Por Ana Alvarado

Minas
Minas

A principios del año 2018 nos reunimos en un espacio de ensayo de la calle Sánchez de Bustamante, las actrices Silvia Hilario, Milagros Gallo y Andrea Jaet con Ana Alvarado (quien escribe), directora teatral.

Nos conocíamos porque todas llevamos mucho tiempo trabajando en el mundillo teatral independiente u oficial de nuestra querida CABA pero habíamos dejado de vernos.

Allá lejos, en los años 90, circulábamos por esa usina teatral que era el teatro off de la zona del Abasto, reconocido en todo el mundo como una plaza teatral de indiscutible calidad y vitalidad. Cada una siguió vinculada al teatro. Como actrices, directoras, docentes universitarias, gestoras o productoras,seguimos siempre ligadas al quehacer teatral y a la investigación y experimentación en artes escénicas.

Habíamos llegado al día de nuestro encuentro por una publicación mía en facebook sobre La Casa de Bernarda Alba, de Federico García Lorca. Actrices, amigas mías en las redes, leían mi posteo y me escribían…¿Por qué no la hacemos? juntémonos y veamos cómo, etcétera. Me impactó cuántas actrices de mediana edad tenían ganas de juntarse y actuar, simplemente por el deseo y la pasión de hacerlo, sin preguntar el cómo o ¿Qué producción hay?¿Cuánto voy a ganar? y otros temas totalmente lógicos y naturales y dije qué bueno, yo soy igual.

Finalmente, nos juntamos las cuatro que nombré, descartamos la obra de Lorca pero seguimos leyendo obras que tuviesen tres personajes femeninos protagónicos. Fue largo y pasamos por grandes tragedias y dramas alemanes, pero … no encontrábamos nuestro material. Las temáticas nos parecían demasiado duras, demasiado livianas o nos parecía que no le hablaban al público local.

Frente a la imposibilidad y ya cerca del fracaso, le hablé a Mauricio Kartun y le pedí consejo y me dijo: Recuerdo que leí esta obra hace un tiempo y me resultó muy divertida. Es para tres actrices. Y el maestro es siempre palabra mágica.

La obra era MINAS de Diana Amiama, autora argentina. Desde la primera lectura ya nos resultó divertida y cada una eligió, sin conflicto, el personaje que mejor le cuadraba.

Ana Alvarado
Ana Alvarado

La obra toca un tema sensible y actual, poniendo en crisis la mirada femenina sobre sus propios deseos, profesiones, la familia y la pareja.Por otra parte, decidimos que se ubicaba en los años 90, con todo lo que eso significa en el sentido estético,frivolidad y códigos. Tratamos de mostrar la vida y los pensamientos en torno a la vida laboral y afectiva de mujeres adultas en esa etapa del país. Tocadas por el pasado de violencia política pero también insertas en la clase media de esa época, con vínculos tradicionales con sus parejas, trabajos y profesiones que parecen frenar otras opciones vitales y también, por aspectos vinculados a la liberación femenina muy en ciernes o confusos.

Mientras por fuera de la sala de ensayo las mujeres nos poníamos activas, en la calle y con pañuelos verdes. Se generaban asociaciones y todo tipo de grupos femeninos para pensarse el género dentro de la cultura. Eso nos afectó, nos puso en crisis y pensamos que quizás la obra no le hablaba a las mujeres actuales y que no la iban a entender o aceptar.

Pero luego nos contestamos que sí y que era bueno e importante que las mujeres actuales supieran que no hace tantos años una mujer de clase media urbana hablaba de si seguir siendo mantenida por el marido o no y de que los hijos se traumaban si sus padres se divorciaban o si su madre armaba una pareja nueva con una mujer.

Estas mujeres, las de MINAS repasan sus vidas en una noche, se ríen, lloran, discuten y consumen todo lo estimulante que pueden. Son iguales a todas las mujeres del mundo cuando están entre viejas amigas. Se divierten y se confiesan.

En ese sentido, nos dimos cuenta que MINAS produce un acercamiento con el público femenino, favoreciendo comprensiones y ternuras entre las mujeres adultas y las jóvenes actuales.

Y estrenamos…y vinieron hombres y mujeres y muchos de mediana edad como los personajes pero también jóvenes y se divierten y se van pensando. La obra de Diana Amiama, tiene mucho atractivo para las mujeres de mediana edad que se identifican y disfrutan con los personajes que muy sólidamente encarnan las tres actrices.

La risa y la melancolía son estados que alternativamente comparten la escena y la platea.

*Minas
Teatro El Extranjero
Valentín Gomez 3378
Entradas: $350. Estud y Jub $300
Menores de 28 años: $200
Informes y reservas: 4862-7400 o por Alternativa teatral

SIGA LEYENDO