Sergio Romero fue convocado para la gira por Estados Unidos, pero no tendrá minutos en cancha. La oportunidad de Rulli ante Guatemala y el recambio de Armani frente a Colombia dejaron a Chiquito en el banco de relevos.

Como lo explicó el entrenador, Lionel Scaloni, la decisión se basó en el estado físico del ex Racing, quien todavía no se encuentra al 100 % de la lesión que lo marginó de la Copa del Mundo en Rusia.

Más allá de su ausencia, el hombre del Manchester United es uno de los referentes del plantel que conformó el DT interino. Incluso se barajó la posibilidad de que fuera el capitán en el choque frente a los centroamericanos. Por lo tanto, cada vez que brinda una entrevista, Romero deja conclusiones contundentes por no apostar al tradicional cassette que usa la mayoría de los futbolistas.

"Mis amigos se tomaron un descanso, pero van a volver a ponerse la camiseta de la Selección", dijo Chiquito en referencia a las figuras que no fueron tenidas en cuenta para los amistosos en el país del norte.

Sus palabras dedicadas a Lionel Messi, Gonzalo Higuaín, Sergio Agüero o Éver Banega (por citar algunos integrantes de la mesa chica de la Pulga) no mermaron. "Esa camada de jugadores es de las mejores de la historia de Argentina", concluyó el arquero.

Los únicos jugadores que no volverían en el futuro son Javier Mascherano y Lucas Biglia, quienes renunciaron a la Selección luego del fracaso que se produjo en Rusia, donde el equipo de Jorge Sampaoli finalizó en el puesto 16, producto de una victoria (2-1 a Nigeria), un empate (1-1 con Islandia) y 2 derrotas (0-3 con Croacia y 3-4 ante Francia).

Seguí leyendo