(Télam)
(Télam)

El 24 de octubre, en el estadio Monumental, comenzará a develarse qué equipo argentino disputará la final de la Copa Libertadores: River o Lanús. Y, de cara a ese duelo trascendental, la dirigencia de River evalúa la posibilidad de reforzar con un delantero el plantel que conduce Marcelo Gallardo. No por disconformidad con Ignacio Scocco, autor de 11 goles en 11 partidos con la camiseta del Millonario, sino para sumar una variante luego de la partida de Lucas Alario al fútbol alemán. Y el nombre que suena con más fuerza es el de un ex Boca: Darío Cvitanich, hoy atacante de Banfield, de 33 años. Por el momento, sólo hubo contactos informales, y la dirigencia del club del Sur prefiere no desprenderse del futbolista, una de las figuras del plantel que dirige Julio Falcioni. Sin embargo, tratándose de un jugador experimentado que en su momento se incorporó en libertad de acción, si la oferta es tentadora, los directivos aceptarán la transferencia.

El momento de su incorporación (@CAB_oficial)
El momento de su incorporación (@CAB_oficial)

¿Y qué monto sería atractivo para los dueños de la ficha? "Entre cinco y seis millones de dólares", le aseguró a Infobae una fuente de la dirigencia de Banfield. La cifra es importante, pero puede diluirse si River incluye en la negociación el pase de Nicolás Bertolo, que se encuentra cedido en el Taladro. En esas condiciones, el pase podría hacerse. El futbolista, en tanto, se mantiene expectante. Ante las autoridades de su club no metió especial presión, pero la oportunidad lo moviliza. Está también el condimento extra para los hinchas de su actual hogar: si se muda a Núñez, puede ser verdugo en la Copa de Lanús, clásico rival de Banfield.

River-Lanús, el duelo que definirá al finalista argentino en la Copa
River-Lanús, el duelo que definirá al finalista argentino en la Copa

"Me preocupa si nos quedamos sin Darío porque es un referente importante y un hombre clave dentro del campo", advirtió Julio Falcioni, entrenador del Taladro, sobre la posibilidad de perder a su goleador: convirtió 14 goles desde su regreso a la institución, tras un paso por el fútbol de Estados Unidos. "Es un mérito de Darío haber venido tras estar mucho tiempo fuera del país, ponerse bien, trabajar y ser apetecido por su fútbol. Después ya son decisiones dirigenciales y seguramente del jugador", concluyó el Emperador.

LEA MÁS: