El ómnibus de Boca que ingresó al Monumental antes de la suspensión (Nicolás Aboaf)
El ómnibus de Boca que ingresó al Monumental antes de la suspensión (Nicolás Aboaf)

El 24 de noviembre de 2018, River y Boca tenían que disputar la revancha de la final de la Copa Libertadores en el estadio Monumental y un grupo de hinchas agredió el micro que trasladaba a los jugadores visitantes. Varios futbolistas resultaron lastimados y el partido se postergó para el día siguiente. Finalmente se pospuso y se llevó a Madrid.

Al margen del resultado, la dirigencia xeneize tomó cartas en el asunto de cara al futuro. Con sentido de responsabilidad y para velar por la seguridad de los profesionales, el presidente Daniel Angelici le exigió a la empresa encargada del transporte del contingente boquense que le proveyera al club  un bus con vidrios antivandálicos. Y el vehículo ya se encuentra en poder de la institución, mientras el plantel realiza la pretemporada en Estados Unidos.

El ómnibus cuenta con cristales de seguridad ideados para incrementar la protección y el tiempo de reacción frente a eventuales incidentes de vandalismo, típicamente urbanos. Se reforzaron los cristales originales del vehículo con placas de policarbonato especiales en proceso de presión, temperatura y vacío difíciles de atravesar. Su principal propiedad reside en soportar golpes y fracturas. Llegado el caso, los fragmentos no caen sino que quedan totalmente unidos para evitar el ingreso de esquirlas al habitáculo.

De esta manera también se evitan robos y atracos realizados con objetos puntiagudos, piedras, baldosas y adoquines.

Cabe recordar que en el último semestre, el micro del plantel fue víctima de piedrazos durante sus dos visitas a Mendoza (una para jugar con Godoy Cruz por la ida de los cuartos de final de la Copa de la Superliga y la otra antes de la final de la Supercopa Argentina ante Rosario Central).

El material no es antibalístico, tal como se mencionó en algunos medios. El producto colocado es el Strong Glass Plus de 4,6 milímetros de espesor adicional al cristal templado, con una resistencia mayor a 500 golpes. Además, se adaptaron las salidas de emergencia y se colocaron parabrisas reforzados antivandálicos.

SEGUÍ LEYENDO