembre nadie lo sabe porque tiene que ver con la parte política” (Tiscornia)

“Casi la mitad del crecimiento se explica por el desempeño de tres sectores: Otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales (77,4% interanual), Industria manufacturera (+13,7% interanual) y Comercio mayorista, minorista y reparaciones (+15,6% interanual)”.

La expectativa de los organismos internacionales más importantes es un poco menor. Según las últimas actualizaciones del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, la Argentina debería crecer este año un 7,5% y en 2022 un 2,5%, menor del 4% que espera el Ministerio de Economía en el presupuesto.

SEGUIR LEYENDO:


Información provista porInvertir Online