El dólar se encarece 50% en el transcurso de 2018 (Adrián Escandar)
El dólar se encarece 50% en el transcurso de 2018 (Adrián Escandar)

El precio del dólar volvió a exhibir un alza que inquieta a todos los actores de la economía, en un contexto de elevada inflación. El billete norteamericano trepó 6,5% en el día, para terminar ofrecido en un máximo histórico de 28,43 pesos en el promedio de bancos.

El economista Christian Buteler consideró "sencillo de explicar" el repunte de la divisa. "Aunque estos valores no guardan relación con nada que estemos viviendo, está primando la desconfianza sobre la economía argentina y cómo el Banco Central está llevando adelante esta crisis".

Buteler expresó a Infobae que no está claro que los dólares que aporte el acuerdo con el FMI estabilicen los precios en el mercado de cambios. "Dependerá de cómo los usen. Teóricamente solo el anuncio debió haber cambiado la sensación de incertidumbre de los inversores, que lo mueven con 'dos pesos con cincuenta'".

Lo que hicieron es licuar a todos los inversores que estaban en LEBAC. A ese inversor le sacaron 10% en un mes (Boggiano)

Por ello, una vez que llegue el primer desembolso del organismo de crédito por USD 15.000 millones, "dependerá de las medidas que tomen, porque podrían aparecer los dólares y que te los lleven puestos, como ocurrió en los últimos dos meses, en los que el BCRA perdió USD 12.000 millones y el dólar subió igual", consignó el economista.

"Falta un BCRA que muestre determinación. Frente a esta forma de actuar, en que un día interviene y otro no, el dólar no tiene vistas de calmarse. Además, se 'corre' la oferta: el que quiere vender espera porque mañana puede vender arriba de hoy. Y con poca demanda sube a precios exorbitantes", analizó Buteler.

Miguel Boggiano, director de Carta Financiera, dijo que "el salto del dólar definitivamente es por expectativa del mercado frente a políticas que no convencen".

"Interpreto que este movimiento cambiario es deliberado, podríamos estar cerca de tener un cambio de personajes en el BCRA y que antes de irse les van a hacer el trabajo sucio a los que van a suceder, que es poner el dólar más arriba. Capaz lo dejo en 28 o 30 pesos y me voy", graficó Boggiano.

"Está a la vista que lo que hicieron es licuar a todos los inversores que estaban en LEBAC. En la última suscripción de mayo, el dólar estaba $23,40. Una tasa del 40% anual en pesos te da una rentabilidad de 3% en el mes, lo que quiere decir que no se esperaban a esta altura un dólar más allá de 25,75 pesos. A ese inversor le sacaron como un 10% del capital. En la próxima semana no va a querer licitar nadie por las Letras del Central, lo veo difícil", manifestó Boggiano a Infobae.

El Gobierno se confió de que con expectativas iba poder controlar el tipo de cambio (Zambaglione)

No obstante, el director de Carta Financiera recordó que la cotización del dólar se mueve de forma abrupta, para atravesar después meses de relativa calma. "En algún momento el dólar se va a frenar", estimó, aunque advirtió que "si el 20 de junio el MSCI nos nombra economía emergente va a ser una oportunidad para salir de activos argentinos".

Después de aumentar casi 22% en mayo, el dólar ya suma un alza de 11,4% en junio. Desde que empezó el 2018 se encareció 50,3%, frente a una inflación que se aproxima al 14% en el primer semestre del año. En doce meses el salto del tipo de cambio fue de 76,3%, frente a una inflación inferior al 30 por ciento.

Boggiano consideró que el repunte reciente del dólar "se debió a que tenías un dólar totalmente intervenido a través de la tasa de interés" en pesos, luego de que el billete aumentara por debajo de la inflación en 2016 y 2017.

SEGUÍ LEYENDO:

Ezequiel Zambaglione, jefe de Research de Max Valores, reconoció que "más que nada es incertidumbre" el sentimiento de los inversores que convalidaron precios récord para el dólar. "De movida ya los flujos de dólares en el mercado no alcanzaban para cubrir la demanda. Incluso con las ventas del Banco Nación, que venían del Tesoro, no teníamos el flujo de divisas de inversores de no residentes suficiente como para cubrir el déficit de cuenta corriente de la Argentina y la compra de divisas de residentes".

"Esta tendencia alcista del dólar la hemos vivido incluso antes del anuncio del acuerdo con el FMI. En cierto modo, el stand by con el Fondo fue una noticia positiva y el Gobierno se confió de que con expectativas iba a poder controlar el tipo de cambio hasta la llegada de billetes para alimentar la oferta", evaluó Zambaglione.

Estos valores no guardan relación con nada que estemos viviendo, pero está primando la desconfianza (Buteler)

"Pero fue una mala lectura, porque dejaron correr el tipo de cambio y cuando el peso más se deprecia, más demanda hay, principalmente del minorista, que piensa distinto al inversor institucional. Y eso le volvió a dar impulso", apuntó a Infobae el analista de Max Valores.

Un dato sobresaliente del repunte del dólar en las últimas ruedas fue el escaso monto negociado, un volumen que fue la mitad que el promedio observado en las últimas semanas. Es decir que escasas operaciones dan soporte a las cotizaciones récord.

Para Pablo Gao, analista de InvertirenGrupo, "al final es la misma receta de siempre. Se olvida que en un mercado chico y concentrado lo que se refleja es más la parte especulativa que la parte de la demanda genuina. Algún control tiene que aplicar el Banco Central, porque la volatilidad no es buena".

Fernando Izzo, analista de ABC Mercado de Cambios, explicó que "los ingresos de dólares de exportadores e inversores son cada vez más escasos, haciendo que la demanda no encuentre respuesta más que cuando salen los bancos oficiales a vender la divisa para dar liquidez al mercado".

"El volumen es inexistente y escaso y no se entiende cómo el BCRA permite que una escasa demanda empuje los precios en esta magnitud", aportó Christian Buteler.

Cambio de liderazgo

Las observaciones por parte de varios de los analistas consultados por Infobae, especialmente en lo que respecta a un rol más activo por parte del Banco Central, se concretó tan solo horas después del cierre del mercado. La renuncia por parte de Federico Sturzenegger al frente del BCRA, y su reemplazo por parte de Luis Caputo, el ministro de Finanzas, es sin dudas una señal al mercado por parte del Gobierno.

Caputo, figura de referencia para el mercado financiero local, jugó un rol clave en la renovación de Lebacs a mediados de mayo, el llamado "supermartes", a través de una emisión de Bonos del Tesoro.