A los 64 años, murió René Orlando Houseman, quien padecía cáncer de lengua desde octubre pasado. En la última semana, se habían pedido dadores de sangre para ayudar a su recuperación.

El mundo del fútbol se vio movilizado por la noticia, que se dio poco después de la pérdida de otro campeón mundial del 78, como Rubén Galván. El Loco es el tercer campeón argentino fallecido, recordando también al cordobés José Luis Cucciufo, quien formó parte de la Selección en México 1986.

Los mensajes de apoyo para el oriundo de Santiago del Estero se habían multiplicado en los últimos meses, cuando se dio a conocer su enfermedad. "Nuestro querido René atraviesa un difícil momento de salud", había anunciado el Club Atlético Excursionistas, institución en la que se retiró como futbolista en 1985 y con la que estaba identificado, al igual que con Huracán.

Atravesó varios tratamientos por su adicción al alcohol y los fines de semana se mostraba del otro lado del tejido en los partidos que jugaban Excursionistas y Huracán.

Houseman vistió las camisetas de Defensores de Belgrano, Huracán, River, Colo Colo de Chile, AmaZulu de Sudáfrica e Independiente, además de la de Excursio y la de la Selección. Fue pieza clave en dos equipos dirigidos por César Luis Menotti: el Globo campeón del Metropolitano 1973 y Argentina en la Copa del Mundo de 1978.

Además, disputó el Mundial de Alemania en 1974, en el que se destacó y convirtió tres goles. También formó parte del Rojo que se coronó en la Libertadores y la Intercontinental de 1984.

SEGUÍ LEYENDO