Laura Ferreyra y Maribel Zoccaliz participaron en la final de un concurso de asadores en Santa Fe el mes pasado
Laura Ferreyra y Maribel Zoccaliz participaron en la final de un concurso de asadores en Santa Fe el mes pasado

Que las mujeres, cada vez más, se cargan al hombro la cautivante tarea de preparar un asado, no es ninguna novedad. Por citar un ejemplo, Asadoras Argentinas, una numerosa comunidad de Facebook que nuclea a más de 68 mil mujeres "militantes de la parrilla", aportó a cuatro competidoras -las únicas femeninas- en el primer Mundial de Asado que se organizó en Chile en enero pasado.

En esa línea se inscriben las historias de Laura Ferreyra, de 45 años, y Maribel Zoccaliz, de 22, a quien las une una pasión: la cocina. Sin conocerse, el año pasado se inscribieron en el Centro de Formación Profesional y Laboral 402 de Berazategui, donde ambas nacieron, y comenzaron con la carrera de gastronomía. Juntas, el mes pasado, llegaron a estar entre los finalistas de un campeonato de asadores en Santa Fe. Y van por más: este domingo competirán en el Torneo del Gran Asador en la localidad de Moreno.

Ferreyra es organizadora de eventos en Berazategui, se encarga de la decoración, la gestión y la supervisión de casamientos, cumpleaños y bautismos. Pero lo que más le gusta es estar en la cocina: ayudando al personal y dirigiendo a los mozos.

Laura Ferreyra es organizadora de eventos y le encanta asar para su familia
Laura Ferreyra es organizadora de eventos y le encanta asar para su familia

En 2018 conoció a Zoccaliz en el primer año de la carrera de gastronomía, donde le enseñaron platos básicos. "Este año cursamos juntas el segundo nivel que es más complejo, con platos gourmet e internacionales. Nuestro instructor, Antonio Argüello, nos incentivó a participar de un concurso para elegir a los mejores asadores y junto a otros compañeros quedamos seleccionadas. Tenemos un gran agradecimiento con la escuela, sobre todo con nuestro instructor y con la directora, Dora Rapetti", explicó Ferreyra.

Fue así que viajaron a la localidad santafesina de San Justo, a principios de mayo, para participar del Campeonato de Asadores en la feria ArgenCarne. Ellas eran las únicas mujeres entre un mar de parejas de hombres que las observaban con asombro.

"Fue una experiencia inolvidable: algunos hombres nos miraban pero muchos nos felicitaban, nos venían a saludar y hasta se sacaban fotos con nosotras", contó Ferreyra. El desafío constaba en asar carne de cordero, de cerdo y de vaca.

Zoccaliz, de 22 años y Ferreyra, de 45, se conocieron en el Centro de Formación Profesional y Laboral 402 de Berazategui, donde ambas estudian gastronomía
Zoccaliz, de 22 años y Ferreyra, de 45, se conocieron en el Centro de Formación Profesional y Laboral 402 de Berazategui, donde ambas estudian gastronomía

Según contaron a Infobae, durante el concurso recibían la arenga del público. "A mí ni se me había cruzado por la cabeza de que no iba a haber mujeres compitiendo. Muchas venían a felicitarnos, nos daban aliento", afirmó Zoccaliz.

Asadora oficial

Ferreyra reparte su tiempo entre su trabajo como organizadora de eventos, las clases en la escuela de gastronomía y su familia. Sin dudar, responde "asado" a la pregunta sobre cuál es su plato favorito para cocinar. En su casa, ella se encarga de todo: desde elegir los cortes en la carnicería hasta controlar la carne hasta que esté cocida en su punto justo.

"Lo que más me gusta es prender el fuego y compartir con la familia. Pruebo condimentos nuevos, cocino con papel aluminio, me gusta innovar con la parrilla. Hay que entender que la mujer no solo puede hacer comida de cocina", afirmó Ferreyra.

Si no hay leña, asa con carbón. Como todo asador su secreto es la paciencia: "Un costillar chico de unos siete kilos me lleva unas cuatro, cuatro horas y media. Lo hago tranquila, despacio, con poco fuego alrededor", contó.

Este domingo ambas participarán del Torneo del Gran Asador en la localidad de Moreno
Este domingo ambas participarán del Torneo del Gran Asador en la localidad de Moreno

Maribel Zoccaliz define a su compañera como "la máster de la parrilla". "Laura es una gran persona: muy buena y humilde. Le pone mucha fe a la cocina: yo la acompaño pero la que sabe es ella", contó la joven, que desde chica estuvo relacionada con el sector. Trabajó en una panadería, en eventos y hasta fue bachera. "Empecé a estudiar porque quería capacitarme y aprender aún mas sobre gastronomía", explicó.

Este domingo competirán en el Torneo del Gran Asador en la localidad de Moreno. "Seremos un equipo de cuatro personas: Laura, el instructor, otro compañero y yo. El desafío es asar un costillar que nos entregan a las once de la mañana y hay que presentarlo a las tres y media de la tarde", explicó Zoccaliz.

Y esperan llegar a más: el equipo se está preparando para la quinta edición del Torneo Nacional de Cocina de la Unión de Trabajadores Gastronómicos de la República Argentina (UTGRA), con quien la escuela tiene un convenio, que se realizará en unos meses en la provincia de Catamarca. Luego, en diciembre, aspiran a recibirse de chefs profesionales.