El hermano de Juanfer Quintero, a prueba en un club grande del fútbol argentino

Mateo Paniagua, enganche como Juanfer, de 16 años, será observado en una institución de la Superliga que no es River, donde el consagrado organizador de juego es ídolo

Juanfer, junto a su hermanito Mateo
Juanfer, junto a su hermanito Mateo

Juan Fernando Quintero se transformó en una de las figuras de River, incluso a pesar de que lleva más de un semestre buscando su mejor versión tras la operación por la rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda. El gol a Boca en la Superfinal de la Copa Libertadores 2018 marcó a fuego su relación con los hinchas del Millonario.

Pues bien, el mediocampista ofensivo, de 27 años, tendrá compañía familiar en el país. Su hermano de 16 años, Mateo Paniagua, está a prueba en un club grande del fútbol argentino, pero no precisamente en River. El enganche, cuyo último club fue Envigado de Colombia, será observado en San Lorenzo. Y si pasa el tamiz pasará a integran la Reserva de la institución.

Mateo, hermano de Juanfer por parte de madre (Lina Paniagua) llegó hoy a la Argentina y a partir de mañana comenzará a entrenarse, bajo la supervisión de Fernando Kuyumchoglu, coordinador de las divisiones inferiores. Además, la entidad azulgrana le ofreció una plaza en la prensión del Bajo Flores. Lo representa Rodrigo Riep, ex volante surgido de River y también apoderado de Quintero.

Además del citado Paniagua, también serán probados Diego Perea, colombiano, de 17 años, y Mateo Fernández, ecuatoriano, de 19. El plantel de Reserva del Ciclón ya ostenta a una promesa cafetera: se trata de Efmamjjasond González, el delantero que llegó desde Atlético Nacional de Medellín y que, además de por su potencia, generó curiosidad por su nombre de pila, que cuenta con la primera letra de cada mes del año.

Paniagua, ya embebido con los colores azulgranas
Paniagua, ya embebido con los colores azulgranas

Almanaque también había arribado a prueba cuando Jorge Almirón era el director técnico del Cuervo, pero tras un período en el que mostró sus condiciones, terminó incorporándose al plantel oficialmente. Y Mateo desea recorrer el mismo camino. Como Juanfer, dio sus primeros pasos en Envigado (Quintero jugó allí entre 2009 y 2011) y ya sueña en grande y con la camiseta de un grande, pero no en River, donde su compinche es ídolo.

SEGUÍ LEYENDO: