Nuevas medidas para impulsar la construcción de viviendas más económicas (Shutterstock)
Nuevas medidas para impulsar la construcción de viviendas más económicas (Shutterstock)

En los próximos días, serán reglamentadas distintas medidas con las que el Gobierno busca impulsar que los desarrolladores inmobiliarios construyan viviendas con precios más accesibles para los sectores medios. Entre ellas, una exención fiscal sobre el IVA para unidades de hasta 140.000 UVAs (unos USD 113.000) y también la reglamentación sobre los fondos comunes de inversión inmobiliaria, con descuentos sobre el Impuesto a las Ganancias.

"Estamos trabajando una batería de medidas con Hacienda para buscar impulsar el sector de la construcción. El déficit habitacional no lo podemos solucionar únicamente con la construcción de viviendas con recursos del Estado. Tratamos de salir del rol de Estado constructor y que pase a ser  un Estado facilitador", explicó Iván Kerr, secretario de Vivienda de la Nación. Se estima que el déficit afecta al 25% de la población, según los datos del último censo de 2010.

Tratamos de salir del rol de que el Estado sea un estado constructor y que pase a ser, como en otros países, un Estado facilitador

Por la Ley de Presupuesto 2019 se dispuso la exención del IVA para la construcción de viviendas con un valor máximo de venta que no supere los 140.000 UVA. Esto permite que el crédito fiscal generado por compras, importaciones, prestaciones o locaciones durante el proceso de obra se puedan compensar contra otros débitos fiscales o solicitar su devolución. Esta compensación tiene un límite del 10% del valor de venta de la propiedad.

El Ministro de Interior, Obras Publicas y Vivienda Rogelio Frigerio, destacó que se están "impulsando que desarrolladores privados construyan viviendas para el segmento de la clase media o media baja con exenciones impositivas. De esta manera, les damos herramientas para ampliar la oferta y también dotamos a las familias de un abanico de opciones para acceder a la casa propia".

La idea es que los constructores no orienten sus emprendimientos inmobiliarios solo a los sectores de ingresos más altos, que son los que compran una vivienda como inversión. Con todo, el esquema de devoluciones tendrá un tope de hasta 60.000 viviendas en total a nivel nacional en cuatro años, aunque la ley prevé que se pueda extender. A su vez, se acota a un máximo de 3.000 las unidades por proyectos beneficiados cuyo inicio sea antes del 2019. 

El esquema de devoluciones tendrá un tope de hasta 60.000 viviendas en total en cuatro años
El esquema de devoluciones tendrá un tope de hasta 60.000 viviendas en total en cuatro años

"Al estar dentro de la Ley de Presupuesto entra dentro de una política de Estado, que es lo que veníamos reclamando. En lo grueso de lo que se paga para la construcción de viviendas, el IVA es de 10,5%. Con la nueva medida durante la construcción te armás un crédito fiscal", explicó Gustavo Llambías, vicepresidente de la Asociación de Empresarios de la Vivienda (AEV). Y destacó que será más beneficiosa para las construcciones en terrenos en las zonas más baratas.

"Se va a acercar más al tope del 10% en el valor final en el interior del país, donde el precio de la tierra tiene menos incidencia en el valor final. Si lo hacés en Recoleta, la tierra incide entre 40% y 50% en el precio", agregó Llambías. Y señaló que la medida puede tener gran impacto, pero que por las limitaciones en la cantidad de unidades durante el primer año no se verá tanto durante 2019.

También será publicado el decreto reglamentario para los fondos comunes de inversión inmobiliaria, que se crearon el año pasado con la Ley de Financiamiento Productivo

Kerr también adelantó que en breve será publicado el decreto reglamentario para los fondos comunes de inversión inmobiliaria. Estos fondos se crearon el año pasado, con la Ley de Financiamiento Productivo. Habrá exenciones en Ganancias para los que inviertan en viviendas de hasta 220.000 UVAs.

"En 2016 la construcción tuvo un impulso muy grande con un récord en inversión en obra pública. Obviamente, con la crisis del año pasado y la necesidad de generar ajustes en el equilibrio fiscal tenemos que lograr que la  inversión no ocurra solo a través del Estado y poder también generar los incentivos adecuados para que el sector privado se anime a invertir", señaló Kerr.

Iván Kerr, secretario de Vivienda de la Nación
Iván Kerr, secretario de Vivienda de la Nación

Uno de los temas que surgen en las mesas de trabajo del Gobierno con el sector innmobiliario, por ejemplo, es la necesidad de un "crédito intermedio" para el desarrollador para financiar sus emprendimientos. 

Por el lado de los créditos hipotecarios, mientras las tasas de interés se mantengan altas seguirán siendo una opción lejana para las familias con ingresos medios. Sin embargo, Kerr indicó que se firmó un convenio con el Banco Nación para que todos los programas de vivienda del Gobierno tengan una tasa preferencial en UVAs más un 7,5%. "Estamos lejos del 3,5% de cuando arrancamos, pero estamos previendo un comité de evaluación de créditos para las viviendas con Javier González Fraga, del Banco Nación, para seguir el tema en la medida que las variables se puedan estabilizar y poder bajar las tasas de los créditos", explicó.

Seguí leyendo