El cruce entre Balassone y Arévalo por Riquelme

La llegada de Juan Román Riquelme a Boca confirmó una época de cambios. El ídolo del Xeneize que acompaña a Jorge Amor Ameal y Mario Pergolini en la nueva dirigencia de la entidad porteña está a cargo de todo el fútbol boquense.

El reemplazo de Gustavo Alfaro por Miguel Ángel Russo fue la modificación más perceptible dentro de la marea de desvinculaciones que se dieron desde el día que asumió como los casos de Rolando Schiavi, Oscar Regenhardt, Héctor Bracamonte, Sergio Saturno, Víctor Marchesini, Leonardo Testone y Luis Lúquez.

En este contexto, las modificaciones continuarán en el cuerpo médico del plantel profesional y la decisión generó un tenso cruce radial de dos reconocidos periodistas.

Hugo Balassone y Martín Arévalo mantuvieron un debate intenso sobre la personalidad de Riquelme en la tira deportiva de La Red (AM 910).

Lo que pasa ahora es que el médico y el kinesiólogo estén laburando espalda con espalda por el mismo tema— lanzó Balassone en el inicio de la conversación.

El mismo Riquelme por las tardes iba a ver a Bomicino, porque él lo pregonaba con el ejemplo— respondió de inmediato Arévalo desde el otro lado de la línea telefónica.

No es así. Él siempre tuvo una muy buena relación con (Rubén) Araguas, quien es amigo de Palermo y me decía que Riquelme es uno de los futbolistas que más códigos tuvieron con él— explicó el comentarista desde la mesa del estudio.

Quizás sea de otro tiempo, Hugo, porque hoy Araguas tiene una pésima relación con Riquelme— le retrucó el notero.

Mentira. Yo me escribo con Araguas y él me habla maravillas de Riquelme. Estás diciendo una falacia. Querés difamarlo a Riquelme por cualquier cosa— atacó Balassone.

¿Cómo difamar a Riquelme? Yo estoy informando ¿Qué tiene que ver Riquelme?— interrogó Arévalo.

Estás diciendo una mentira. Yo tengo relación con Araguas y él me habla maravillas de Riquelme— insistió el analista.

Si querés llamalo a Araguas y ponelo al aire. A ver qué te dice— amenazó el notero.

Me va a decir que Riquelme es de los tipos con más códigos que trabajó con él— devolvió Balassone.

Estoy contando de los cambios que se vienen en Boca, Hugo. Son noticias que surgen— deslizó Arévalo con la intención de bajar los decibeles a la conversación.

Vos estás objetando los cambios ¿Está mal que cambie el cuerpo médico? Está brillante que cambie el cuerpo médico. Riquelme tiene que armar a Boca como quiere él. Si quiere poner al perro Pluto en la cuarta, lo tiene que poner— retrucó Balassone.

Está bien, y yo estoy para describir lo que pasa— cerró el cronista.

No, vos estás enojado— concluyó Hugo.

No estoy enojado. Estoy contando que están poniendo a un kinesiólogo de extrema confianza. Como no pueden echar a los que están ahora por la doble indemnización, los están desplazando. Los están reubicando— finalizó Arévalo.

Más allá de lo que suceda con el cuerpo médico, la nueva dirigencia de Boca deberá resolver varios contratos dolarizados que quedaron desactualizados. Los casos más resonantes son los del italiano Daniele De Rossi, Carlos Tevez, Iván Marcone y Carlos Izquierdoz.

Seguí leyendo