Mascherano rememoró su paso por la Selección y el dolor por no haber podido conseguir un título REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
Mascherano rememoró su paso por la Selección y el dolor por no haber podido conseguir un título REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

La carrera que forjó Javier Mascherano como futbolista habla por si sola: cuatro Mundiales jugados, doce años en la elite de Europa, 21 títulos conseguidos y jugador con más presencias con la Selección (147). Este miércoles, el Jefecito brindó una extensa entrevista en la que rememoró algunos hechos sobre sus distintas vivencias en el mundo de la pelota y dejó varias frases interesantes.

Uno de los temas abordados por el volante de Estudiantes de La Plata fue la bronca y el dolor por no poder haber podido coronarse con la Albiceleste tras haber disputado tres finales consecutivas entre el Mundial de Brasil 2014, las Copas América 2015 y 2016. Consultado por una imagen en la que se lo ve mirando de reojo al trofeo continental en la cita de Chile, tras perder con el conjunto local, Masche respondió: “Es el deseo de tener algo y no tenerlo, ni más ni menos que eso. El camino se hizo de la mejor manera, pero no terminaste coronando y eso es el deseo de no haber podido obtener la recompensa”.

Además, detalló cómo fue ese periodo de reparación dentro del seleccionado después del 2011, año en el que asumió Alejandro Sabella al mando del equipo e inició un nuevo ciclo. "Desde 2011 sufrimos una especie de reconstrucción, en todo, en todas las bases de lo que fue la Selección Argentina. Hasta 2016 fueron cinco años en el que el equipo compitió con grandes potencias, pero no pudo coronarse en ninguno de los casos”, explicó.

Uno de sus mayores lamentos fue la segunda final perdida ante Chile, por penales, en Estados Unidos, ya que para el santafesino de 35 años la misma hubiese torcido el destino de la Selección si se ganaba: “Si hubiésemos salido campeones en Estados Unidos, las cosas habrían sido muy diferentes desde muchos aspectos, el entrenador (Gerardo Martino) no se habría ido y le habrían dado más espalda para pelear por las cosas que quería cambiar. Ibas al Mundial de Rusia con otro espíritu, pero estamos hablando de algo ficticio. La realidad que nos tocó vivir fue otra y la tratamos de llevar de la mejor manera porque cada uno intentó dar lo mejor”.

Tras la eliminación a manos de Francia por los octavos de final del Mundial de Rusia 2018, el Jefecito anunció su retiro de la Albiceleste, sin haber podido consagrarse en ningún torneo de mayores. ″Pasó el tiempo, uno ya se alejó de la Selección, miró para atrás y lógicamente que me hubiera gustado ganar algo con la Mayor, pero no me arrepiento de nada”, remató al respecto.

El Jefecito afirmó que si hubiesen ganado la Copa América Centenario, el futuro del seleccionado hubiese sido otro en el Mundial de Rusia
El Jefecito afirmó que si hubiesen ganado la Copa América Centenario, el futuro del seleccionado hubiese sido otro en el Mundial de Rusia

Además, el ex River y Barcelona destacó que su estadía en La Plata le permitió estar más cerca de Sabella, a quien siempre menciona con admiración. “Lo quiero muchísimo. En este tiempo puede tomar un contacto más fluido por la cercanía. Son de esas personas que me marcaron. Es un sabio y a los sabios siempre hay que escucharlos y aprender de ellos”, manifestó

Fue ahí que el Jefecito decidió mencionar a los tres técnicos que mas influyeron en su carrera y no dudó: “Los dos que me han marcado con esa palabra son Guardiola y Sabella. Tienen una visión distinta al resto. Bielsa también está entre los mejores que tuve, pero cuando sos joven retenés poco. Me hubiera gustado que me dirija más maduro. Me quedé con esa espina. Apostó por mí sin haber jugado en Primera. Lo tengo muy arriba”.

Otras 4 frases de Mascherano:

Cómo lleva la cuarentena: "Se hace muy difícil entrenar en tu casa, solo, sobre todo porque al final terminás haciendo todos los días lo mismo, cosas que te terminan aburriendo. Se me dio mucho ahora por la bici, nunca me gustó, ahora le agarré la mano. No es solamente mantener el tema físico, hay una parte de lo mental que te hace bien con los entrenamientos. Es difícil levantarse a la mañana… Llega un momento que es tan rutinario todo que también te afecta lo mental”.

La inactividad y la vuelta del fútbol: “Miedo no da, estoy a una altura de mi carrera que lo tengo claro, el día que no tenga motivaciones hasta ahí habré llegado. Ya hay un montón de cosas que no me atan en mi carrera. Ya no me ata nada. Lo principal es que pase y que cuando podamos volver a nuestras actividades sea para volver y no tengamos que retroceder más”.

Su reinvención para jugar en Barcelona: "Me tuve que reinventar para poder formar parte de ese equipo, llegaba para hacer el recambio de un jugador indiscutido como (Sergio) Busquets, jugar 20 minutos… pero después surgió la posibilidad de jugar de central y ahí está el gran mérito mío. Reinventarme y jugar de central”.

Qué sintió al formar parte de uno de los mejores equipos de la historia: "Fue algo espectacular, inimaginable. Llegué a Barcelona para aprender, formar parte de un equipo histórico y poder alcanzar títulos. Era inimaginable para mí pasar siete años y medio, jugar todo lo que jugué, terminar siendo uno de los capitanes y poder irme de esa manera. No me había ido del Liverpool como yo quería y no quería que pasara lo mismo en Barcelona, quería irme de la mejor manera, me había involucrado mucho en el club”.

Seguí leyendo: