Godoy Cruz soportaba los embates de Palmeiras. El 2-2 que había firmado en el duelo de ida disputado en Mendoza lo obligaba a anotar un gol en tierras brasileñas para lograr el histórico pasaje a los cuartos de final de la Copa Libertadores. El marcador permanecía inalterable y el elenco argentino sostenía el sueño.

Hasta que a los 10 minutos del complemento el árbitro Esteban Ostojich recibió un llamado desde el VAR para revisar una jugada. El juez boliviano Gery Vargas le informó que podría existir penal de Joaquín Varela sobre Miguel Borja.

El colegiado uruguayo fue a la pantalla y tras repetir durante un minuto la acción consideró que el leve agarrón del defensor del equipo argentino era suficiente como para sancionar penal a favor del combinado anfitrión en el Parque Allianz.

El foul durante el partido

Después de los insistentes reclamos de los futbolistas del "Tomba", Raphael Veiga se encargó de cambiar el fallo por gol y abrió un marcador que culminaría con un 4-0 en un partido completamente desvirtuado. A punto tal que los dirigidos por Lucas Bernardi terminaron con un futbolista menos por la expulsión de Agustín Manzur tras una descalificadora patada.

El marcador central catamarqueño, protagonista de la acción polémica, habló con la transmisión televisiva al finalizar el partido y contó la curiosa reacción que tuvo el árbitro Ostojich al ser consultado por la situación que derivó en penal a través del VAR. "Le fui a hablar recién y le dije: 'Condicionaste todo, le gano la posición yo. Me le pongo adelante y no había forma que llegue a la pelota porque estaba Andrés (Mehring)'. 'Bueno disculpame, ¿qué querés que haga? En esta cancha yo me juego la vida'", develó el futbolista de 22 años.

"Estas pelotudeces cuando estás del otro lado de estos muchachos te cagas de risa, cuando estás del otro lado te encanta que te cobren estas cosas, pero cuando te toca a vos no. Estoy en un momento caliente, tengo un montón de cosas para decir. Me quiero controlar", señaló.

Luego de agradecerle al público que viajó desde Mendoza hasta San Pablo, insistió con el tema y hasta le preguntó al cronista si había sido falta según su análisis: "Te hago una pregunta: ¿fue penal?". El periodista Matías "Chiquito" García se apoyó en sus compañeros de la transmisión y destacó: "No, dicen desde la cabina tanto Gustavo Cima como Jorge Baravalle que no fue penal, que no entienden lo que cobró".

"Creo que hicimos un muy buen primer tiempo pero estas cosas te condicionan. Quedó demostrado en la cancha con ese gol que les cae de arriba y se ponen en ventaja", insistió.

"Están los dos de espalda. No tiene ninguna intención de golpear la pelota, la pelota golpea en la cabeza, va para el otro lado. El árbitro interpretó que fue penal y eso no nos ayudó en lo que estábamos haciendo. Que era llevar a Palmeiras a un lugar incómodo y esta decisión obviamente rompe el partido", declaró tras el juego el entrenador Bernardi.

Cabe destacar que en el cotejo de ida al "Tomba" le cobraron un penal a favor por falta sobre el "Morro" García que el propio delantero uruguayo desperdició.

Seguí leyendo: