Por las inundaciones, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires realizó un ajuste 200 mil hectáreas en su proyección de siembra de soja. (REUTERS/Marcos Brindicci)
Por las inundaciones, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires realizó un ajuste 200 mil hectáreas en su proyección de siembra de soja. (REUTERS/Marcos Brindicci)

Frente al complicado panorama debido a las inundaciones en distintas provincias del país, en su informe semanal publicado esta tarde, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) recortó la estimación de siembra de soja en 200.000 hectáreas. De esta forma la proyección de área se ubica en 17.700.000 hectáreas.

De confirmarse esta cifra, se igualaría el área sembrada durante la campaña pasada, pero los especialistas de la bolsa porteña no descartan seguir ajustando en función de la evolución del clima durante lo que resta de la ventana de siembra.

El informe de la BCBA estima que un 17,2% de las 17.500.00 hectáreas sembradas hasta la actualidad registran una condición de exceso hídrico, lo que significaría que más de 3 millones de hectáreas acumularon abundantes precipitaciones. La mayoría de estas hectáreas están ubicadas en Chaco, Santiago del Estero, centro y norte de Santa Fe y amplios sectores de Entre Ríos.

Hasta el momento no se pudo definir cuanto de dicha superficie pasará a pérdida, y eso va a depender de cómo evolucionen las condiciones climáticas.

El panorama muestra cómo se agravó la condición hídrica, aunque hay buena expectativa ya que buena parte del área afectada "aún se encuentra tolerando los excesos de humedad, con un 9,9% del área sembrada que atraviesa una condición de cultivo regular a mala, siendo esta la variable a seguir durante las próximas semanas", precisaron desde la Bolsa de Cereales de Buenos Aires

Siembra de maíz

Las lluvias de las últimas semanas que se registraron en el norte del área agrícola también provocaron demoras en la siembra de maíz. Los acumulados de precipitaciones han generado falta de piso, aunque todavía quedan por delante dos semanas de ventana de siembra.

Los cuadros tempranos del cereal mantienen una muy buena condición de cultivo, con buenas expectativas de rendimiento.

Las tareas de siembra de concentraron con la incorporación de lotes tardíos en Buenos Aires, Córdoba y La Pampa. Hasta el momento se ha sembrado el 89.3% del área proyectada en 5.800.000 hectáreas.