(EFE)
(EFE)

Boca empató sin goles contra Vélez en Liniers y se subió a la cima de la Superliga. Esteban Andrada fue la gran figura del Xeneize, que si bien no tuvo que trabajar demasiado, sí sacó una pelota de gol en el final del partido.

Corría el segundo minuto de adición cuando Maximiliano Romero sacó un fuerte y rasante remate. Sin embargo, el arquero de Boca estaba atento y, rápido de reflejos, manoteó justo la pelota al córner.

Atajada de Andrada a Maximiliano Romero

“Fue durísimo. Vélez juega muy bien y lo veníamos llevando hasta la expulsión (de Fabra). Después se nos hizo todo cuesta arriba y Vélez la verdad que maneja muy bien la pelota. Salvo la última, que fue ahí abajo, ellos tenían la pelota pero no nos generaban peligro”, fue el análisis de Esteban Andrada tras el encuentro.

En relación a lo friccionado que se dio el partido, el arquero de Boca dijo que los partidos ante Vélez “ya son un clásico” y valoró el punto obtenido en condición de visitante. “El objetivo principal era agarrar la punta otra vez. Ahora debemos hacernos fuertes en los dos juegos local, pero todos los encuentros van a ser así de duros”, expresó.

Declaraciones Esteban Andrada

Andrada reconoció que cuando jugás con uno menos “obviamente te tirás para atrás” porque deben ocupar el espacio que queda ausente. Sin embargo, agregó: “Sabemos que todo va a ser duro de acá hasta el fin del torneo y debemos seguir por este camino”.

Para terminar, y frente a los rumores que lo posicionan lejos de Boca más allá de diciembre, todo esto impulsado por las propias palabras de su representante, Andrada despejó toda duda con una contundente frase: “Pienso en Boca, tengo contrato en Boca, así que mi cabeza está acá en Boca”.

Seguí leyendo: