El Laboratorio de Genética Forense de Gendarmería está diseñado para analizar muestras biológicas de origen humano con el fin de dar respuesta a las necesidades periciales de la justicia a nivel nacional. Foto: Fernando Calzada/DEF.
El Laboratorio de Genética Forense de Gendarmería está diseñado para analizar muestras biológicas de origen humano con el fin de dar respuesta a las necesidades periciales de la justicia a nivel nacional. Foto: Fernando Calzada/DEF.

La Gendarmería Nacional inauguró esta semana su Laboratorio de Genética Forense y presentó el Móvil de Genética Forense con Módulo Externo, que permitirá transportar la tecnología del laboratorio a cualquier lugar que se requiera, por ejemplo, para la identificación de víctimas de un accidente o delito.

Con tecnología de punta, estos nuevos equipamientos están diseñados para brindar una pronta respuesta a los requerimientos judiciales, apoyo a actividades operativas de la Gendarmería, determinaciones de muestras biológicas de origen humano, de perfiles genéticos, cotejos y finalmente la identificación de personas y análisis de filiación.

DEF dialogó con Primarosa Chieri, la reconocida genetista ítalo-argentina que se desempeña como coordinadora en la Dirección de Criminalística Forense de la Gendarmería, que ahora suma a su estructura el flamante laboratorio. La especialista aseguró que, con las nuevas instalaciones, en un futuro cercano, la Gendarmería podría desarrollar tecnología muy nueva, conocida como inteligencia forense del ADN, que le permitirá a partir de una muestra de ADN, obtener ciertas características externas de un individuo, como el color de ojos, la talla, el color de piel.

"El día de mañana, la medicina forense va a poder poner una fotografía del presunto agresor, sin tener testigos, simplemente contando con un pelo, o una gota de sangre que se haya levantado en la escena del crimen", vaticinó Chieri.

Primarosa Chieri, coordinadora en la Dirección de Criminalística Forense de la Gendarmería Nacional. Foto: Fernando Calzada/DEF.
Primarosa Chieri, coordinadora en la Dirección de Criminalística Forense de la Gendarmería Nacional. Foto: Fernando Calzada/DEF.

-¿Cuál es la importancia de contar con tecnología de punta para realizar perfiles genéticos?
-El ADN es una prueba fundamental que colabora con la justicia desde hace muchos años, y es imprescindible. Prácticamente no hay ningún juicio donde no esté aplicada la prueba de ADN. Cuando las pruebas de ADN convencionales fracasan en la identificación del donante y no hay coincidencia en la base de datos del Registro Nacional de Datos Genéticos Vinculados a Delitos Contra la Integridad Sexual (CODIS), es necesario buscar caminos alternativos para orientar las investigaciones policiales y así poder identificar el autor desconocido de un acto criminal. Hoy, con la prueba de ADN no solamente se puede hacer la identificación del supuesto agresor o criminal, sino que, además, a partir de la revolucionaria técnica denominada New Generation Sequencing (NGS, del inglés secuenciamiento de nueva generación), se podrá aplicar la denominada inteligencia forense del ADN. En un futuro cercano, el laboratorio de la Gendarmería podría incorporar aparatos necesarios para esta nueva tecnología.

-¿En qué consiste la inteligencia forense del ADN?
-Quiere decir que si en la escena del crimen se levanta una evidencia donde se pueda extraer el ADN, y aunque no haya ningún testigo que pueda informar cómo pueden haber acontecido los sucesos y no se haya podido hacer identificación a través de los bancos de ADN, la Justicia podrá acudir al aporte de la muestra de ADN, que podrá dar el color de los ojos de ese individuo, el color de la piel, el color del pelo, la talla, la edad, y algunos rasgos faciales. Esto, a partir de la tecnología de secuenciación del ADN o NGS, que revoluciona el mundo de la medicina forense y la genómica. Es tecnología muy nueva.

– ¿Qué es el secuenciamiento de nueva generación o NGS?
-Se trata de todas las tecnologías destinadas a llevar a cabo la secuenciación masiva a gran escala de cualquier muestra de ADN –aun la más degradada–, permitiendo no solamente la identificación a partir del perfil obtenido, sino también poder determinar características externas del individuo, como la del color de los ojos. Los laboratorios del mundo se están volcando a estudiar y a implementar esta tecnología, que por el momento es costosa y compleja.

-¿Esto se podrá hacer en el nuevo laboratorio de Gendarmería?
-El laboratorio de la Gendarmería se encuentra capacitado para incorporar en un futuro este tipo de procedimientos, que en su mayoría se encuentran en etapa de investigación. En algunos centros forenses europeos se está aceptando como prueba para la justicia algunas características externas como el color de los ojos.

El secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, junto al director de la Gendarmería Nacional, comandante general Gerardo José Otero, recorren el módulo externo del flamante móvil de genética forense. Foto: Fernando Calzada/DEF.
El secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, junto al director de la Gendarmería Nacional, comandante general Gerardo José Otero, recorren el módulo externo del flamante móvil de genética forense. Foto: Fernando Calzada/DEF.

-¿Qué es el CODIS y por qué es importante que la Gendarmería lo haya incorporado en su laboratorio forense?
-El CODIS es el Registro Nacional de Datos Genéticos Vinculados a Delitos Contra la Integridad Sexual, creado a partir de la Ley N.º 26.879, y que se ha incorporado y está en este, que es uno de los laboratorios mejor equipados que tiene la Argentina y será sumamente beneficioso para la justicia. En realidad, todo esto se hace para ayudar a la justicia a revelar y resolver las causas penales. En todo esto, el aporte del ADN es fundamental.

-¿Qué destacaría del valor de la prueba del ADN en la actualidad?
-Vale decir que hoy por hoy la prueba de ADN se ha ampliado muchísimo, porque el día de mañana, la medicina forense va a poder poner una fotografía del presunto agresor, sin tener testigos, sin tener nada, teniendo simplemente un pelo, una gota de sangre que se haya levantado en la escena del crimen. Creo que hoy por hoy la ciencia forense está apoyada en dos pilares: las pruebas de ADN y la prevención del ciberdelito, dos cosas que en la Gendarmería se están haciendo y se está trabajando cada vez mejor. La inauguración de este laboratorio está demostrando el valor que se le está dando a esta prueba, y más adelante, se verá lo avanzada que está la lucha contra el ciberdelito.

El nuevo Móvil de Genética Forense permitirá transportar la tecnología del laboratorio a cualquier lugar que se requiera. Foto: Fernando Calzada/DEF.
El nuevo Móvil de Genética Forense permitirá transportar la tecnología del laboratorio a cualquier lugar que se requiera. Foto: Fernando Calzada/DEF.

– ¿Sería importante poder contar con un registro digital donde se pueda acceder a la historia clínica del individuo en los casos en donde se quiera identificar a una víctima y no haya familiares?
-Si no existe un familiar cercano, se puede recurrir a la historia clínica, a la ficha odontológica, etc. A mí me ha tocado en más de una oportunidad actuar en casos en los cuales el padre o la madre fallecieron, sobre todo en caso de filiaciones o de herencias. En estos casos también se pueden utilizar muestras de anatomía patológica, de biopsias que se le hayan hecho al individuo por distintos tipos de enfermedades, se judicializa el caso, se analiza la muestra en el laboratorio donde lo tengan, se extrae el ADN de esa persona con técnicas un tanto complejas y, a partir del perfil obtenido, se identificará a la persona.

El laboratorio

El Laboratorio de Genética Forense de la Gendarmería Nacional y el Móvil de Genética Forense con Módulo Externo fueron inaugurados por el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, y el director de la Gendarmería Nacional, comandante general Gerardo José Otero.

El director de la Gendarmería Nacional, comandante general Gerardo José Otero. Foto: Fernando Calzada/DEF.
El director de la Gendarmería Nacional, comandante general Gerardo José Otero. Foto: Fernando Calzada/DEF.

En diálogo con DEF, Burzaco afirmó: "Para mí este es un evento superlativo porque pone a la Gendarmería a la vanguardia de las capacidades de la ciencia y la genética forense". Otero, por su parte, destacó: "Este laboratorio tiene la finalidad de posicionar a la Fuerza en primer nivel internacional en lo que es genética forense combinando tecnología, recursos humanos y valores".

"El Laboratorio Móvil de Genética Forense, nos da no solo respuesta a nosotros, sino a la Justicia, en los lugares donde suceden los hechos graves, relevantes, como catástrofes, para poder dar in situ y de manera inmediata soluciones", agregó Otero.