El dólar tuvo ayer otra jornada de fuerte caída que lo dejó en su menor nivel desde fines de agosto. Tras perder casi 1,5% en la jornada, la divisa finalizó en el mercado mayorista a $ 36,57 y de esta forma quedó a sólo 6,3% del piso estipulado para la banda cambiaria. El límite inferior finalizó ayer a $ 34,38, debido a que todos los días se desliza hacia arriba, a un ritmo de 3% mensual. A fin de mes ya quedaría, por ejemplo, levemente arriba de los $ 35.

Como el piso de la banda va para arriba diariamente y la cotización está a la baja, hay una chance concreta de que el tipo de cambio termine cruzándose con ese valor mínimo establecido para la zona de no intervención. Si se produjera ese escenario, podría haber algún alivio para el duro plan monetario que lleva adelante el titular del Banco Central, Guido Sandleris.

Sucede que el Central puede salir a comprar dólares cuando la cotización toque el piso de la banda cambiaria. El acuerdo con el FMI lo autoriza a hacerlo inyectando pesos, sin necesidad de salir luego a absorberlos. Por lo tanto, en este escenario quedaría atrás la meta de "expansión monetaria cero". Es decir que la única excepción para aumentar la cantidad de dinero que circula en el mercado es si la divisa toca el límite inferior de la banda.

Las elevadas tasas de interés impulsan hacia abajo la cotización del dólar, que se acerca al piso inferior de la banda cambiaria. En ese escenario, el Central quedaría habilitado a comprar dólares a través de la emisión de pesos.

La merma del tipo de cambio está directamente relacionada con las elevadas tasas de interés que impuso el Central, a partir del plan de expansión monetaria cero. Las Leliq emitidas por la entidad pagan una tasa del 73% anual a los bancos para que se queden en pesos, lo que redujo la demanda de dólares del mercado. Claro que la consecuencia de esto es una profundización de la recesión.

Desde los valores que había tocado a fines de septiembre, justo antes de que se implementar el sistema de bandas cambiarias, el tipo de cambio ya cayó poco más de 11%. El minorista ayer finalizó a $ 37,50 en el Banco Nación.

Según lo acordado con el Fondo, las bandas cambiarias arrancaron entre $ 34 y $ 44. Entre ambos niveles hay una "zona de no intervención" en la cual el BCRA deja que el tipo de cambio se mueva con libertad. Esos límites se deslizan hacia arriba a un ritmo de 3% mensual al menos hasta fin de año. En caso de que la divisa toque el límite superior, el Central puede salir a vender hasta USD 150 millones diarios. Y si toca el nivel inferior debe salir a comprar dólares, sin un límite establecido.

Seguí leyendo: