El dólar se negoció estable en la City, en una rueda en la que se apreciaron las monedas emergentes

Los depósitos privados en dólares cedieron más de USD 700 millones en enero, mientras que las reservas del BCRA cayeron al mínimo de 2020

jgasalla@infobae.com
El dólar en Argentina sube 1,2% en lo que va de 2020. (Reuters)
El dólar en Argentina sube 1,2% en lo que va de 2020. (Reuters)

En una jornada que lució positiva para los mercados financieros, con los indicadores de Wall Street en niveles récord, el dólar cedió posiciones respecto de otras monedas emergentes, como el yuan chino y el real brasileño. Por la incidencia de estas divisas en el desempeño del comercio exterior argentino, una apreciación respecto del billete verde resta presiones devaluatorias para el peso argentino.

En ese aspecto el alza del dólar en Brasil en las últimas semanas apuró el deslizamiento del tipo de cambio mayorista en la Argentina en el breve recorrido de 2020. El viernes 31, el dólar alcanzó un máximo histórico de 4,28 reales, mientras que este miércoles se transa a 4,23 reales, con un aumento de 5,2% en 2020.

En la plaza mayorista local el dólar cerró a $60,59, con un incremento de 1,2% ó 70 centavos desde el cierre de 2019, menos que la inflación del período, en torno al 3% según sondeos de consultoras.

En las últimas ruedas, la entidad que preside Miguel Pesce se mostró proclive a la venta de divisas para atenuar la tendencia alcista del tipo de cambio, en una plaza con escaso volumen de negocios.

Con ventas puntuales del BCRA para fijar precio, el monto negociado en el segmento de contado (spot) sumó unos USD 181,7 millones, mientras que en futuros se pactaron contratos por USD 124 millones en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) y otros USD 303,3 millones en el ROFEX, donde las posturas para fin de mes terminaron en 62,325 pesos.

El Índice de Tipo de Cambio Real Multilateral (ITCRM) del BCRA, que mide la evolución de las monedas de los principales socios comerciales de la Argentina respecto del peso, en la que se plasma la devaluación de estas emisiones y la inflación en los países de origen, se ubica en el umbral de los 117 puntos. Esto puede interpretarse como un tipo de cambio aún “alto” para la Argentina en un 17% respecto de una zona de equilibrio teórico (base 100) y, por lo tanto, competitivo para exportar.


“La falta de una política monetaria explícita en un contexto de estricto cepo cambiario, enciende luces de alerta sobre la aún elevada inflación y la brecha entre el tipo de cambio oficial y el no oficial”, subrayó un informe de PwC Argentina.

En este aspecto, la brecha entre el “contado con liqui” y el dólar mayorista se mantiene en torno al 40%, comparable con el promedio observado durante los controles de capitales del segundo gobierno de Cristina Kirchner, entre octubre de 2011 y diciembre de 2015.

El dólar al público se mantiene ligeramente sobre los 63 pesos en el promedio de bancos, que ascienden a 82 pesos por el recargo “solidario” del 30% para atesoramiento y turismo. Cabe destacar que este gravamen no persigue un fin recaudatorio, sino moderar la salida de divisas y caída de reservas por esta vía, como ocurrió a partir de las elecciones primarias del 11 de agosto.

<b>Con compras y ventas de divisas, el BCRA regula una gradual devaluación, a ritmo menor que la inflación</b>

“Recordemos que según los datos de recaudación de la AFIP, el impuesto al dólar del 30% recaudó unos $3.181 millones desde el 23 de diciembre hasta las primeras tres semanas de enero”, subrayó un reporte de Portfolio Personal Inversiones. Este monto refleja que las ventas de divisas al público sumaron escasos USD 167 millones en el último mes, atrofiadas por el “impuestazo”.

“Ante la limitada oferta de instrumentos de inversión que permitan protegerse de la inflación, y sin la posibilidad de comprar dólares en el canal oficial para atesoramiento, las posibilidades de que el público acuda al dólar a través del mercado de capitales o del mercado informal aumenta y, con ello, la dispersión de precios relativos”, agregó PwC Argentina.

Después de haber repuntado más de USD 1.000 millones en diciembre, como consecuencia del beneficio impositivo para las tenencias de moneda extranjera dentro del sistema, los depósitos en dólares del sector privado –en efectivo– volvieron a caer más de USD 700 millones en enero, a 18.721 millones de dólares.

En cuanto a las reservas internacionales del BCRA, el monto cedió el martes 4 al mínimo de 2020, unos USD 44.632 millones, según datos provisorios. En tres ruedas de febrero, estos activos caen unos 285 millones de dólares.

El martes, la autoridad monetaria difundió el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), donde los participantes de la encuesta proyectaron un tipo de cambio promedio para diciembre de 2020 de 78,70 pesos, es decir 1,8 pesos menos que en el relevamiento previo. Para diciembre de 2021, se espera un tipo de cambio de 99 pesos por dólar.

SEGUÍ LEYENDO:

Todavía conviene comprar ropa y electrodomésticos en Chile, a pesar del impuesto del 30% y de la devaluación

El bono de Kicillof costó caro, hizo fracasar una licitación clave de bonos en pesos y expondrá al país a una peligrosa decisión

COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS