El sistema financiero es uno de los pocos que contribuye a limitar la contracción del PBI (Google Street View)
El sistema financiero es uno de los pocos que contribuye a limitar la contracción del PBI (Google Street View)

El Índice General de Actividad del Estudio Orlando Ferreres y Asociados  registró en octubre una modesta mejora de 1,3% respecto del nivel de septiembre, pero no alcanzó para evitar que acumular 7 meses con signo negativo en el cotejo interanual.

En la senda moderadamente expansiva se mantuvieron la industria financiera con 2,6% y la actividad de la industria extractiva de minas y canteras con apenas 1 por ciento.

Por el contrario, sobresalieron por su ingreso a la faz recesiva la actividad inmobiliaria y de empresas de alquiler 2,3%; el sector industrial 4,8%; la construcción 5,2% y el comercio al por mayor y menor 5,8 por ciento.

Mientras que cerraron con niveles similares a los del año anterior los servicios sociales y de salud; el agro; la administración pública; el transporte y comunicaciones, y la rama de servicios públicos de electricidad, gas y agua.

Destacan los economistas del estudio privado que la desaceleración de la caída desde el 6,3% en septiembre se debe "a la menor baja reportada en el segmento agrícola y la expansión de la rama ganadera 5,2%, además de la morigeración verificada en la industria manufacturera y el comercio".

Para el corto plazo, la consultora informó: "la fase recesiva de mayor agudeza ha quedado atrás, pero no esperamos un dinamismo generalizado de los sectores que permita hablar de una recuperación sólida".

En el acumulado de los primeros 10 meses el estimador del PBI arrojó una baja de 0,9%, la cual prenuncia que el año podría concluir con un declive inferior a 2%, en contraste con el pronóstico de la OCDE que anticipó un receso de 2,8 por ciento.

Seguí leyendo: