La celebración azul y oro en la Blue Stars FIFA Youth Cup 2019
La celebración azul y oro en la Blue Stars FIFA Youth Cup 2019

El uruguayo Rodrigo Bentancur se fue a la Juventus por casi 10 millones de euros. Leonardo Balerdi al Borussia Dortmund por 16 millones de euros. Facundo Colidio, sin siquiera haber debutado en primera, al Inter por 8 millones de euros. Los últimos diamantes en bruto de Boca apenas asomaron su cabeza en el plantel profesional tras su formación en las inferiores. La problemática en las juveniles continúa latente y los entendidos del tema hablaron con Infobae para comprender el contexto y las gestiones.

¿Consolidar los proyectos para nutrir al plantel profesional o vender por montos astronómicos para engordar la billetera?

Boca, como uno de los clubes más importantes del país y del continente, pisa fuerte en cada mercado de pases pese a contar con jóvenes valores que convierten a cada división juvenil en potencias de sus respectivos torneos. Y es que las urgencias y la necesidad de resultados inmediatos atenta contra el desarrollo de los más chicos.

El plantel de Reserva comandado por Schiavi que ganó dos torneos en Europa
El plantel de Reserva comandado por Schiavi que ganó dos torneos en Europa

La estructura actual está montada con Nicolás Burdisso en la secretaría técnica funcionando como nexo entre la Primera y las Inferiores. Así, Gustavo Alfaro y Rolando Schiavi (DT de la Reserva) se mantienen en contacto permanente. El coordinador general Oscar Regenhardt, quien reemplazó a Claudio Vivas desde la asunción del manager, nuclea a cada categoría y dispone de ojeadores que montan una red de captación a lo largo y ancho del país para traer a los mejores valores.

Después el ciclo de Jorge Raffo en el Xeneize, las autoridades consideraron "superadora" la propuesta de Vivas, con quien creen haber dado un salto de calidad. Con la modernización en el desarrollo de los juveniles en marcha, buscaron retomar el sentido de pertenencia de la mano de Burdisso y Regenhardt.

LA POLÍTICA DE COMPETENCIA EN EL EXTERIOR

Además de los respectivos campeonatos de inferiores, Boca cree oportuno que cada categoría realice alguna experiencia internacional en certámenes que ayudarán a potenciarlas. Los futbolistas conviven, se desarrollan y disciplinan representando al club y al país frente a rivales de fuste que actúan como parámetro mundial.

Así fue que hace un par de semanas un combinado Sub 18 dirigido por Sergio Saturno terminó cuarto en la Sinobo Cup, torneo que se disputó en Beijing (China). Fue derrota con el PSV Eindhoven holandés en semifinales y caída por el tercer y cuarto puesto -en penales- ante Nacional de Uruguay.

Christian Gribaudo, secretario general boquense que acompañó a la delegación y formó parte de la aventura en suelo asiático, habló del viaje: "Fue importante para lo externo y lo interno. Los chicos tuvieron la oportunidad de tener roce internacional, se dieron cuenta de que están a la altura de los mejores equipos del mundo, tuvieron una convivencia bárbara y conocieron otras culturas. Las invitaciones para participar en diferentes torneos son permanentes y evidencian lo que significa el club. Boca tiene abiertas las puertas del mundo".

Gribaudo (Secretario General), Diego Guelar (embajador argentino en China), Sebastián Melgar, Sergio Saturno (DT) y Carlos Aguas (Prosecretario General)
Gribaudo (Secretario General), Diego Guelar (embajador argentino en China), Sebastián Melgar, Sergio Saturno (DT) y Carlos Aguas (Prosecretario General)

La formación de juveniles, así como el seguimiento en la educación, alimentación y contención psicológica, son pilares fundamentales para el directivo impulsado por parte del oficialismo y Daniel Angelici de cara a las elecciones de diciembre. "No es casualidad que ocho juveniles estén haciendo la pretemporada con Alfaro", sacó a relucir Gribaudo, en alusión a Lucas Brochero, Agustín Lastra, Santiago Ramos Mingo, Adrián Sánchez, Brandon Cortés, Iván Alvariño, Alan Varela y Aaron Molinas, quienes integraron la delegación mayor.

El mes pasado, la Reserva de Schiavi arrasó en dos torneos europeos. En el Esad Omanovski derrotó 1-0 al Sparta Rotterdam (gol de Erik Bodencer), 1-0 al Espanyol (Lucas Brochero), 3-1 al FC Antwerp (Erik Bodencer, Enzo Roldán y Facundo Fernández), 1-0 al Notthingham Forest (Oscar Salomón) y 2-1 al Club Brujas (Luciano Giménez Alanda y Renzo Giampaoli). Fue campeón con efectividad inmejorable en la copa relámpago jugada en Holanda.

Lucas Brochero y Matías Ramos Mingo, figuras de la Reserva de Boca en la FIFA Youth Cup de Suiza
Lucas Brochero y Matías Ramos Mingo, figuras de la Reserva de Boca en la FIFA Youth Cup de Suiza

Días más tarde viajó a Suiza para afrontar la FIFA Youth Cup, certamen que se lleva a cabo desde 1939. Allí superó 2-0 al Sevilla (Facundo Fernández y Lucas Brochero), 3-1 al Grasshopper (Lucas Brochero, Gastón Gerzel y Erik Bodencer), 5-0 al Blue Stars Zurich (Erik Bodencer -3-, Matías Rosales y Enzo Roldán), empató 0-0 con Dinamo Zagreb y venció 2-0 al Benfica en la final con el doblete de Lucas Brochero, delantero que recibió el premio como mejor jugador del torneo (además Matías Ramos Mingo fue galardonado como mejor arquero).

Para la segunda mitad del año está planificado otro viaje a China para defender el título en la Weifang Cup con un combinado de integrantes de la Cuarta y Quinta. Y en diciembre la Séptima acudirá a Chile con Víctor Marchesini de entrenador para afrontar un torneo organizado por la Universidad Católica.

LA LEY DE BLINDAJE IMPULSADA POR LA FIFA Y LOS REQUISITOS PARA FIRMAR CONTRATO EN BOCA

Hubo un tiempo en que los clubes europeos más importantes se "abusaban" de los sudamericanos robándoles los juveniles a través de la patria potestad. Bastaba el OK de sus padres para unirlos a sus filas sin tener que afrontar cargo alguno con su equipo formador. Esto se modificó desde que la FIFA amparó a los más débiles a través de una ley que permite firmar contratos profesionales a partir de los 16 años.

Igualmente a los poderosos del Viejo Continente que están decididos a llevarse a las joyas de Argentina, les basta un contacto con sus familias y un fangote de euros para lograr su cometido: aseguran su estabilidad económica con un contrato de cuatro o cinco años, acuerdan un número por la transferencia con su club de origen (o directamente pagan sus respectivas cláusulas de salida) y los expropian del fútbol nacional. A esto hizo referencia Diego Lajst, protesorero de Boca que también forma parte del consejo del fútbol juvenil y es responsable del predio de Ezeiza.

"En el contexto de país en que vivimos es difícil convencer a un jugador de esperar a jugar en la Primera de Boca antes de ser transferido. Las de Balerdi o Colidio fueron situaciones difíciles. Es complicado convencer a un chico de negarse a hacer un contrato en Europa. Se lleva a una discusión familiar que juega a favor de un ingreso económico que nuestro club no puede igualar", reflexionó Lajst.

El directivo que también forma parte del aparato oficialista y suele viajar con las delegaciones xeneizes reveló que las consultas de los intermediarios extranjeros por los valores de la institución son constantes: "Se acercan a charlar y preguntan por la situación contractual o coyuntura de determinado jugador. Por eso a los juveniles les hablamos de la responsabilidad de llevar el escudo de Boca, que siempre es más observado".

Hay una serie de ítems en los que Boca se basa para rubricar los primeros contratos con las potenciales estrellas. Una vez que el futbolista cumple los 16, pasa a consideración del entrenador de su categoría, el coordinador general y la secretaría técnica si es recomendable "blindarlo" mediante un vínculo formal. Si estos filtros coinciden, la dirigencia tiene la palabra final.

Los juveniles que están haciendo la pretemporada con el plantel profesional “xeneize”
Los juveniles que están haciendo la pretemporada con el plantel profesional “xeneize”

En líneas generales, los jugadores xeneizes que integran los seleccionados nacionales Sub 15, Sub 17 y Sub 20 firman su primer contrato antes del salto al plantel profesional. Y obviamente suman sus chances los que participen en campeonatos oficiales, tales como Sudamericanos o Mundiales, con la Albiceleste.

Pero además, los chicos convocados por el director técnico de la Primera para realizar pretemporada con los profesionales o forman parte de las listas de buena fe en los certámenes internacionales (Libertadores, Sudamericana o algún otro) son los que cuentan con más chances de pasar por la oficina presidencial, lapicera en mano, para dejar de ser amateurs.

SEGUÍ LEYENDO