Iván Marcone disputó 42 partidos en el Xeneize, contando competencias locales e internacionales (@BocaJrsOficial)
Iván Marcone disputó 42 partidos en el Xeneize, contando competencias locales e internacionales (@BocaJrsOficial)

Hace poco menos de un año, el 12 de enero, quedaba confirmada la llegada de Iván Marcone a Boca, que le pagó a Cruz Azul de México una cifra fuerte por el mediocampista central que supo brillar en Arsenal y Lanús: 8.000.000 de dólares. “La decisión fue personal, siento que es una propuesta muy importante para mi carrera”, señaló el jugador ante la noticia. Sin embargo, a pesar de la inversión y del poco tiempo que lleva en la institución, el futbolista, de 29 años, fue declarado prescindible por la nueva dirigencia encabezada por Jorge Amor Ameal. Raúl Cascini, parte de la Secretaría Técnica montada por el vicepresidente segundo Juan Román Riquelme, se encargó de comunicarle la situación a Christian Bragarnik, representante del volante, que ya le busca nuevo destino (y a su vez recibió varios sondeos).

El nuevo panorama de Marcone, ya sin Gustavo Alfaro (el entrenador que pidió por sus servicios) en el banco de suplentes es el siguiente: en el nuevo esquema que conducirá Miguel Ángel Russo, Riquelme y compañía prefieren un tapón con otras características, más apto para la primera puntada simple, rápido para los cruces y para los relevos, que para transformarse en eje desde un manejo más pausado, como el ex Lanús. Por eso, le advirtieron a su apoderado que comenzará desde atrás en la consideración del director técnico.

En ese contexto, Nicolás Capaldo cuenta con características más similares a la descripción. De todas formas, para Boca es prioridad la búsqueda de un marcador central experimentado. Dos sueños para Riquelme son los chilenos Arturo Vidal y Gary Medel. El hombre del Barcelona está cerca de pasar al Inter de Milán, mientras que su compatriota, con pasado en Boca, está en el Bologna, donde es tenido en cuenta.

En tercer orden surgió el nombre del peruano Renato Tapia, pieza clave en el seleccionado que dirige Ricardo Gareca. "He escuchando del interés, Boca es un club muy grande. Estoy con contrato hasta junio, así que vamos a ver lo que sucede”, dijo el futbolista, de 24 años, En la actualidad, el Cabezón se encuentra en el Feyenoord de Holanda, club al que arribó en 2016, cuando el club de Rotterdam le compró su pase al Twente a cambio de 2.500.000 millones de euros. Hoy alterna en el elenco titular (disputó 21 partidos en la presente temporada; 15 en la formación inicial). Sin embargo, la empresa que lo representa le bajó el tono a la posibilidad en las últimas horas.

Otro jugador con pasado en Boca, Andrés Cubas, también entró en la órbita de Román. Con 23 años, hoy su presente está en Talleres, donde es muy considerado. ¿Y el futuro de Marcone? Ya recibió varios sondeos: Cruz Azul lo quiere recuperar, y América de México (si negocia a Guido Rodríguez, pretendido por el Betis de España) y Rayados de Monterrey también le siguen de cerca los pasos. En la ribera pretenden recuperar al menos una parte de la inversión realizada a comienzos de año. O, de lo contrario, gestionar un préstamo que permita que el jugador no pierda cotización.

A Marcone, por su parte, le gustaría tener una segunda chance. Pero si no va a tener espacio, sabe que el sueño que lo llevó a mudarse a Boca (jugó 42 partidos y recibió 19 tarjetas amarillas) al menos entrará en pausa.

SEGUÍ LEYENDO: