El ministro de Hacienda sigue concentrado en el ajuste. (Gustavo Gavotti)
El ministro de Hacienda sigue concentrado en el ajuste. (Gustavo Gavotti)

En una conferencia de prensa en el microcine del Palacio de Hacienda, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, presentó el resultado de las cuentas públicas de junio y las del primer semestre del año.

"Argentina arrastra un problema fiscal hace décadas y nos ha puesto en una situación de debilidad, una economía muy volátil, de bajo crecimiento y productividad", señaló el funcionario. "Venimos trabajando para reducir el déficit hace mucho tiempo", añadió.

Remarcó que "por sexto trimestre consecutivo Argentina cumple las metas fiscales, que nos van a conducir al equilibrio fiscal en 2020".

El déficit primario se redujo un 0,7% en junio, frente al mismo mes del 2017, a 56.664 millones de pesos. El déficit del primer semestre del año alcanzó los $105.825 millones, lo que representa una disminución interanual del 26,7 por ciento.

"Tenemos para este año una meta de déficit primario de 2,7% del PBI, de 1,3% en el año próximo y de equilibrio fiscal en 2020. Es un requisito irrenunciable, es la única manera que tenemos de seguir creciendo", apuntó.

En el primer semestre hemos sobrecumplido la meta de déficit fiscal comprometida con el FMI en $25.000 ó en 0,2% del PBI

Describió que las metas de rojo primario (previo a los pagos de deuda) en forma acumulada dan un 0,6% del PBI para al primer trimestre de 2018, de 1,1% para el segundo trimestre, de 1,9% en el tercero, y de 2,7% del PBI, en el déficit para el total del año.

El acuerdo con el FMI estableció un endurecimiento de la meta fiscal de 2019, llevando el rojo primario del sector público Nacional de 2,2% del PBI a 1,3 por ciento.

"Hemos sobrecumplido la meta de déficit fiscal comprometida con el FMI en $25.000 ó en 0,2% del PBI en el primer semestre", puntualizó Dujovne.

SEGUÍ LEYENDO:

El ministro de Hacienda aseguró que "enfrentamos la gestión fiscal desde el inicio de la gestión" y enfatizó que "el compromiso con las metas es irrenunciableno hay chance de que no cumplamos las metas fiscales". Además, anticipó "una marcada caída en el déficit".

Advirtió que "no podemos comparar la inflación kircherista con la nuestra, porque nosotros no reprimimos los valores" de la energía "ni del tipo de cambio".

"Reconocemos que la inflación sigue siendo alta, nos duele y es una asignatura pendiente, pero nadie duda que estamos comprometidos en la lucha contra la inflación y en decir la verdad", dijo Dujovne.

SEGUÍ LEYENDO:

"Es muy importante mencionar que esta baja del déficit fiscal se produce de la mano de una baja en el gasto, porque en medio de una reforma tributaria que ya está funcionando y bajando impuestos para que los argentinos enfrenten una carga tributaria más parecida a la que enfrentan las empresas y los ciudadanos de otros países del mundo, el esfuerzo lo hemos hecho del lado del gasto", aseveró Dujovne.

"Y es así que el gasto en el primer semestre deflactado por inflación, es decir el gasto real, es 5,6% más bajo que el del primer semestre de 2017, un esfuerzo considerable", continuó.

"Con estas cifras, si miramos el gasto antes de intereses ajustado por inflación, en términos reales, lo que vemos es que hemos vuelto a los niveles de gasto del primer semestre de 2013. Recordemos que durante la gestión anterior el gasto inició una escalada interminable, donde prácticamente se duplicó, tanto a nivel nacional como a nivel consolidado", analizó el jefe de Hacienda.

"Entonces cada año que vamos progresando vamos retrocediendo en el tiempo a niveles de gasto compatibles con una economía que crece. Si uno mira los últimos años de la gestión anterior, los niveles de gasto e impuestos no eran compatibles con el crecimiento", añadió.