El dólar llegó a cotizar muy cerca de los 20 pesos. (Adrián Escandar)
El dólar llegó a cotizar muy cerca de los 20 pesos. (Adrián Escandar)

El dólar se operó con baja de 0,4% este jueves y se alejó un poco de la barrera psicológica de los 20 pesos. La divisa hizo una pausa luego de cuatro ruedas consecutivas de ganancias, en una jornada en la que hubo ventas de divisas de la banca oficial para abastecer la demanda en la plaza mayorista y frenar el recorrido alcista, según confiaron operadores.

Al público se ofreció a $19,85 para la venta y $19,35 para la compra, según el promedio de bancos de la City porteña, con un retroceso de nueve centavos.

En las últimas seis semanas, el dólar había acumulado un incremento superior a 13 por ciento. El reciente recorrido alcista pudo identificarse a partir de diciembre, cuando comenzaron los rumores acerca de una reversión en el nivel de tasas que define el Banco Central.

Sucede que los rendimientos de referencia en pesos, que el año pasado se fijaron en torno al 28% y varios puntos por encima de la inflación, direccionaron durante meses la liquidez del mercado financiero hacia activos en moneda doméstica, como LEBAC o acciones, y quitaron atractivo a un dólar que subía a menor ritmo que el promedio de precios. Según el INDEC, la inflación de 2017 fue de 24,8%, mientras que el dólar se encareció 17,3 por ciento. Es decir, el que apostó al dólar el año pasado perdió.

Pero la baja de tasas del BCRA se dio por descontada el 28 de diciembre, una vez que el equipo económico anunció un cambio en las metas de inflación para 2018, a 15% anual, desde el rango de 8 a 12 por ciento previsto anteriormente, y se confirmó en enero.

La divisa operó con tendencia irregular, influenciada por la participación de la banca pública en el mercado

En el mercado mayorista, el billete verde se negoció a $19,595, con una baja de 7 centavos y medio respecto del miércoles. El monto operado en el segmento de contado (spot) fue de USD 1.114,40 millones, el máximo del año y unos USD 500 millones por encima del promedio de las últimas ruedas.

Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio, puntualizó que "la divisa norteamericana operó con tendencia mixta e irregular y con cambios bruscos en su cotización en una jornada muy influenciada por la presencia de la banca pública en el mercado".

POR QUÉ SE HABLA DE "EFECTO LULA"

Puntualmente en esta rueda cambiaria influyó la apreciación del real, luego de que un tribunal de apelaciones brasileño ratificó por unanimidad la condena por corrupción pasiva y lavado de dinero dictada contra el ex presidente Luiz Inácio "Lula" da Silva en julio de 2017, y aumentó la pena hasta los doce años y un mes de prisión. El líder del Partido de los Trabajadores (PT) era un serio candidato para las próximas elecciones presidenciales en el país vecino.

El mercado financiero de San Pablo reaccionó ante la novedad y en forma implícita respaldó las reformas que está encarando el actual mandatario Michel Temer. Con Lula lejos del poder, dichas reformas tendrán sustento en el mediano plazo. El miércoles, el Bovespa brasileño subió 3,7% y el dólar en Brasil cedió 3,4%, de 3,24 a 3,13 reales.

La apreciación del real, en coincidencia con un salto del dólar en Argentina, mejoró en pocas horas los términos de intercambio con el principal socio comercial de nuestro país, movimiento que ayudó a descomprimir en lo inmediato la escalada local del tipo de cambio.

La apreciación del real, en coincidencia con un salto del dólar en Argentina, descomprimió el mercado de cambios

"Con el dato de dólar acá y en Brasil de ayer (miércoles), la foto del tipo de cambio real bilateral con Brasil mejoró en torno a 15% respecto al promedio de diciembre. Esto es la foto, la mayor inflación de los próximos meses y la menor euforia en Brasil podrían suavizar la película", describió el economista Federico Furiase, a través de su cuenta de Twitter.

Además, el alza del tipo de cambio en Argentina se está produciendo a contramano del mundo, pues el dólar también está cayendo a su valor más bajo en tres años, respecto de las principales divisas internacionales, como el euro, el yen, la libra esterlina o el franco suizo.

Los expertos de Research for Traders consideraron que el dólar "caía, debilitado por los recientes comentarios de la Secretaría del Tesoro (de EEUU), en donde ven con optimismo un dólar más débil para mejorar el saldo comercial. La fortaleza del euro presiona a la baja a la divisa estadounidense".

LA BAJA DE TASAS SEGUIRÁ INFLUYENDO

De todos modos, son muchos los economistas que prevén que el ritmo de suba del dólar en 2018 será igual o mayor que el de la inflación, a diferencia de lo ocurrido en 2016 y 2017, frente a un sendero de baja gradual de la tasa de interés.

"La influencia en los operadores de la rebaja de la tasa de política monetaria de 0,75 por ciento fue tremenda, porque anuncia un cambio de estrategia financiera, que no se puede predecir cómo termina", comentó Fernando Izzo, operador de ABC Mercado de Cambios.

Tenemos tipo de cambio flotante, a veces se aprecia y otras se deprecia. Es natural: acostumbrémonos (Dujovne)

Esta semana el BCRA dispuso un recorte en su tasa de referencia en 75 puntos básicos al ubicarla en 27,25% anual, adicional a los 75 puntos que ya había recortado el martes 9 de enero.

"Consideramos que existen posibilidades de que el Banco Central continúe con el ciclo 'gradual' de baja de tasas en su próxima reunión programada para el 13 de febrero", estimó un informe de AdCap Securities Argentina.

Desde el Foro de Davos, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, sostuvo que la suba del dólar "es absolutamente normal", por lo cual recomendó ir "acostumbrándose" a las fluctuaciones del tipo de cambio.

"Tenemos tipo de cambio flotante, a veces se aprecia y otras se deprecia. Es absolutamente natural, normal. Acostumbrémonos. Estoy convencido de que es el sistema adecuado para la Argentina que nos preserva de que los shocks generen aumento de la tasa de desempleo", sostuvo el funcionario.

El propio presidente Mauricio Macri subrayó desde Davos que el precio del dólar se fija a través de una "flotación libre" que "está en el equilibrio de lo que oferta y demanda digan".