"Es algo que se filtró en los medios y quiero aclarar. Una particularidad de todos los días en Santos". El mail de Jorge Sampaoli dirigido a la cúpula directiva del club brasileño tenía un reclamo por la falta de refuerzos en el inicio del segundo semestre del año. En conferencia de prensa, el entrenador argentino salió a dar algunas explicaciones al respecto.

Según su visión, esta fue una de las tantas exigencias que eleva al presidente, gerente deportivo, plantel, cuerpo técnico y hasta utileros para estar a la altura de la institución: "Voy a vivir reclamando por Santos, es mi club y tengo la obligación de llevarlo lo más arriba posible. Seré una molestia para todos hasta el último minuto".

Sampa aseguró que tiene en la cabeza la idea de construir a un Santos campeón desde el día que arribó, más allá de los problemas financieros o económicos que puedan existir. "Como la obligación de ganar es constante, también hay que tener recursos y herramientas para hacerlo. No vine para que el Santos sea décimo (posición en la que finalizó el equipo el año pasado), vine porque la imagen del club desde Argentina es Pelé, Neymar, un Santos grande. No lo podemos hacer chico los que estamos adentro", enfatizó.

Más tarde, explicó cómo hay que suplir la falta de recursos: "Tiene que haber ideas, arte. Tiene que haber protagonismo, tenemos quie quejarnos. La queja no es un argumento de presión, es la obligación de ser responsables del lugar en el que estamos, si no, todo se acaba, todo es ganar o perder". Y agregó: "A mí no me interesa ganar de cualquier forma, me interesa ganar como hicimos ante Corinthians o al Mineiro. Con el jugador que juegue. Si tengo que jugar de otra forma, como un equipo chico, no vengo acá".

Los números del Peixe en lo que va del Brasileirao no son para nada malos: 6 victorias, 2 empates y una derrota que lo posicionan como escolta del líder Palmeiras (a 5 unidades de distancia). Además, el Santos fue eliminado por Atlético Mineiro en los octavos de final de la Copa de Brasil y también había caído en semifinales del Campeonato Paulista con Corinthians, que sería campeón.

SEGUÍ LEYENDO