Especialistas de EsSalud dividen un hígado para salvar la vida de un bebé y un adulto en éxitosa operación

Mediante la técnica “split”, se hicieron dos trasplantes que beneficiaron a pequeño de 11 meses y a un adulto.

Especialistas de EsSalud dividen un hígado para salvar la vida de un bebé y un adulto en éxitosa operación | Prensa Essalud
Especialistas de EsSalud dividen un hígado para salvar la vida de un bebé y un adulto en éxitosa operación | Prensa Essalud

Una nueva técnica llamada “split” se realizó para beneficiar a un pequeño de 11 meses y a un adulto. Y es que, por primera vez los especialistas de trasplante hepático del Hospital Edgardo Rebagliati Martins de EsSalud realizaron con éxito la división de un hígado de donante cadavérico con la técnica “split” para poder trasplantarlo en un bebé de 11 meses de nacido en el mencionado nosocomio, mientras que la otra parte se hizo lo propio en un adulto del Hospital Guillermo Almenara.

Gracias a esta intervención quirúrgica de alta complejidad, el menor Ethan Rafael tendrá la oportunidad de tener una mejor calidad de vida al superar la insuficiencia hepática que ponía en riesgo su vida.

El doctor Edgard Miguel Siccha, gerente de la Red Prestacional Rebagliati, explicó que la técnica “Split” es un procedimiento quirúrgico en el cual se divide en dos partes el hígado de un donante cadavérico para obtener dos injertos que beneficiará a dos receptores, incrementando el número de implantes hepáticos en la población infantil y resolviendo la escasez de donantes.

A su vez, informó que al niño se le trasplantó el segmento II y III del hígado de un donante cadavérico de 15 años, el cual tuvo que ser reducido quirúrgicamente para adecuarlo a su peso corporal, ya que el nuevo órgano implantado pesa 217 gramos, que es igual al 3.5% del peso de un bebé (límite superior para una adecuada función del hígado implantado).

Cabe señalar que el pequeño Ethan tenía una enfermedad hepática terminal por atresia de vías biliares, enfermedad que afecta a las vías biliares causando obstrucción del flujo de la bilis, produciendo ictericia (piel y escleras amarillas), desnutrición (por malabsorción de los alimentos), sangrado digestivo, y más complicaciones en el paciente.

Después de las evaluaciones que corroboraron la compatibilidad para el trasplante, el equipo multidisciplinario de esta Unidad Pediátrica, conformado por cirujanos, gastroenterólogos, anestesiólogos, cardiólogos, enfermeras, técnicos de enfermería y tecnólogos médicos, procedió a ingresar al paciente a sala de operaciones el pasado 17 de mayo, cuya intervención duró cerca de 20 horas.

Por su parte, la madre del niño trasplantado expresó su agradecimiento a los doctores que estuvieron en la cirugía y que siguen pendientes de la recuperación de su bebé. “Como madre me siento reconfortada y satisfecha por la oportunidad que me da la vida de seguir compartiendo con mi hijo”, mencionó

Desde el 2016 a la fecha, el Hospital Rebagliati realizó alrededor de 50 trasplantes de hígado pediátrico y durante el presente año ya se han realizado cinco. Actualmente, se han adoptado nuevos protocolos y procedimientos de atención con características específicas debido a la pandemia por el nuevo coronavirus.

Finalmente, hoy en día, estas intervenciones quirúrgicas han sido retomadas de manera exitosa con todas las medidas sanitarias de bioseguridad que exige la pandemia para este tipo de cirugías de alta especialización.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR