Pedro Castillo responderá este martes sobre presuntas irregularidades en el proceso de ascensos en las FF.AA.

Presidente de la República se encuentra en Cajamarca y mañana será interrogado sobre el escándalo de los ascensos dentro de las Fuerzas Armadas.

| Foto: Agencia Andina
| Foto: Agencia Andina

Este martes 28 de diciembre el presidente de la República, Pedro Castillo, recibirá a la fiscal de la Nación Zoraida Ávalos, quien lo interrogará en calidad de testigo en el marco de la investigación preliminar al exministro de Defensa, Walter Ayala, y al ex secretario general de la presidencia, Bruno Pacheco, por los presuntos delitos de abuso de autoridad y patrocinio ilegal por los polémicos ascensos en las Fuerzas Armadas.

Fue el mismo mandatario, quien acudió a la Fiscalía de la Nación para pedir a Zoraida Ávalos que se tome su declaración en el marco de las investigaciones que ya están siguiendo su curso.

El pasado mes de noviembre, el excomandante general del Ejército, José Vizcarra Álvarez, denunció que Ayala, Pacheco y también el presidente Castillo lo presionaron para ascender irregularmente a militares allegados al gobierno, entre ellos los coroneles EP Ciro Bocanegra Loayza y Carlos Sánchez Cahuancama.

Vizcarra se presentó ante el Congreso de la República y posteriormente entregó los chats de WhatsApp que intercambió con los involucrados, entre los que destaca el mismo Pedro Castillo, quien le pidió coordinar temas urgentes con Pacheco sobre los ascensos en las FF.AA.

Durante el interrogatorio, la Fiscal de la Nación deberá preguntar si el mandatario reconoce o no los mensajes que tuvo con Vizcarra y de no hacerlo, es potestad de Ávalos el pedir un peritaje que demuestre que estas conversaciones son verdaderas.

De aceptar que sí mantuvo conversación con el exjefe del Ejército, Castillo Terrones podría ser incluido en la investigación preliminar junto a Pacheco y Ayala.

Además, en la misma diligencia el mandatario tiene que aclarar si tenía conocimiento sobre la actuación de Pacheco y si le dio alguna orden a su exsecretario para tomar su nombre al momento de realizar tales exigencias.

Asimismo, para los abogados penalistas, es una buena oportunidad para que Ávalos le solicite a Castillo que exhiba de manera voluntaria sus conversaciones de WhatsApp.

CASOS QUE LA FISCALÍA NO SE PRONUNCIA

Pero el caso de los polémicos ascensos no son los únicos por los que Pedro Castillo debe responder, pues aún existen temas por lo que el mandatario debe explicaciones y también la Fiscalía de la Nación.

Licitación en Petro-Perú: Pedro Castillo recibió el 18 de octubre en su despacho a Karelim López, al gerente general de Petro Perú y a Samir Abudayeh, gerente de Heaven Petroleum, empresa que luego de esta reunión ganó una licitación de 74 millones de dólares en Petro-Perú. Este caso implicaría al presidente de la República.

Millones de Provías: La Procuraduría General denunció a Castillo por el caso Provías ante la Fiscalía de la Nación e hizo un pedido explícito a Ávalos para que inicie una investigación preliminar contra el mandatario por los presuntos delitos de tráfico de influencias y patrocinio ilegal.

Reuniones en Breña: Pedro Castillo hasta el momento no remite el registro de las visitas paralelas que ha tenido en esta vivienda. El presidente tampoco ha dado explicaciones sobre los temas tratados en esta vivienda con empresarios, políticos y hasta ministros.

EL SILENCIO DE CASTILLO

Sofía Córdoba, directora de Educación Continua de la Facultad de Ciencias de la Comunicación USMP, analizó para Infobae Perú el desempeño del mandatario y señaló que hay muchos temas pendientes en el aspecto comunicacional. Sobre todo, porque es un hombre que parecía cercano a la población, que rompía esquemas al venir de una zona rural. Y a pesar de poder hablar de manera informal con un lenguaje cotidiano, nada de eso se ha venido dando.

“No es el típico político tradicional, y se pensaba que su comunicación iba a ir en la misma línea, sin formalismos, pero con cercanía. Pero veo en 100 días algo que es un tremendo error, que es el silencio. Y a eso súmale el contexto, que es la inestabilidad política”, manifestó.

Añadió que esta estrategia de silencio es peligrosa, porque él es la cabeza visible del Ejecutivo. Entonces, lo que tenemos es un mandatario que carece de habilidades comunicacionales, que no sabe elegir las palabras adecuadas y que no tiene sentido de oportunidad para responder cuando la situación lo amerita. Para Córdoba, Castillo necesita urgente un asesoramiento en ese sentido.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR