Asumió Biden: cuáles podrían ser las mejores apuestas financieras para este año

Los analistas coinciden en que la liquidez ilimitada y las tasa en mínimos seguirán sosteniendo nuevos récords en los mercados. Compañías ligadas al consumo básico, bancos y transporte, en el foco inversor

Wall Street batió nuevos récords en la jornada de asunción de Biden. (EFE)
Wall Street batió nuevos récords en la jornada de asunción de Biden. (EFE)

Este 20 de enero comenzó una nueva etapa política en los EEUU, con la asunción del demócrata Joe Biden como presidente en reemplazo de Donald Trump.

Los precios de las acciones subieron en Nueva York, con los referentes del S&P 500 y el tecnológico Nasdaq con nuevos máximos, ante alentadores reportes de empresas y un optimismo generalizado por la llegada de un nuevo gobierno norteamericano.

Los analistas prevén para este 2021 una continuidad de las condiciones financieras que catapultaron a las bolsas globales a una racha alcista que se inició en marzo del año pasado y todavía no encuentra un límite, con una monumental inyección de liquidez provista por los principales bancos centrales, estímulos fiscales para asistir a las economías familiares y tasas de interés en torno a cero que volvieron realidad el concepto de “dinero para todos”, que en buena medida se volcó a los activos bursátiles.

En la Bolsa argentina hay varios Cedear para invertir en empresas de consumo y financieras de los EEUU (José Ignacio Bano)

Germán Fermo, director de MacroFinance y de la Maestría en Finanzas de la Universidad de San Andrés, afirmó que “va a haber ‘plata para todos’ ¿Qué quiero decir con esto? Dentro del equity norteamericano, los cyclicals (ligados al ciclo económico), que son los sectores más ‘rotos’ (por la pandemia) como energía, financiero, esparcimiento, aerolíneas, esos están muy retrasados y muy dependientes de los paquetes fiscales que seguramente va a implementar Biden, más teniendo un gran grado de libertad, dado que tiene manejo de las dos cámaras legislativas más el Ejecutivo”.

“Ese tipo de sectores, que se consideran los cíclicos van a desempeñarse bien. Pero como hay plata para todos -y a pesar que el sector tecnológico subió tanto- yo creo que las tecnológicas son una roca y van a seguir subiendo, No digo cualquiera de ellas, pero las empresas de calidad, como Microsoft. El valor está ahí también y el mercado si bien las castigó en el inicio del año, ahora está comprando de nuevo”, explicó Fermo.

El experto de MacroFinance subrayó que “el 2021 va a ser un año muy reflacionante, en el que los commodities van a seguir subiendo, escapando de la licuación del dólar. Lo mismo van a hacer los equities. Y obviamente para el que quiera ‘timbear’ -es muy loco- las criptomonedas, también lo están haciendo”.

Los estímulos fiscales y las tasas bajas van a estar en el orden del día. Todo confluye a un mercado alcista (Gustavo Neffa)

El analista financiero Ariel Sbdar observó algunas ‘perlas’ que tienen mucho potencial, como los sectores de “vehículos eléctricos y energia renovable”, aunque advirtió que son rubros que ya vienen experimentando notables subas y que “el mercado ya lo ‘priceo’ (trasladó a precios)”, lo que puede quitarle fuerza a la tendencia de corto plazo.

José Ignacio Bano, gerente de Research de InvertirOnline, indicó que “Biden quiere una política monetaria expansiva, o sea un dólar débil, muchos paquetes de ayuda y tasa cero, Todo eso habla de los sectores que podrían tener mejores resultados. El paquete de estímulos está dividido en dos, ayuda directa y otra parte para hacer crecer a EEUU. La ayuda directa son planes sociales, el envío de un cheque de USD 1.400 a quienes lo necesiten, el seguro de desempleo se va a reforzar en USD 400, el salario mínimo prácticamente se va a duplicar a USD 15 la hora. Todo eso da de corto plazo más consumo, por lo tanto es una buena alternativa posicionarse en todo lo referente a consumo básico y masivo”.

Los sectores, que se consideran atados al ciclo económico van a desempeñarse bien: energía, financiero, esparcimiento, aerolíneas (Germán Fermo)

Bano puso como ejemplo, los títulos de empresas extranjeras ligadas al consumo que “tienen Cedear en la Argentina, como Procter & Gamble, WalMart, Pepesico o Coca Cola”. Por otro lado consignó que “una recuperación económica significaría en términos generales mejores condiciones para todo el sector financiero. Para operar en los EEUU tenés el ETF XLF; en Argentina tenés la posibilidad de operar a través de JP Morgan, Citi, Bank of America o Visa. Esta última tiene una fortaleza que no tienen los bancos: evita la morosidad del crédito, porque solo procesa transacciones -que mejoran en épocas de crecimiento- y opera online, modalidad a la que migra el consumo en pandemia”.

“También fue clarísimo el mensaje de Biden a favor de las energías limpias. Entonces todas las compañías relacionadas a eso van a ‘performar’ muy bien. En los últimos meses ya han subido una locura. Acá en Argentina hay pocas opciones en Cedear y lo que es entrar en EEUU, estos precios dan un poco de miedo y no sé si es la mejor alternativa”, refirió Bano a Infobae.

El plan de rescate impulsado por los Demócratas, con políticas fiscales y monetarias de estímulo, es por cinco veces el PBI de la Argentina (Palma Cané)

Gustavo Neffa, director de Research for Traders, apuntó que “la suba de hoy también responde a los resultados de Netflix. Hay una revitalización de todo lo que es tecnología que pega fuerte, no es solamente lo de Biden”.

Un análisis de Research for Traders señaló como sectores que podrían favorecerse con el arribo de Biden a la Casa Blanca al de Infraestructura -por estímulos fiscales-; energías renovables como energía eólica o solar, ante la posibilidad que se incrementen los incentivos para reducir la contaminación ambiental; empresas relacionadas con la producción de vehículos eléctricos en detrimento de la industria automotriz tradicional. También consumo básico, ya que se buscará un aumento de los salarios más bajos en detrimento de los estratos sociales más altos, y aquellas compañías con perfil exportador, ya que Biden podría traer un apaciguamiento de la guerra de aranceles entre EEUU y China.

Biden y Yellen priorizan la reactivación

Las expectativas de un mayor estímulo de Washington bajo el gobierno de Joe Biden, ante el empeoramiento de los brotes de coronavirus en China y Estados Unidos, y el nombramiento de la ex presidente de Reserva Federal, Janet Yellen, como secretaria del Tesoro, sostuvieron la renovada tendencia alcista de Wall Street.

Yellen instó a los legisladores norteamericanos a “actuar en grande” para salvar la economía y preocuparse después de la deuda, en una audiencia de confirmación el martes. Además, aseguró que el presidente Biden y su equipo económico están enfocados en entregar un rápido alivio a las familias estadounidenses golpeadas por la pandemia de coronavirus, y no en subir los impuestos. El paquete de estímulo fiscal alcanzará 1,9 billón de dólares.

Detrás de la fortaleza de los activos financieros está la debilidad del dólar, que produce el fenómeno de la “reflación”

“Que Janet Yellen sea secretaria del Tesoro no es un tema trivial. Es probable que haya una coordinación muy fuerte entre la política monetaria implementada por la Reserva Federal de (Jerome) Powell y la política fiscal implementada por Yellen. Van a gastar, van a activar paquetes fiscales grandes, vamos a continuar con un período de una política monetaria muy contemplativa, muy tranquila, y tasas muy bajas, por lo tanto la reflación (inflación del precio de activos financieros) contra el dólar probablemente va a seguir”, señaló Germán Fermo.

Gustavo Neffa expresó que “obviamente que los estímulos fiscales van a estar en el orden del día. Por los cometarios de la secretaria del Tesoro Yellen, las perspectivas de tasas que van a seguir siendo bajas y los cometarios de Powell la semana pasada , todo confluye a un mercado alcista”.

Jerome Powell, de la Fed, aseguró que un aumento de la tasa de interés no llegará pronto y que “la economía está lejos de nuestras metas (...) y estamos fuertemente comprometidos (...) a usar nuestras herramientas de política monetaria hasta que el trabajo esté hecho y bien hecho”, en rechazo a las recientes sugerencias de algunos de sus colegas de que la Reserva Federal podría considerar recortar sus compras de bonos del Tesoro incluso este año.

El gobierno de Joe Biden se enfocará en medidas de estímulo para incentivar el consumo y priorizar el crecimiento económico

El analista financiero Luis Palma Cané recordó que “Biden enfrenta una situación sumamente complicada, con una pandemia en estado virulento -es el país que más muertos y contagios tiene-; la recesión por la pandemia, con un manejo laxo de Trump, basado solo en rebaja de impuestos y aumento del déficit, y una ‘grieta’ en el sistema político norteamericano nunca vista antes. Biden lo enfrenta con un plan inicial de rescate impulsado por los Demócratas, con políticas fiscales y monetarias de estímulo por cinco veces el PBI de la Argentina, una estrategia similar a la aplicada por Barack Obama, de quien Biden fue su vicepresidente”.

“Biden va a favorecer el multilateralismo, volverá a los acuerdos contra el cambio climático, va a favorecer los acuerdos de libre comercio que dejó de lado Trump, que ya estaban maduros, como el del Sudeste asiático y el de 15 años de negociaciones con Europa, que va a ser el acuerdo comercial más grande del mundo. La apertura comercial va a ser un punto a favor de América Latina, aunque la región no sea prioridad. Va a favorecer a la economía del mundo a través de la apertura”, puntualizó Palma Cané.

En ese aspecto, José Ignacio Bano apuntó que “se espera que los activos emergentes ‘performen’ mejor que los EEUU. Es como en el Real Estate, donde se recomienda ubicación porque defiende mejor los precios en épocas de crisis. Un departamento bien ubicado es el último en caer y el primero en recuperar. Esa lógica se aplica a la inversión financiera. Arrancaron comprando muy barato excelentes empresas de los EEUU, pero a estos precios, empiezan a desplazarse a otros lugares. Además las proyecciones de crecimiento del PBI para este año son superiores para emergentes que para países centrales. Y mayor perspectiva para emergentes es una buena noticia para Argentina”.

En clave de dólar

Detrás de esta carrera alcista que registran las acciones globales está la debilidad del dólar, víctima de la emisión monetaria de la Fed y de las tasas de interés deprimidas que castigan tanto a la moneda como a los bonos del Tesoro de los EEUU, a la vez que incentivan apuestas inversoras de mayor riesgo.

“No cambia el concepto como empezamos a percibirlo a partir de abril del año pasado. El mercado hizo mínimos en marzo, empieza un bull market y está intacto. Va a haber volatilidad, va a haber verticalidades, pero el mundo creo que tiene en claro que hay que esquivar al dólar, hay que esquivar la licuación del dólar, y esa licuación no se está dando contra otras monedas, que están bastante estables, si no contra activos financieros”, confió Germán Fermo.

“El mercado se corre del dólar y empieza a comprar activos y ese es el trade. El mismo trade del año pasado y creo que está intacto, más aún con la tendencia gastadora que va a tener Biden. En algún momento nos vamos a preocupar por la inflación o la la suba de tasas que pueda generar, pero no creo que en el primer semestre de 2021 el mercado quiera preguntarse eso, sino ver recuperación de la economía norteamericana y los activos financieros norteamericanos deberían subirse a esa parábola”, describió el director de la Maestría en Finanzas de la Universidad de San Andrés.

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS