Guido Sandleris (centro), presidente del Banco Central (Matías Baglietto)
Guido Sandleris (centro), presidente del Banco Central (Matías Baglietto)

El Banco Central efectuó su habitual subasta Letras de Liquidez (LELIQ) a 7 días, por $185.000 millones, en otra jornada de firme absorción de circulante.

La entidad monetaria consolidó el sendero bajista de los rendimientos de referencia del sistema, por vigésimo tercera rueda consecutiva, ahora en el rango del 50% por primera vez desde el pasado 29 de agosto.

Este martes, la tasa promedio de corte se ubicó en 50,020% anual, con una tasa mínima adjudicada de 49,475% y una máxima de 50,3935 por ciento.

El Central también ahondó el ciclo de contracción de liquidez para cumplir con su objetivo de Base Monetaria de febrero, en línea con lo comprometido con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Frente a vencimientos en el día por $150.000 millones, la entidad aspiró unos $33.200 millones, que sumados a la absorción del lunes ($38.246 millones) y el viernes pasados ($19.330 millones) consolidan una contracción de unos $90.776 millones en tres ruedas financieras de febrero.

Con esta absorción la Base Monetaria ya se alinea con el promedio previsto para febrero, de 1.378.000 millones de pesos, según el plan de "emisión cero" postulado por el entidad que preside Guido Sandleris.

La otra cara de la moneda de esta disminución del dinero en circulación es el incremento de los pasivos remunerados del BCRA, que en el caso de las LELIQ ya alcanzan un máximo de $840.000 millones, unos USD 22.580 millones al tipo de cambio de mayorista de 37,20 pesos, y se acercan al máximo histórico de $858.000 millones del pasado 18 de enero.

Las tasas de LELIQ recortaron 9,2 puntos porcentuales en el tramo inicial de 2019

"Si todo evoluciona como esperan las autoridades, la desinflación se consolidaría impulsando una caída de las tasas y cierta mejora de la actividad; aunque mantenerse en este círculo virtuoso dependerá de sostener la confianza y crear las defensas para enfrentarse a eventuales shocks", estimó un reporte del Grupo SBS.

"Al ser principio de mes, empezamos nuevamente la misma dinámica que en enero: el sector financiero se coloca en 'rojo' -en términos de encajes remunerados– a comienzos de cada mes para maximizar sus beneficios", explicaron desde Portfolio Personal Inversiones.

La Base Monetaria promedió en enero $1.345.587 millones, con un aumento interanual del 31,1% en comparación con los $1.026.680 millones del promedio del mismo mes de 2018, de acuerdo con lo informado por el Banco Central.

Las consultoras que participan del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) proyectaron un sendero descendente de las tasas de las Letras de Liquidez: para febrero estiman una tasa promedio de LELIQ en pesos de 52,8% -límite que ya se superó en forma holgada- y de 37% anual en diciembre de 2019.

Asimismo, los analistas proyectan que la tasa de interés recién alcanzará 25% para el promedio mensual de diciembre de 2020.

Cabe destacar que como la consulta del REM se efectuó entre el 29 y el 31 de enero, cuando las tasas promedio de LELIQ se ubicaron respectivamente en 55,639% y 53,687%, las previsiones quedaron desfasadas debido a que el descenso en los intereses fue mayor que el esperado, al punto de que ahora rozan el 50 por ciento.

El REM es "un seguimiento sistemático de los principales pronósticos macroeconómicos de corto y mediano plazo que habitualmente realizan analistas especializados, locales y extranjeros, sobre la evolución de variables seleccionadas de la economía argentina" que recopila el Banco Central.

Seguí leyendo: